Granada es la segunda provincia con más hijos predilectos y medallas de Andalucía

Granada es la segunda provincia con más hijos predilectos y medallas de Andalucía

Solo uno de cada cinco hijos predilectos y medallas de la provincia es mujer

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

53 mujeres, hombres e instituciones granadinas de diverso cuño han recibido en los últimos 35 años la distinción de ser hijos predilectos o medallas de Andalucía. Son prácticamente uno de cada cinco de todos los que se han concedido desde 1983. Esto convierte a Granada en la segunda provincia andaluza con más galardones de este tipo, solo por detrás de Sevilla, que lidera a mucha distancia el escalafón.

Granada es una de las provincias punteras en lo que a dar 'hijos' a Andalucía se refiere. En el siguiente gráfico, Sevilla ocupa el primer lugar en ambos casos. Sin embargo, al incluir la variable de la población en el análisis, es posible comprobar que inmediatamente destacan dos provincias como Huelva y Jaén, que acumulan un número muy superior de distinciones con respecto al millón de habitantes. La razón tiene que ver con una cierta tendencia tácita a premiar cada año a personas de todas las provincias posibles.

Eso sí, casi todas las provincias, con excepción de Sevilla, tienen años en los que ninguna persona fue condecorada como hija predilecta o medalla de Andalucía. En el caso de Granada hubo tres de estos 'años en blanco', la mitad que provincias como Jaén o Almería y cuatro menos que Huelva, la que más tiene.

Más joven, más viejo

La persona más anciana en recibir nunca la distinción de hijo predilecto de Andalucía es Francisca Díaz Torres, conocida en Almería, su provincia de residencia, como Doña Paquita. Nacida en 1911, fue la propietaria de la finca 'El Romeral', situada en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Dirigió y aseguró la conservación del que hoy es el paraje más emblemático y visitado del Parque Natural, en torno a la Bahía de San José. Por el lado contrario, la persona más joven en haberlo recibido es el estudiante gaditano Francisco Javier Beza, que recibió la medalla de oro de Andalucía por su acción humanitaria durante el accidente la Refinería Gibraltar-San Roque del 26 de mayo de 1985, cuando salvó con su bote a ocho personas que permanecían asidas a una boya marina junto a las llamas.

En el caso de Granada, la persona de más edad en recibir uno de estos premios es Miguel Rodríguez-Acosta Carlström, el pintor granadino, presidente de la Fundación Rodríguez Acosta y académico de la Real Academía de San Fernando de Madrid, quien fue investido con la medalla de Andalucía en 2013. Por su parte, las dos personas más jóvenes en hacerlo son muy recordadas: el atleta 'Paquillo' Fernández, que tenía solo 26 años cuando recibió la medalla de Andalucía, y la soprano Mariola Cantarero, que hizo lo propio a los 33 años.

Hacia la paridad

Uno de los temás que más preocupación social generan en los últimos tiempos es el de la distinta consideración entre hombres y mujeres en ámbitos como el laboral, uno de los que más se tienen en cuenta para entregar los premios de hijo predilecto y medalla de Andalucía. El análisis de los datos de los últimos 35 años indica que esta paridad está lejos de alcanzarse. En el conjunto de los 35 años, solo una de cada cuatro de estas distinciones ha sido concedida a una mujer.

Analizándolo por provincias, es posible ver que Granada es una de las que más acusa este fenómeno. Solo una de cada cinco personas que han recibido este premio que son de la provincia o a instancias de ella eran mujeres, más de diez puntos menos que en Málaga, por ejemplo, donde se alcanza casi el tercio del total.

Eso sí, la buena noticia es que la tendencia hacia la paridad ha ido en aumento en los últimos años. De hecho, en la última década se ha dado una división al 50% en dos ocasiones. Una, en 2014; la otra, este mismo año, en 2018.

Los 59 años, la edad idónea

Uno de los hechos curiosos que arroja el análisis de estos datos de los últimos 35 años es que la edad más común a la que se recibe una de estas distinciones ronda los 60 años, en muchas ocasiones ya 'de vuelta' de una carrera laboral fructífera o una vida plena que se celebra o se fija en la memoria colectiva de Andalucía.

En el caso de Granada, la edad media alcanza los 61 años. Ocupa el tercer lugar en el escalafón andaluz, que lidera Córdoba, con 64 años de media. El segundo lugar es para Jaén, con 63.

El mapa de todos los 'hijos' de Andalucía

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos