Las decisiones de Hierro

Tras una fase de grupos con muchas dudas, el seleccionador debe resolver una serie de cuestiones para esta tarde, por ejemplo, si mantiene a Silva, quién acompañará a Busquets...

Fernando Hierro, en un entrenamiento./Efe
Fernando Hierro, en un entrenamiento. / Efe
Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

España y Rusia abren hoy segunda jornada de octavos de final. Ambos emparejados en la zona del cuadro que parece menos complicada, ven ante sí una gran oportunidad de llegar a la final.

En el recorrido de un Mundial hay momento para todos, o casi todos. Hoy ha llegado el de Fernando Hierro. El seleccionador, después de una primera fase donde España no ha alcanzado su nivel, su juego ofrece muchas dudas y varios jugadores titulares no pasan por su mejor momento, tiene que decidir si darle continuidad a un equipo que hasta este momento se ha mostrado frágil, o por el contrario, cambiar el guion y darle alternativa a otros jugadores que están esperando su oportunidad aunque tengan menos experiencia en una cita de estas características.

No parece que tenga en mente cambiar de portero y De Gea seguirá estando en el once inicial. Tampoco que haya cambios en la defensa, a pesar de los despistes que ha tenido hasta el momento. El centro del campo es el que más dolores de cabeza le está dando. Cómo y quién o quienes tienen que ser el/los acompañantes de Busquets, sigue sin estar claro. De hecho es la posición que ha ido variando en cada encuentro. Empezó frente a Portugal con Koke, continuó contra Irán con Iniesta e Isco, y en el último partido frente a Marruecos con Thiago.

El equipo ruso se caracteriza por su intensidad y su velocidad en sus acciones. Posiblemente España necesite hoy tener un centro del campo más consistente y Koke entra en todas las quinielas para ser el acompañante de Busquets y que el centro del campo no pierda su estructura tácticamente.

Otra de las grande decisiones que tiene que tomar Hierro es si cree conveniente mantener a Silva. El jugador canario ha sido el mejor y más regular durante la fase de clasificación, pero ahora no atraviesa por un buen momento. No obstante de un jugador de su nivel y características siempre esperas que despierte en cualquier momento. Mantenerle o no en el once inicial es otra de las decisiones complicadas que tiene que tomar. De momento Isco es el que está ofreciendo el mejor nivel y el que está llevando la batuta del juego de La Roja.

Croacia contra Dinamarca

En el otro partido del día, Croacia, una de las favoritas, se mide a Dinamarca, que sin hacer ruido se ha metido en octavos. Muchas veces mides a los equipos por el rendimiento que dan cuando no se juegan nada. Te da el nivel de la plantilla, el compromiso de todos y lo enchufados que están. Croacia en la última jornada, con la clasificación en la mano y un equipo lleno de suplentes salvo Modric, al que también cambiaron en el minuto 64, ganó a Islandia y completó la fase de grupos con tres victorias.

Subacic, Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic, Brozovic o Kramaric, Rebic, Modric, Rakitic, Perisic y Mandzukic… De estos doce saldrá el equipo inicial. El seleccionador Dalic tiene un once de gran calidad que sabe perfectamente a lo que juega. Tal y como está el Mundial de incierto, Croacia asoma como una selección que por calidad, estructura y potencial puede hacer historia.

Enfrente tendrá a Dinamarca, que sorprendió a Perú en el primer partido y se coló de puntillas en los octavos de final con dos empates en sus dos siguientes encuentros. Los daneses seguramente se metan en su campo, permitan que Croacia lleve el peso del encuentro e intenten aprovechar alguna de las pocas ocasiones que puedan generar. A mi juicio, Schmeichel está siendo el mejor guardameta del campeonato y muchas de las aspiraciones danesas pasan por él y que pueda mantener su nivel. Con una victoria y dos empates no han perdido ningún partido.

Su estrella, Eriksen, apareció en el primer encuentro con una asistencia, y en el segundo con un gol. Dinamarca necesita que siga apareciendo en los metros finales y en los momentos decisivos. Eriksen junto con Schmeichel son el termómetro danés.