Descubren un palacio del siglo XIII bajo el Cuarto Real de Santo Domingo de Granada

Descubren un palacio del siglo XIII bajo el Cuarto Real de Santo Domingo de Granada
RAÚL CONSTÁN

La intervención, que culminará a comienzos de 2019, recupera parte de un edificio residencial construido por Muhammad II junto a la Qubba

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGRANADA

La restauración del Cuarto Real de Santo Domingo ha sacado a la luz parte de la estructura de un palacio del siglo XIII. Los restos hallados durante la intervención, que se inició este mismo año, corresponden a dos edificios con uso residencial que estarían adscritos al complejo palaciego construido bajo el reinado de Muhammad II en la zona y del que la Qubba, actualmente abierta a visitas, formaría parte.

La actuación ha permitido recuperar grandes tramos de la azulejería original del recinto y restos de muros con un alzado de hasta 60 centímetros que corresponderían a dos edificios residenciales levantados para las esposas del monarca nazarí. La excavación también ha logrado encontrar restos de una alberca decorativa. El descubrimiento, esperado porque ya se habían hallado pruebas en trabajos anteriores, ha sorprendido a los técnicos. «Hay una riqueza de elementos decorativos que hacen del espacio un monumento único en el arte andalusí que marca el inicio de la arquitectura palaciega nazarí», aseguró este jueves Manuel López, arqueólogo municipal que participa en el proyecto de restauración.

El estudio de los anillos de la madera empleada en el techo de la Qubba ha apuntado a la década de 1280 como la fecha de construcción del complejo. Se trata, según López, de un momento de enorme interés en la Granada nazarí porque coincide en el tiempo con la construcción de otras estancias reales en la Alhambra, una circunstancia que habría desplazado temporalmente la corte a la zona del Cuarto Real. «En este complejo impartía justicia el rey, pero también tiene un uso residencial como muestran los restos hallados», señaló el arqueólogo.

La actuación, que cuenta con un presupuesto que supera el medio millón de euros y cuya fecha de finalización está prevista para comienzos de 2019, continuará en los próximos meses aunque la intención del equipo de gobierno es que granadinos y visitantes puedan disfrutar de los hallazgos lo antes posible. Para ello, el Ayuntamiento de Granada ha habilitado una estructura formada por pasarelas y miradores que permitirán abrir la zona a las visitas mientras prosiguen los trabajos que dirige el arquitecto municipal Rogelio Martín.

El entorno en el que han aparecido los restos constituye uno de los yacimientos de mayor interés arqueológico sobre el periodo nazarí que hay en la ciudad. El lugar, que alberga también la Qubba –sala de justicia– y una de las fuentes originales, también reveló la presencia de las antiguas cocinas del complejo en el transcurso de unas excavaciones en el 2000.

«Intervención respetuosa»

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, visitó este jueves las obras para conocer los últimos detalles de los descubrimientos. El regidor destacó la intervención, que calificó como «preciosa y respetuosa», y celebró el hallazgo de unos restos «casi desconocidos» que permite a la ciudad dotarse de «un nuevo atractivo».

Cuenca explicó que el plan municipal es convertir el espacio en un «gran parque arqueológico» que va a conectar con el entorno del Realejo y el Seco Lucena permitiendo una vista «excepcional» del Mauror. «Es un proyecto que preserva lo arqueológico y permite el disfrute de los restos», aseguró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos