2.500 granadinos dejarán cada año de pagar por el Impuesto de Sucesiones

2.500 granadinos dejarán cada año de pagar por el Impuesto de Sucesiones

El Gobierno andaluz ha encargado al consejero de Hacienda que se encargue de poner en marcha la medida, que consideran que será realidad «en unos meses»

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

El nuevo Ejecutivo andaluz que preside Juan Manuel Moreno Bonilla se estrena en su acción legislativa cumpliendo con una de las promesas más repetidas durante la campaña: la bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Tras la reunión del Consejo de Gobierno del pasado viernes, el nuevo consejero de Hacienda, Alberto García Valera, ha recibido el encargo de sacar adelante esta medida, que Moreno aseguró que sería realidad «en unos meses».

En lo que respecta a la provincia granadina, la nueva medida supondrá un ahorro importante para unos 2.500 granadinos cada año desde que se ponga en marcha. Al menos, así lo atestiguan los datos más recientes de los que dispone la Agencia Tributaria de Andalucía, que abarcan hasta el tercer trimestre de 2018.

Así, hasta el cierre del mes de septiembre 2.056 personas que recibieron una herencia tuvieron que abonar parte de ese dinero hasta alcanzar los 20 millones de euros. Una cantidad muy abultada para tratarse de un porcentaje muy pequeño de quienes fueron herederos durante 2018. Sólo siete de cada cien personas (el 7,3%) en la provincia granadina tuvieron que pagar por el Impuesto de Sucesiones.

Los datos son muy similares si se analizan los años previos. En 2017, año para el que sí existen datos completos, hubo en Granada 34.0008 autoliquidaciones del Impuesto de Sucesiones, de las que sólo 2.427 se saldaron con el receptor de la herencia teniendo que pagar. Un porcentaje del 7,1%, muy similar al registrado en 2018.

Uno de los lugares donde más se paga

Se da además la circunstancia de que en 2018 la provincia granadina fue una de las tres de la comunidad autónoma andaluza donde más pagó de media un receptor de una herencia que tuviese que abonar una parte en concepto del Impuesto de Sucesiones. En concreto, el desembolso medio de 9.800 euros para las 2.056 personas que tuvieron que hacerlo.

El dato es un poco más alto en 2017, con un pago medio de 11.300 euros, aunque en este caso la situación le fue más favorable a Granada, ya que fue una de las tres provincias donde menos se pagó en términos promedio.

Además, el año pasado el 7,34% de personas que tuvieron que abonar el Impuesto de Sucesiones en la provincia granadina fueron el porcentaje más alto de toda Andalucía, sólo unas décimas por debajo de Córdoba, que encabeza el escalafón con un 7,78%, mientras que otras regiones, como Huelva, Almería o Cádiz, están por debajo o rozando el 5%.

Los datos no fueron muy diferentes en 2017, cuando tuvieron que pagar por el Impuesto de Sucesiones el 7,14% de los receptores de herenncia. En este caso, también fue Córdoba la que volvió a liderar en este sentido, aunque en este caso lo hizo con prácticamente dos puntos de diferencia, hasta alcanzar el 9,03% del total.