Decimocuarta etapa

Omar Fraile estrena el casillero español en este Tour

Omar Fraile celebra el triunfo a su llegada a Mende. /AFP
Omar Fraile celebra el triunfo a su llegada a Mende. / AFP

El ciclista de Santurce sobrepasa a Stuyvens a falta de dos kilómetros y cruza la meta con seis segundos de ventaja con Alaphilippe y el belga, y a 18 minutos del pelotón

COLPISA | AFPMende (Francia)

El ciclista vasco Omar Fraile (Astana) logró la primera victoria española en el Tour de Francia de 2018 al imponerse este sábado en la decimocuarta etapa, entre Saint Paul Trois Chateaux y Mende, sobre 188 km, mientras que el galés Geraint Thomas (Sky) mantuvo el maillot amarillo.

Un año después de haber conseguido una victoria de etapa en el Giro de Italia, Fraile, de 28 años, dejó atrás a una veintena de compañeros de escapada al inicio del último puerto de la jornada, la Cote de la Croix Neuve, de segunda categoría, con una ascensión de tres kilómetros y un 10,2% de pendiente, superando cuando quedaban unos 500 metros para la cima al belga Jasper Stuyven (Trek Segrafredo), que lideraba la carrera.

Fraile recorrió los 1.500 metros en bajada y en llano que separaban la cima del puerto y la meta, llegando con seis segundos de ventaja sobre el francés Julian Alaphilippe (Quick Step), que buscaba su segunda victoria de etapa y que pudo alcanzar a Stuyven, que entró en tercera posición con el mismo tiempo.

«Sólo me vi ganador a 200 metros de la meta. Sabía que Alaphilippe venía muy rápido y que si me agarraba antes de los últimos 300 metros me iba a ganar», señaló el ciclista del Astana.

Thomas, junto a su compañero en el Sky Chris Froome y el holandés Tom Dumoulin (Sunweb), llegó en el pelotón de favoritos a 18 minutos y nueve segundos de Fraile.

El colombiano Nairo Quintana entraría a 18:19, mientras que sus compañeros en el Movistar, Alejandro Valverde y Mikel Landa, cruzaron la meta a 18:38.

En la general, Thomas conserva su ventaja de 1:39 sobre Froome y de 1:50 respecto a Dumoulin, mientras que Landa se mantiene sexto, aunque ahora a 3:42, mientras que Quintana sigue octavo a 4:23.

«Si Chris y yo corremos el uno contra el otro, pareceríamos estúpidos», señaló Thomas. «La subida fue difícil, pero estamos muy satisfechos de nuestro resultado», añadió. Froome también acabó orgulloso de lo acontecido durante la etapa. «El final fue muy duro, solamente 3 kilómetros, pero explosivos. Geraint y yo estamos bastante contentos», afirmó el británico nacido en Kenia.

Quintana también quiso ser positivo. «Lo importante es que vuelvo a estar cerca de ellos (Thomas y Froome). Fue un final duro, pero la confianza sigue viva. No desfallecemos, vamos a seguir peleando como equipo para lograr alguna victoria y otros objetivos», señaló el ciclista cafetero.

Fraile, que disputaba su primer Tour, se había metido en una escapada de una treintena de corredores en los primeros kilómetros de carrera. A unos 60 km de la meta, poco antes de la cima del Col de la Croix de Berthel, de segunda categoría, saltó de ese grupo el también vasco Gorka Izagirre (Bahrain), actual campeón de España. Pronto se le unirían el holandés Tom Jette Slagter y Stuyven, quien se destacó en solitario a unos 35 km de la meta.

Pero el belga, que buscaba la victoria en la fiesta nacional de su país, gran rodador pero al que se le atragantan las subidas, no pudo con la terrible pendiente del último puerto y sucumbió al ataque de Fraile. «Era una de las etapas que tenía marcadas y cuando vi la escapada, me dije que tenía que entrar en ella. Es un sueño», afirmó Fraile. «Cuando vi el perfil de la etapa sabía que podía hacerlo bien, pues había hecho muchas carreras aquí y por eso marqué esta jornada como una en la que lo iba a intentar», añadió el ciclista de Santurce.

El domingo, la decimoquinta etapa, de 181,5 km, entre Millau y Carcassone será de nuevo una buena ocasión para los rodadores, la víspera de la segunda jornada de descanso.

 

Fotos

Vídeos