Copa de la Reina

Casi 18.000 personas arropan al fútbol femenino en Granada

Búscate en las gradas de Los Cármenes/Pepe Marín
Búscate en las gradas de Los Cármenes / Pepe Marín

La afición colchonera mandó en la grada, pero las realistas reinaron en la previa y el marcador de un partido presidido por la reina Doña Letizia

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

El 11 de mayo de 2019 pasará a la historia como un punto de inflexión para el deporte español. Casi 18.000 personas celebraron en un marco incomparable, Granada, la fiesta más importante del fútbol femenino. Un abrazo social evidente a un feminismo balompédico que crece en calidad y apoyos. En un clima cálido por la temperatura y movidas por la ilusión, realistas y colchoneras se dieron cita en Los Cármenes para vivir la que sería una cita histórica. Ya desde el mediodía se aglomeraban en las calles aledañas al estadio las peñas de uno y otro equipo. Un día marcado en el calendario por ellas, principales protagonistas de una jornada que sirvió no sólo para disfrutar del mejor fútbol sino también para reivindicarlo. Las primeras horas de la tarde se colorearon de azul y blanco gracias a las txuri-urdines. Muchas llegaron desde el norte peninsular. Otros desde las provincias andaluzas, donde el 'realismo' goza de buena salud.

Más tarde llegó la marea atlética, mucho más acogida por los granadinos como propia por el guiño a los colores locales y el apego de muchos al escudo que defienden en la categoría masculina los de Simeone. Ambas aficiones ocuparon las zonas que la Policía Nacional les acotó y por donde llegaría más tarde el autobús de cada equipo. Las vascas bordearon el estadio por su Preferencia y bajaron hacia el acceso por el 'fondo del marcador' en el que se aglomeraban los txuri-urdines. Con la ikurriña a modo de capa y bufandas al viento, los blanquiazules recibieron a su equipo con alguna bengala. «Estamos muy ilusionadas, en un día especial para el equipo y también para nosotras», comentaba Anne, una seguidora desplazada desde San Sebastián. «Claro que podemos ganarle al Atlético. Por algo hemos llegado aquí y nos llevaremos la Copa», apuntó.

Recibiendo al Atlético se encontraban aficionados del Fútbol Base Totana con la Federación de Fútbol de Murcia venían a Granada para disfrutar el partido y, de paso, reivindicar la figura de la árbitra. Con la campaña 'Soy Árbitra' quieren defender la calidad de las colegiadas españolas y su integración total como asistentes y juezas principales en el fútbol masculino.

Aunque la batalla numérica en los exteriores parecía muy reñida, al entrar al campo mucho más de la mitad del colorido decantaba la balanza a favor de las colchoneras. Destacaba una pancarta para la granadina del Atlético, Esther, por parte de sus paisanos de Huéscar. Las colchoneras mandaron en el terreno de juego, sin suerte por el muro pétreo de las blanquiazules, y también en la grada. «¡Orgullosos de nuestras jugadoras!», cantaban los hinchas atléticos a un equipo al que mimaron tras el amargo pitido final. En el marcador, sin embargo, mandaron las realistas, que se encumbraron reinas en su pequeño reducto en el norte de Los Cármenes. Allá donde el azul y el blanco se fundían en abrazos de orgullosa incredulidad. De lo que no cabe duda es de que todas salieron ganando en otra prueba más de que el fútbol femenino merece quedarse bajo los focos de Granada, España y el mundo.

La reina Letizia: «Hay que empezar por el fútbol y seguir por los otros deportes»

En el palco estaban Francisco Cuenca, alcalde de Granada, el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y la reina Doña Letizia, encargada de entregar el trofeo por primera vez en la historia. «Es importante apoyar el deporte femenino. No sólo en el fútbol», explicó. Quiso también recordar que «las mujeres llevan muchos años compitiendo y destacando por su esfuerzo». Para la Reina, «hay que empezar por el fútbol, que es el deporte más mediático, para seguir con otros». Por último aseveró que esperaba entregar la Copa a las campeonas más veces.

Aficionados realistas no respetaron el minuto de silencio por Rubalcaba

Hubo pocos incidentes en una jornada festiva para el fútbol. Sí destacó lo acaecido en el minuto de silencio que se guardó por la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba, figura relevante de la política española . Un sector txuri-urdin comenzó a pitar y gritó «¡Rubalcaba asesino!». Cabe destacar que las banderas que coronan la grada de Preferencia ondearon a media asta en señal de duelo.

La afición atlética también protagonizó un incidente en los aledaños del estadio, cuando varios aficionados del 'Frente Atlético' comenzaron una pelea que acabó en estampida. «Las sillas y mesas salían volando cuando corrían. No estamos tranquilas», comentaba la encargada de la terraza en la que empezó la pelea. La rápida intervención policial evitó que adquiriera otra dimensión, apaciguando a los ultras colchoneros. «Ha sido normal, no hay detenidos», confirmaba un agente de seguridad. El 'Frente Atlético' entró escoltado al estadio después.