La AMA explica por qué no recurrió la absolución de Froome

Froome, durante el Tour de Francia./REUTERS
Froome, durante el Tour de Francia. / REUTERS

La Agencia Mundial Antidopaje considera que «no es inusual» que los procesos relacionados con el salbutamol se concluyan «sin sanción»

EFEMadrid

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) hizo público este miércoles un extenso informe en el que explica los motivos por los que decidió no apelar la decisión de la UCI de no hacer valer una violación de las reglas antidopaje en el caso de Chris Froome y señala que el ciclista británico «merecía ser tratado con la misma imparcialidad que cualquier otro deportista».

La AMA aceptó que el resultado analítico de la muestra de Froome durante la Vuelta a España, que identificó la sustancia prohibida salbutamol en una concentración superior al límite de 1.200 nanogramos por mililitro, no constituía un resultado analítico adverso.

La decisión de la AMA, según afirma, «se tomó sobre la base de una revisión completa y cuidadosa de todas las explicaciones y pruebas presentadas por Froome en junio de 2018 (que la UCI compartió con la AMA), así como una consulta exhaustiva con expertos internos y externos». Aunque la AMA sigue convencida de que «la UCI tomó la decisión correcta y justa en este caso tan complejo», ha decidido aclarar «elementos que han sido objeto de mucha especulación y desinformación».

Así, la AMA explica que el salbutamol «es un remedio terapéutico eficaz para el asma sin propiedades conocidas que mejoren el rendimiento cuando se inhala en una dosis terapéutica». «Sin embargo, si se utiliza en dosis excesivas o por vías sistemáticas (por ejemplo, oral), puede ser un estimulante o un agente anabolizante, razón por la cual está en la Lista de Prohibiciones con una cantidad umbral», agrega. Por otro lado, considera que el nivel actual de salbutamol es correcto, habida cuenta de la bibliografía científica publicada sobre la sustancia en los últimos 20 años.

A diferencia de la mayoría de las sustancias, dadas las variables que existen con el salbutamol dependiendo de las condiciones específicas de cada caso, «la norma está diseñada para permitir a los deportistas que hayan superado ese umbral tener la oportunidad de demostrar cómo se ha producido y justificar el uso terapéutico adecuado».

Froome pudo demostrar su inocencia

En el caso de Froome, la prueba se aplicó de la misma manera que a cualquier otro atleta, observando los detalles fisiológicos y circunstanciales únicos que podían determinarse claramente. «El señor Froome pudo mostrar al tribunal de la UCI cómo era posible que tomara una dosis permitida de salbutamol (1.600 microgramos cada 24 horas, sin exceder los 800 cada 12) mientras seguía suministrando una muestra con una concentración de la sustancia (1.428 ng/ml en orina) que estaba por encima del límite de 1.200», precisa la AMA.

La AMA explica que «en algunos otros casos, los deportistas han podido demostrar una excreción inusualmente alta de salbutamol mediante la realización de un estudio farmacocinético controlado». Sin embargo, la UCI aceptó que, en este caso, un estudio de este tipo no habría proporcionado pruebas fiables, ya que sería imposible recrear adecuadamente condiciones similares a las de cuando Froome fue sometido a la prueba, teniendo en cuenta su estado físico, que incluía una enfermedad, síntomas asmáticos exacerbados, aumento de dosis en un corto período de tiempo, deshidratación y el hecho de que estaba a mitad de camino en una carrera de varios días.

Basándose en los datos y en el hecho de que en el sistema hay margen para que los deportistas demuestren que no han superado la dosis máxima, la AMA cree que «no es inusual que los casos relacionados con el salbutamol se concluyan sin sanción». Además, afirma que específicamente en lo que se refiere al ciclismo en carretera no ha habido un problema importante con el abuso de salbutamol.

Sin incluir el caso Froome, sólo cuatro de los 57 casos completados en los que estaba implicada la sustancia procedían de la práctica del ciclismo en carretera. De ellas, tres resultaron en suspensiones que oscilaron entre seis y nueve meses y una en absolución. Por lo tanto, aunque los detalles específicos del caso Froome son únicos, el resultado al que llegó la UCI «no es inusual». «La AMA considera que fue el resultado correcto y justo para un caso muy complejo y que Froome merecía ser tratado con la misma imparcialidad que cualquier otro deportista», concluye.

Fotos

Vídeos