Los pantanos de Granada, un 70% más llenos que el verano pasado

Estado del pantano de Cubillas-Colomera en la mañana de ayer./RAMÓN L. PÉREZ
Estado del pantano de Cubillas-Colomera en la mañana de ayer. / RAMÓN L. PÉREZ

La mitad de los embalses de la provincia llegan a mediados de julio superando el 80% de su capacidad

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Los once embalses repartidos por la geografía de la provincia granadina están, de media, al 74% de su capacidad, de acuerdo con la información de la que disponen las confederaciones hidrográficas. Un lleno de casi tres cuartos tras tres semanas de verano que permite aparcar de momento la preocupación por las reservas de agua en Granada.

Tras haber llegado al cierre del año pasado en situación de emergencia, los embalses de la provincia se han beneficiado de una primera mitad de año con mucha lluvia, lo que permitió que ya en el mes de abril se retirara el estado de alerta en todos ellos. En muchos momentos desde entonces, sobre todo a partir del comienzo del deshielo y la crecida de las escorrentías, varios pantanos han tenido que abrir sus compuertas para achicar agua.

Mucho mejor que en 2017

La variación en el nivel de agua de los embalses de Granada es muy importante con respecto a hace doce meses. 2017 fue un año muy seco y eso se notó en el estado de estas infraestructuras, que entraron pronto en situación de alerta. En relación con esta misma semana del año pasado, los pantanos de la provincia están hoy un 70% más llenos.

Destacan en especial los casos del embalse de Canales, perteneciente al municipio de Güéjar Sierra, y el de Colomera, en la localidad homónima. El de Canales está el doble de lleno que durante esta misma semana de 2017; el segundo tiene hoy más del triple de agua que entonces; en concreto, un 233% más.

De hecho, de los once embalses de Granada, cinco superan el 80% de capacidad; tres de ellos están completamente a tope. Algunos de ellos incluso son este verano lugares habituales de esparcimiento, baño y hasta un lugar para sacar el barco a pasear. Con la excepción del de San Clemente, situado en el término municipal de Huéscar, todos los demás están llenos por encima del 50% de su capacidad.

En diez años

El crecimiento con respecto al mismo momento de hace doce meses es muy signficativo, pero si centramos el análisis en los últimos diez años a la hora de baremar, las diferencias no son tan grandes, lo que demuestra que el año pasado fue uno especialmente seco. Una situación que encendió todas las alarmas sobre las reservas de agua en muchos lugares de España, no sólo en la provincia de Granada. Por suerte, la situación este año cambió y ahora los motivos para la preocupación se han reducido hasta quedar, de momento, casi desaparecidos.

Con respecto al promedio de esta misma semana en la última década, los pantanos de Granada están un 10% más llenos. Muy lejos del 71% de diferencia con respecto al mismo período de 2017, pero aun así indicativo también de que la situación de este año es también atípica con respecto a los promedios, en este caso por exceso de agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos