Los Puntos vuelven para llorar una vez más por Granada

Los Puntos vuelven para llorar una vez más por Granada

La mítica banda almeriense, muy querida en tierras granadinas, regresa a la ciudad a la que cantó en los 70

Daniel Olivares
DANIEL OLIVARESGranada

«Dicen que es verdad, que se oye hablar, en las noches cuando hay luna en las murallas alguien habla. Nadie quiere ir, en la oscuridad, todos dicen que de noche está la Alhambra embrujada, por el moro de Granada».

Así arranca uno de los temas más conocidos de Los Puntos, veterano grupo que desde tierras almerienses se ganó el corazón de los granadinos con una canción que fue elegida como la que mejor representa a la ciudad en una encuesta del Patronato de Turismo. Inspirado en las lágrimas de Boabdil en su exilio obligado tras perder el reino de Granada a manos de los Reyes Católicos, se convirtió en un himno mediada la década de los años 70 del siglo pasado.

Pprecursores del rock andaluz por el tono arábigo andaluz de su música, Los Puntos, originarios de Cuevas de Almanzora, fueron capaces de llamar la atención del público español y enamorar a miles de fans con su sonido orientalizado. Singles como 'Magdalena/Arco Iris' y 'Cuando Salga la Luna' les lanzaron a la fama nacional después de unos inicios en los que se convirtieron en protagonistas de las verbenas de su pueblos y otros de la provincia almeriense.

Formado en 1967, el éxito tardaría en llegarle a Los Puntos. Fue justo el año en que lanzaron 'Llorando por Granada', en 1974. La fórmula que al quinteto original a los primeros puestos de las listas musicales de la época fueron unas melodías ligeras, estribillos pegadizos y arreglos mimados.

Aquellos jóvenes estudiantes aficionados que interpretaban las canciones más populares del momento decidieron dar el salto al panorama nacional y lo lograron de la mano de José González-Grano de Oro, productor, compositor, guitarrista y letrista de todas los canciones del grupo, auténtico 'alma máter' de una banda que se mantuvo viva hasta 1978 y que volvió a reunirse por primera vez veinte años después.

El 8 de agosto de 1998 tuvo lugar un concierto de regreso en la Plaza del Castillo Medieval de Cuevas del Almanzora, organizado por las autoridades de la localidad en homenaje al grupo. Los cuatro miembros de la formación clásica (con la excepción de José Pérez), acompañados por Juan Roque Cano como guitarrista, se reunieron ante más de 15.000 espectadores. La positiva respuesta de sus seguidores les animó a retomar su carrera como grupo. Poco después volvieron a los conciertos regulares (con los que continúan en la actualidad) y, en 2001, grabaron 'Volver a Granada', su primer álbum nuevo en más de 20 años.

De los integrantes más duraderos del grupo solo dos de ellos quedan vivos. Son José González-Grano de Oro y José Belmonte. El 15 de julio de 2007 falleció Agustín Flores 'Tato', a consecuencia de un infarto agudo de miocardio, mientras practicaba una de sus aficiones, la espeolología en las cuevas de Sorbas (Almería). El 19 de mayo de 2009 fallecía José Antonio Martínez y el 3 de febrero de 2010 murió Eduardo Sánchez-Manzanera. El 29 de julio de este año falleció José Pérez Sánchez, 'Pepito', mítica voz principal del grupo. Junto a Pepe González sigue José Belmonte, el bajista, que se unió a la banda un año después de su fundación, en 1968.

La versión actual de Los Puntos, que conservan el modelo de quinteto, cuenta con tres musicos nuevos en plantel. Pese a ello, el grupo mantiene ese estilo setentero romanticón que les hizo codearse con los grandes del momento. Este sábado, a las 21.00 horas, sus seguidores de entonces podrán deleitarse, una vez más, con ese Boabdil «paseando su amargura por la Alhambra, recordando y llorando por Granada».