Granada es la tercera ciudad con más atascos de España, por delante de Madrid

Un atasco en la Circunvalación. /Alfredo Aguilar
Un atasco en la Circunvalación. / Alfredo Aguilar

A pesar de ello, es la única, junto a San Sebastián, que mejoró la situación del tráfico respecto a 2017, entre otras medidas por la implantación del metro

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

La capital granadina es la tercera ciudad de España que más tiempo hace perder a sus habitantes debido a los atascos. Así lo atestigua la edición más reciente del TomTom Traffic Index, relativo al año 2018, en el que la compañía de movilidad analizó la situación del tráfico en 403 ciudades a lo largo de 56 países.

De media, un granadino tarda un 24% más de tiempo de lo que debería en hacer un trayecto en coche debido a la mala situación en las carreteras que rodean la ciudad. Es la media agregada de los datos recogidos de los usuarios de sus productos a lo largo de todo el año, que según la compañía abarcan un total de 11,3 millones de kilómetros.

En este sentido, Granada es la tercera ciudad española con mayor índice de congestión del tráfico. La superan Barcelona, con un 29%, cinco punto más que la capital granadina, y Palma de Mallorca, a sólo un punto de diferencia. Se encuentra, de hecho, por encima del dato de Madrid, una ciudad famosa por sus niveles de tráfico, y muy por encima de las otras cuatro capitales de provincia andaluzas que figuran en el escalafón de las 25 más congestionadas del país.

Lo peor, durante la mañana

La compañía también analiza en esta ocasión los momentos del día y de la semana en los que el tráfico se encuentra en peor situación. De esos datos es posible sacar la conclusión de que lo peor ocurre en el atasco de la mañana, donde el tiempo de viaje sobre la media del trayecto durante todo el año aumenta hasta un 46%. Así, por ejemplo, un recorrido que tardase en hacer unos 30 minutos se elevarían hasta casi 45 durante este momento pico.

Durante la hora punta de la tarde, cuando buena parte de los trabajadores abandona su puesto y se mete en la Circunvalación para ir hacia casa, el índice de congestión se encuentra en el 34%; un poco más bajo que durante el atasco matutino, pero ocho puntos por encima de la media del resto del día. En minutos, esto supone una tardanza de 10 minutos más por cada media hora de trayecto previsto.

La información también se desagrega por el tipo de carretera que se usa. Según el documento de TomTom, el nivel de congestión es del 17% en autopistas, mientras que en carreteras convencionales la cifra aumenta en diez puntos.

En el entorno andaluz

Con respecto al resto de ciudades andaluzas analizadas en este estudio, la capital granadina destaca de manera muy evidente. Con un índice de congestión situado en 2018 en el 24%, supera en cuatro puntos a la segunda capital andaluza, Sevilla, y en cinco puntos a Málaga; con respecto al otro extremo del 'top 25', el dato granadino más que duplica el de Cádiz, ciudad que ocupa el último lugar del escalafón, con un 9%.

Sin embargo, uno de los hechos positivos que recogen los datos del informe es la mejora, aunque muy leve, de la situación durante 2018. En 2017, el índice de congestión de la capital granadina había alcanzado el 25%. Este descenso de un punto, conseguido, al menos en parte, por la implantación del sistema de metro, es una auténtica rareza en el escalafón de las 25 ciudades más congestionadas de España; San Sebastián fue el único otro lugar en el que el dato bajó, también en un punto porcentual.

Reacción del alcalde en funciones

El alcalde en funciones de la ciudad, Francisco Cuenca, reaccionó a los datos hechos públicos por el TomTom Traffic Index 2018 marcando en unas declaraciones públicas la mejora de la situación del tráfico como una de las prioridades para los próximos cuatro años de la ciudad, junto a la bajada de los niveles de contaminación.

Cuenca consideró que reducir el volumen de atascos es uno de los retos «fundamentales» a los que se enfrenta la capital granadina y confió en poder poner en marcha medidas que reduzcan tanto el uso del coche como la contaminación.

Entre las medidas propuestas por el alcalde en funciones si vuelve a hacerse con el bastón de mando en el pleno de investidura del próximo 15 de junio, se encuentran limitar el acceso al Centro a los vehículos más nocivos y la creación de una red de aparcamientos disuasorios.

Cuenca también se refirió a la puesta en marcha del metro como una buena noticia para el mal tráfico de Granada.