Un tercio de los jóvenes vive ya de alquiler

Un tercio de los jóvenes vive ya de alquiler
Fotolia

Los expertos señalan que el contexto económico sigue sin favorecer la compra y cada vez se aplaza más la decisión de hacerlo

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

La reactivación del mercado inmobiliario en España en los dos últimos años es una realidad constatable. Sin embargo, dependiendo del grupo de edad que se analice, los comportamientos difieren de manera significativa, en especial en lo que se refiere al acceso a la vivienda a través del alquiler. Esta es la conclusión a la que llega el informe 'Radiografía del mercado de la vivienda en 2018 y 2019', elaborado por la empresa Fotocasa. «Los jóvenes se han reactivado en la búsqueda de vivienda, sobre todo de alquiler», reconoce el analista inmobiliario en el documento. También señala el repunte de este mercado con respecto a las cifras recogidas el año pasado. «En 2018, el retroceso en la demanda de arrendamiento había equiparado» alquiler y venta en cuanto a presencia en la actividad, pero en 2019 es el primero de ellos el que «protagoniza las acciones de demanda».

El informe señala también que buena parte de este incremento se debe al sector de población más joven, el que tiene menos de 34 años. Más de la mitad de ellos (el 56%) sólo busca una vivienda que esté disponible en alquiler. La cifra supera en casi diez puntos a la media del conjunto de los demandantes, para la que este indicador se sitúa en el 47%. Sólo el 20% de personas en este grupo de edad se planteó adquirir una casa en propiedad.

El resultado de este proceso es que algo más de un tercio de los jóvenes en este grupo de edad viven de alquiler. Según el documento de Fotocasa, el porcentaje alcanza en 2019 el 37% del conjunto, mientras que el 63% reside en una vivienda en propiedad. El dato, además, ha aumentado en los últimos doce meses. «Hace un año, estos porcentajes eran del 30% y el 70%, respectivamente», señalan.

Hay diversos factores que pueden explicar este comportamiento, de los que el informe apunta a dos como los más significativos: que es normal que un joven viva durante un tiempo en situación de arrendamiento antes de conseguir la estabilidad suficiente como para lanzarse a adquirir una vivienda propia, y que el contexto económico, a pesar de haber mejorado en los últimos años, sigue sin ser suficientemente bueno para espolear otro tipo de actividad.

El documento hecho público por Fotocasa afirma que «los jóvenes están considerando ambas opciones a la hora de buscar una vivienda, pero ante la imposibilidad de cerrar una compra (inestabilidad laboral, altos precios, escasos ahorros, etc.) optan por la alternativa del alquiler, que es la que sí está haciendo efectiva esta demanda juvenil». Esto provoca que, como asegura el informe, «los datos indican que no hay muchos más jóvenes comprando casa; de hecho, entre los 25 y los 34 años se observa un ligero descenso» respecto al año anterior.

Lo que es innegable a tenor de los datos es que está aumentando de manera progresiva la participación de estos sectores de edad en el mercado inmobiliario. El año pasado, por ejemplo, cerca de un cuarto del total de las personas de entre 18 y 24 años (el 23%) habían participado de alguna manera en el sector en los meses previos. En lo que va de año, este porcentaje ha aumentado diez puntos hasta alcanzar un tercio del total, el 33%. En el siguiente tramo de edad, el que abarca desde los 25 hasta los 34 años, se registra una tendencia muy similar: la participación en el mercado pasó desde el 32% en 2018 hasta el 43% en el año en curso.

Además de preferir el alquiler, otra tendencia que detecta Fotocasa es que cada vez más se aplaza la intención de compra. «Hay incertidumbre sobre la evolución del mercado pero también sobre la situación personal de cara a afrontar una decisión tan importante», remata el informe. Esto ocurre también con especial fuerza entre los jóvenes. Un tercio de los menores de 34 ni se plantea comprar en el futuro.