Siete de cada diez empresas de Granada declaran estar en pérdidas

Siete de cada diez empresas de Granada declaran estar en pérdidas
Pepe Marín

Industria, agricultura y el sector financiero son las actividades con menor índice de empresas en números rojos en la provincia

JUANJO CERERO

El 72% de las empresas de la provincia granadina acaban el año fiscal con la última fila del balance contable en números rojos. Esa es, al menos, la situación que reflejan las más recientes estadísticas del Impuesto de Sociedades, cuya última edición, relativa al ejercicio fiscal de 2016, sacó a la luz la Agencia Tributaria. De las 26.562 compañías que tuvieron que declarar este tributo aquel año, sólo 7.447 acabaron en negro. Según los datos de liquidación, las actividades más rentables en la provincia, independientemente del volumen de negocio que supongan sobre el total del mercado, son las industriales y agrícolas, acompañadas del comercio y transporte y los servicios sociales.

Para deducir este hecho hay que acudir a la distribución por la base imponible, es decir, por el dinero que se usa para calcular cuánto hay que pagar por el tributo. Así pues, si la base imponible es negativa, la empresa habrá incurrido en lo que se conoce como pérdidas fiscales. En esta situación se encuentran 19.115 sociedades en Granada, algo más de siete de cada diez.

La situación en Andalucía

Si la situación empresarial de la provincia se analiza en comparación con la del resto de la comunidad autónoma, es posible ver que Granada se encuentra prácticamente en la media aritmética de Andalucía, que en el ejercicio fiscal de 2016 se situó en el 73%.

Carlos J. Valdemoros

Granada se encuentra así en proporciones de pérdidas muy por debajo de lugares como Huelva, por ejemplo, donde el porcentaje de sociedades que declararon una base imponible negativa alcanzó el 90%. Por el lado contrario se situó Jaén, con el índice más bajo, del 68%, no muy por debajo del de la provincia granadina. En este hecho influye también el volumen de empresas activas. Mientras en Granada, por ejemplo, un total de 210 compañías declararon el Impuesto de Sociedades en 2016 por cada 10.000 habitantes, en Huelva, por ejemplo, son 156, y menos aún en Jaén, donde la cifra es de 136.

En la legislación española hay previstas herramientas económicas para que las empresas que declaran pérdidas puedan intentar corregir su situación a medio plazo. Por ejemplo, existen mecanismos de compensación para bases imponibles negativas de ejercicios anteriores. En los años siguientes, las empresas tendrán derecho a reducir la cuota que pagan por haber tenido malos resultados o a la devolución de otras cantidades, con algunos límites temporales y de cuantía, entre otros.

Las actividades más rentables

De acuerdo con los datos que ofrece la Agencia Tributaria, las actividades agrícolas, industriales, financieras y de servicios sociales fueron las más rentables para las empresas que declararon el Impuesto de Sociedades en el ejercicio fiscal de 2016 en la provincia de Granada.

Carlos J. Valdemoros

Para hacerse una idea de este indicador se pueden relacionar las cuotas líquidas positivas, es decir, los beneficios netos, de una actividad empresarial con respecto al número de empresas que la practican. Así, las 2.991 empresas –el 11,2% del total– dedicadas al sector industrial ofrecieron una proporción de beneficios que prácticamente duplica a la media de todo el mercado empresarial granadino.

Eso es en lo que concierne a las ganancias económicas netas. Si se acude a otro indicador útil, el de porcentaje de sociedades de un sector concreto que declararon una base imponible negativa, hay otros tipos de actividad que resultaron más beneficiosas en este sentido. Si en las labores industriales el porcentaje de empresas que acabaron el año fiscal en números rojos alcanza el 68%, en el caso de las entidades financieras y aseguradoras el porcentaje baja hasta el 57%, el más bajo de todos los registrados en la provincia. También funcionaron mejor en este sentido el trabajo agrícola, ganadero y de pesca, con un índice del 65% de empresas en balance negativo, los servicios sociales, en el mismo valor, o el comercio, los servicios de reparaciones y el transporte, donde el porcentaje fue un poco inferior, del 64%.

No todas las empresas están obligadas a declarar este impuesto. Hay exenciones parciales para aquellas que ingresen menos de 100.000 euros al año. Tampoco los organismos públicos tienen que hacerlo.

 

Fotos

Vídeos