La educación infantil es el servicio que más se encareció en el último año para las familias granadinas

La educación infantil es el servicio que más se encareció en el último año para las familias granadinas
A. AGUILAR

La tecnología continúa un proceso de abaratamiento que dura casi una década, mientras servicios en desuso, como el correo postal, suben de precio

JUANJO CEREROGranada

Uno de los efectos más importantes que ha tenido la progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral durante las últimas décadas es el auge de los centros de educación infantil. Este servicio permite la incorporación de los niños al sistema educativo en edades muy tempranas, antes de que comience, a los seis años, el ciclo de educación primaria. Una opción que, en muchos casos, se vuelve necesidad si ambos progenitores tienen que acudir a su puesto de trabajo. La creciente demanda para inscribir a niños en estos centros en los últimos años, que en su mayor parte son de carácter privado, ha desembocado en un incremento de los precios.

De hecho, el acceso a este servicio es la partida que más se ha encarecido para las familias granadinas en los últimos doce meses. Es, al menos, la tendencia que constatan los datos más recientes de la estadística sobre la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC), que ofrece cada mes el Instituto Nacional de Estadística (INE). La edición más reciente es relativa al pasado mes de junio. Con respecto al mismo mes de 2018, el incremento alcanza el 11%, lo que convierte a la educación infantil y primaria en el subgrupo de bienes y servicios que analiza el INE que más se encareció en el último año.

El acceso a la educación infantil y primaria ha aumentado en Granada de manera mucho más significativa que en el resto de Andalucía

Lo hace, además, con una diferencia apreciable sobre el resto de objetos de consumo que también aumentaron de precio. Con una excepción; la de los servicios postales, por los que un granadino pagaba el pasado junio un 9,6% más que en el mismo momento del año previo. Ocupa así el segundo lugar en el escalafón que se desprende del análisis de los datos que ofrece el INE. El objetivo del IPC es medir las variaciones en el coste de la vida en diferentes lugares de España y el conjunto del país a través de un centenar de subgrupos diferenciados de bienes y servicios. El 'top 5' de categorías que más se encarecieron para los compradores de la provincia de Granada en los doce meses previos lo completan, además de los dos elementos citados, las bebidas no alcohólicas (+5,4%), la enseñanza secundaria (+3,9%) y los seguros (+3,26%).

Educación más cara

El encarecimiento del acceso a la educación es, además, una tendencia que lleva asentándose durante los últimos años. No ocurre sólo en la provincia granadina, ni tampoco sólo en la parte infantil del proceso, como demuestra que la enseñanza secundaria también figure en la lista de los bienes y servicios que más se encarecieron. También se ha disparado el precio de la universitaria, a causa de la reforma del sistema conocida como 'Plan Bolonia'. Uno de sus efectos se ve claro en la serie histórica del INE: sólo en el caso granadino, el acceso a la enseñanza superior se ha encarecido un 49,72% en los diez últimos años. Es decir, que si hace diez años, antes de la entrada en vigor del nuevo sistema, se pagaban de media 1.000 euros por matrícula anual, la cifra roza ahora los 1.500 euros.

Si hace diez años, antes de la entrada en vigor del nuevo sistema, se pagaban de media 1.000 euros por matrícula anual, la cifra roza ahora los 1.500 euros

Además, se da la circunstancia de que el acceso a la educación infantil y primaria ha aumentado en Granada de manera mucho más significativa que en el resto de Andalucía. De acuerdo con los datos del INE, el gran salto se produjo el pasado mes de septiembre, al comienzo de la temporada escolar. Mientras que el índice del IPC apenas varía en uno o dos puntos en las otras siete provincias, en la granadina escala hasta once puntos en un solo mes.

La situación se ha mantenido con pocas variaciones desde entonces. Esto quiere decir que, mientras que la educación infantil y primaria en la provincia subió un 11% en los últimos doce meses, el promedio del resto de la comunidad autónoma fue del 1,3%. En resumidas cuentas, en el último año este servicio se encareció en Granada diez veces más rápido que en el resto de Andalucía.

La tecnología, más asequible

Por el lado contrario, los productos tecnológicos se encuentran entre los que más asequibles se han vuelto en los últimos años. En especial los relacionados con la telefonía y el audiovisual, cuya proliferación y popularidad ha provocado una riada de oferta que desemboca en una bajada sostenida de los costes. En el caso de Granada, por ejemplo, la subcategoría de equipos de telefonía fue la que más se abarató entre los dos últimos meses de junio. En concreto, el descenso alcanzó el 14,63%. El desplome de los precios es aún más elevado si se amplía el margen de análisis. Con respecto a junio de 2009, hace ahora una década, el precio de uno de estos objetos ha descendido, de media, un 65,13%, y un 50% sólo en el último lustro.

Algo similar ocurre con los equipos audiovisuales, fotográficos y de procesamiento. Los consumidores de este tipo de objetos en la provincia granadina vieron una reducción del precio del 7,2% en los doce últimos meses, siempre según los datos del INE.

Otras categorías que analiza el organismo estadístico nacional para elaborar el índice de evolución del IPC y bajaron de precio en el último año fueron la electricidad, el gas y otros combustibles (-5,6%) y los servicios recreativos y de deporte (-2,51%).