Mundial de China 2019

Argentina da el 'campanazzo'

Facundo Campazzo celebra un triple ante Serbia. /Reuters
Facundo Campazzo celebra un triple ante Serbia. / Reuters

La selección albiceleste, con un excelente Facundo Campazzo, derrota en cuartos a Serbia -una de las favoritas- y luchará por las medallas

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Facundo Campazzo –con 18 puntos, 12 asistencias y seis rebotes-, Luis Scola-20 puntos y cinco rebotes- y Argentina protagonizaron el campanazo del Mundial. La albiceleste logró el pase a semifinales tras derrotar a una Serbia desnortada, a la que le pesó mucho la derrota del domingo ante España, y que se queda fuera de la lucha de las medallas y de los Juegos de Tokio cuando partían con todas las papeletas para ser la única selección capaz de plantarle cara por el oro a Estados Unidos.

Argentina comenzó el partido muy metida, con una defensa fuerte y las ideas muy claras en ataque ante una Serbia a la que le costó entrar en el duelo. La albiceleste se puso con 8 de ventaja en un abrir y cerrar de ojos. Serbia tardó en ajustar la defensa, pero con el dominio en la zona, logró un parcial de 6-0 que igualaba el partido ante una Argentina que perdió claridad en ataque. Entonces apareció la mejor versión de Facundo Campazzo y como Juan Palomo –terminó el cuarto con seis puntos y seis asistencias- anotó un triple para mantener a su equipo por delante. Serbia, siempre competitiva, se pudo por encima por primera vez en el partido y sólo una canasta en el último segundo de Argentina permitió a la albiceleste terminar el primer cuarto por delante (25-23).

Una Serbia desnortada, a la que le pesó mucho la derrota del domingo ante España, y que se queda fuera de la lucha de las medallas y de los Juegos de Tokio

El segundo cuarto comenzó con tres puntos de Vasilije Micic. El base-escolta serbio perdió a su madre ayer y quiso quedarse en China con su selección para ayudar a conseguir el oro. Lección de coraje. Un intercambio de canastas mantenía la igualdad en el marcador, pero una falta antideportiva del gigante Boban Marjanovic lo aprovechó bien Argentina para ponerse con siete de ventaja gracias al triple de Nicolás Laprovittola. Precisamente el triple fue un lastre para Serbia que necesitó 15 minutos para anotar su primera canasta de tres puntos. Entonces comenzó un intercambio de triples -9 de 16 para los albicelestes- que mantenía la ventaja argentina para marcharse al descanso con cinco puntos de margen tras una primera parte notable (54-49).

97 Argentina

Campazzo (18), Brussino (4), Garino (15), Delía (4), Scola (20) -quinteto inicial-, Gallizzi (2), Laprovittola (8), Deck (13), Vildoza (11), Fjellerup (2) y Caffaro.

87 Serbia

Jovic (7), Bogdanovic (21), Lucic (12), Jokic (16), Raduljica -quinteto inicial-, Bjelica (18), Guduric (5), Marjanovic, Micic (5), Simonovic (3) y Milutinov.

PARCIALES:
25-23, 29-26, 14-18 y 29-20.
ÁRBITROS:
Cristiano Maranho (BRA), Tolga Sahin (ITA), Michael Weiland (CAN). Sin eliminados.
INCIDENCIAS:
Partido de cuartos de final del Mundial de China 2019, disputado en el Dongguan Basketball Center de Dongguan.

Juego coral de Argentina

Tras el descanso aparecieron en el partido Bogdan Bogdanovic y Nemanja Bjelica, pero no lo que necesitaría su selección. Campazzo dominaba el ritmo ofensivo de una Argentina que llegó a ponerse con siete de ventaja con un triple de Scola, pero Serbia hacía la goma en el marcador. Sasha Djordjevic -perro viejo en batallas como esta-'provocó' una técnica con la intención de espabilar a sus jugadores, que no tenían su partido. Argentina mantenía a trancas y barrancas la ventaja y cuatro puntos de Bjelica –un triple y un tiro libre- ponía a Serbia a uno, pero la albiceleste no se descomponía y seguía sumando en cada ataque. De uno, de dos o de tres, todo le valía a Argentina –con menos efectividad de cara al aro- para seguir estando arriba en el marcador. Un intercambio de fallos en ataque de ambos equipos permitió a la albiceleste afrontar el último cuarto con un punto de ventaja (68-67).

Los últimos 10 minutos de partido comenzaron con un triple de Marko Guduric para poner por delante a Serbia, al que respondieron el 'pato' Garino –con cinco puntos- y Campazzo, con un triple. El juego coral de Argentina superaba a una Serbia que vivía de la inspiración de alguno de sus jugadores. Y no era su día. El partido se convertía en una prueba de supervivencia y ahí Luis Scola se siente como pez en el agua. Cuatro puntos del veterano pívot argentino aumentaban la ventaja de su equipo. Campazzo, Laprovittola y Scola ponían a Argentina con una ventaja de once puntos a falta de 3 minutos ante una Serbia desquiciada que abusaba de las jugadas individuales y a la que el miedo a la derrota atenazaba de cara a canasta. Fue entonces apareció Bogdanovic -con 38 minutos de retraso- para mantener con un hilo de vida a Serbia con dos triples que ponían a sus selección seis puntos abajo a falta de 80 segundos para el final. Pero fue un espejismo. Una canasta de Campazzo y un mate de Gabriel Deck certificaban la defunción de Serbia y el pase a semifinales de Argentina.