Uno de cada tres negocios de Granada es un bar o una tienda de alimentación

Bares y terrazas en la calle Navas de la capital granadina./Alfredo Aguilar
Bares y terrazas en la calle Navas de la capital granadina. / Alfredo Aguilar

Locales para ponerse en forma y alojamientos para turistas, los negocios de moda en Granada

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Desde que, hace ahora diez años, comenzase una crisis económica de la que España comienza a salir a duras penas, en la capital granadina 7.443 personas eligieron nadar a contracorriente. Según la información de la que dispone la concejalía de Urbanismo del Consistorio local, y a la que tuvo acceso este periódico, 7.443 es el número de licencias de apertura que se solicitaron entre el 1 de enero de 2008 y el 30 de junio de este año. La cifra implica que, de media, cada día se tramitaron en el servicio municipal de licencias dos peticiones de este tipo, ya sea para nuevos comercios o para aquellos que tuvieron que realizar modificaciones, ya fuese por haberse realizado un traspaso, por tener que adecuarse una licencia antigua a normativas nuevas, o cualquier otro motivo.

En lo que se refiere a los grandes datos, el año pasado se tramitaron 680 de estas peticiones en el Consistorio local. Son menos que en 2008, el primer año de crisis económica. Entonces fueron 756; un 10% más. Un dato que refleja que la recuperación económica no termina de llegar a la apertura de nuevos negocios en la capital.

Locutorios por gimnasios

Un análisis de la evolución de las solicitudes de licencias de apertura muestra algunos cambios de tendencia en el mundo empresarial de la provincia. Según los datos de 2017, gimnasios y alojamientos para turistas son los negocios de moda en la ciudad. En los últimos diez años, el número de peticiones de licencia para estos locales dedicados al propio cuerpo se ha quintuplicado (+400%), lo que supone la aparición de uno nuevo prácticamente cada mes. En cuanto a los alojamientos para turistas, que en la información a la que tuvo acceso IDEAL vienen descritos como 'Hoteles y otros', la cifra casi se ha triplicado en diez años (+183,3%).

Por el lado contrario, los locutorios y ciberlocutorios han sido los grandes damnificados por el paso del tiempo. Algo que no obedece a razones estrictamente económicas: en los diez años que han pasado desde entonces, el 'smartphone' con acceso a Internet de alta velocidad se ha convertido en el accesorio imprescindible en el bolsillo de casi todo el mundo, lo que ha eliminado la necesidad de estos negocios, uno de cuyos mayores atractivos era precisamente tener ordenadores con acceso a la Red.

Los cambios en la estructura productiva de la ciudad también se pueden adivinar en otros datos. Por ejemplo, en el mayor número de negocios de suministro de productos básicos –panaderías, tiendas de alimentación...– mientras abrieron menos nuevos despachos, joyerías, talleres o agencias de viaje.

También ha habido algunos tipos de negocios que, en este lapso de tiempo, han desaparecido para no volver. Ocurrió, por ejemplo, con los videoclubes. En 2008, todavía hubo algún valiente que decidió inscribir un nuevo negocio bajo este epígrafe. En 2017 ya no había ninguno.

Las licencias para clínicas de medicina privada crecen un 71% en diez años

Es significativo el importante incremento que han sufrido los negocios de medicina privada en la capital granadina, un hecho que se enmarca en un contexto de recortes en Sanidad durante los peores años de la crisis y la situación que ha vivido la ciudad a raíz de la fusión hospitalaria, que finalmente acabó siendo revertida. En 2008 se tramitaron en Urbanismo un total de 31 licencias de apertura dentro del epígrafe 'Clínicas y consultas médicas'. El año pasado, sin embargo, el número en los doce meses aumentó hasta las 53. Esto supone que, en términos porcentuales, en la última década el número de solicitudes para abrir este tipo de negocios ha aumentado un 71%. Se trata del tercer crecimiento más importante en ese tiempo, sólo por detrás de los gimnasios y los negocios de alojamiento para turistas. También crecieron en ese tiempo las nuevas ópticas y ortopedias.

Menos actividad que antes de la crisis

En términos globales, sin embargo, el número de peticiones de nuevas licencias de apertura que han llegado a las oficinas de la dirección de licencias, en el Consistorio de la capital granadina, no ha alcanzado todavía el nivel de 2008, el primer año en el que el país entró de lleno en una crisis económica de la que algunos dicen que ya hemos salido.

La historia que cuentan los datos, sin embargo, dice que en 2017 se realizaron en la ciudad un 10% menos de este tipo de trámites burocráticos que en 2008. Aquel año fueron 756; el pasado, 680.

Si se suman los datos de los últimos diez años, los negocios más populares en la ciudad son de lejos los supermercados y tiendas de alimentación y, cómo no, los bares y restaurantes. Tres de cada diez nuevas licencias de apertura que se han pedido entre 2008 y el cierre de junio de este año eran para uno de estas actividades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos