Primera División

El Madrid más coral de los últimos tiempos

El Real Madrid celebrando el tercer gol del equipo/AFP
El Real Madrid celebrando el tercer gol del equipo / AFP

El conjunto blanco lleva pleno de victorias en las tres primeras jornadas y un juego basado en la movilidad rápida de balón, la presión alta y el colectivo siempre por encima de las individualidades

MELISA CABALEIROMadrid

Que este Madrid es mejor que el del arranque liguero de la pasada temporada no es ninguna novedad. Sin Cristiano Ronaldo, el conjunto blanco recuperó la capacidad goleadora de su ataque, casi siempre eclipsado por los cerca de 50 goles que materializaba el luso campaña tras campaña. Un rol que parece haber heredado Benzema. El francés, totalmente desatado en ataque, ha asumido la difícil tarea de convertirse en el goleador de referencia. En los tres primeros encuentros de la 2017/18, Karim no consiguió marcar ni una sola diana y solo fue Bale el que cosechó un único tanto.

En esta campaña, las nubes negras que atravesaban la cabeza del galo cuando se perfilaba a portería, parecen haberse disipado. Benzema está firmando su mejor arranque liguero desde que está en Chamartín y se comporta como un auténtico 'killer': en apenas tres partidos lleva cuatro goles -cinco si se tiene en cuenta también el tanto marcado por el francés en la Supercopa de Europa- y dos dobletes en los dos últimos partidos, convirtiéndose en el actual pichichi de la competición.

Una excelente actitud que parece motivada por la confianza del míster en el '9' blanco. «¿Por qué no va a terminar Benzema con 30 o 40 goles?», afirmó el preparador en la rueda de prensa posterior al choque frente al Leganés. Además, la constante referencia a la importancia del equipo, parece que esté incentivando la mejor versión nunca antes vista del galo. «No hay obligatoriedad. El gol es trabajado por todo el equipo y uno tiene el honor, la cercanía y las cualidades de marcarlo», añadió Lopetegui.

Pero no es Benzema el único atacante que brilla en este Real Madrid. El otro superviviente de la caduca 'BBC', Gareth Bale también está firmando un excelente papel en estos primeros encuentros antes del parón de selecciones. El año pasado, el galés solo vio portería ante el Deportivo de la Coruña, anotando uno de los tres goles que le dieron la victoria al conjunto blanco. Una victoria, por cierto, que sería la única en los tres primeros partidos. El equipo cosechó después sendos empates ante Valencia y Levante. Esta temporada, Bale ha visto portería en tres de los tres partidos ligueros disputados: ante el Getafe y el Girona cerró el marcador mientras que frente al Leganés, fue el encargado de abrir la lata.

El francés y el galés fueron fijos en la delantera en los tres choques y acumularon entre ambos 16 remates: 10 de ellos fueron a puerta y 7 se convirtieron en goles para el equipo. Lo cierto es que Bale ha anotado en sus siete últimos partidos de Liga con el Madrid (cuatro en la 2017/18 y tres en la 2018/19), mientras que Benzema ha marcado a todos sus rivales en la Liga y, además, en apenas tres semanas lleva los mismos goles que la temporada pasada le costó tanto anotar. El galo tuvo que esperar hasta el descanso invernal para lograr anotar esos cinco goles que esta campaña le aúpan en lo más alto. Números que también mejoran los arranques ligueros de las cuatro anteriores temporadas, en las que el mejor registro se consiguió allá por la 2015/16, con 4 goles.

Y ya no es solo cuestión de números, sino de actitud. Anoche, todo el equipo se puso las pilas y ejecutó a la perfección las ideas que Lopetegui repite hasta la saciedad: importancia del equipo, presión alta, ayudas en defensa, buena movilidad de todos los jugadores, toque rápido de balón...El Real Madrid jugó un fútbol espléndido y logró batir un récord ante el equipo madrileño: 798 pases correctamente realizados, un dato nunca antes alcanzado y que supera el registro del Fútbol Club Barcelona de Ernesto Valverde.

Tres partidos y tres victorias

El buen juego del equipo fue un aspecto que quiso recalcar Marco Asensio, compañero en el once de Benzema y Bale ante el Leganés. «Estamos haciendo buenos partidos, buen juego. Los resultados están saliendo, estamos marcando goles. Tenemos una buena dinámica y es en la que hay que seguir», admitió el mallorquín. También fue preguntado por la diferencia del equipo con y sin Cristiano. «Cuando estaba (Cristiano) también éramos un equipo y todos aportábamos nuestro granito de arena. Él aportaba muchas cosas igual que ahora otros jugadores», afirmó el jugador tratando de restar importancia al hecho de que el portugués ya no forme parte de la plantilla.

Un buen juego que también tiene su reflejo en los puntos. Mientras que la temporada pasada los blancos apenas acumulaban 5 puntos en las tres primeras jornadas, esta campaña llevan pleno de victorias y 9 puntos que les colocan en segunda posición. Además, ya no solo marcan los delanteros. Sergio Ramos, encargado de ejecutar dos de los tres penaltis que se decretaron a favor del Real Madrid, lleva dos dianas y Dani Carvajal fue el encargado de abrir el marcador ante el Getafe en la primera jornada de Liga. «La temporada es muy larga y creo que es muy importante que todo el equipo esté metido. Todos vamos a tener minutos así que tenemos que estar todos disponibles», expresó el capitán. De esta manera, el equipo blanco empieza una Liga con tres victorias consecutivas por quinta vez en las últimas 27 temporadas y anota diez goles en las tres primeras fechas – solo uno menos que en su mejor arranque goleador con Cristiano Ronaldo en la plantilla-.

Fotos

Vídeos