Proponen la creación de siete nuevos museos para apuntalar la candidatura de la Capitalidad Cultural

Los títeres de Hermenegildo Lanz, incluidos en una de las propuestas del grupo de trabajo./IDEAL
Los títeres de Hermenegildo Lanz, incluidos en una de las propuestas del grupo de trabajo. / IDEAL

Los expertos abogan por la creación de espacios expositivos dedicados al títere, el flamenco, el arte contemporáneo, las letras o las tradiciones

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El grupo de trabajo de la Capitalidad Cultural Europea de Granada 2031, único órgano relacionado con la iniciativa que ha comenzado a reunirse con regularidad, presentó ayer ante la Comisión de Cultura del Ayuntamiento su primera propuesta, que incluye la creación de seis nuevos museos para la capital. Esta es la primera de las 14 áreas de acción en las que el grupo va a trabajar, la de los museos, espacios escénicos, legados y colecciones. Hasta ahora, el grupo mantuvo dos reuniones en este mes, los días 2 y 10. Es preciso recordar que sus integrantes son el director general del Área de Cultura del Ayuntamiento, José Vallejo; la directora gerente de la Fundación Albaicín, Ferdaouss Bughlala; el secretario de la Comisión de Cultura, Javier Luna, y Enrique J. Hernández, secretario técnico de la Candidatura.

Los expertos han contabilizado un total de 38 espacios expositivos en la capital -qué es museo y qué no lo es depende en buena medida de las valoraciones técnicas, y no son unánimes-. El grupo de trabajo no entra a valorar su calidad o relevancia dentro del contexto nacional. Sin embargo, sí que propone estudiar otras modalidades museísticas ligadas a elementos singulares e identitarios de la historia y el patrimonio granadino.

Entre ellos, cita a siete muy concretos. El primero, un museo de títeres y marionetas que recupere, entre otros, el legado de Hermenegildo Lanz y ponga en valor la labor de conservación que lleva a cabo hoy su nieto Enrique, los títeres de cachiporra creados por Federico García Lorca, la tradición de compañías como la de Irene, que cumple medio siglo construyendo y realizando funciones de títeres, o incluso, por qué no, la realidad más actual, representada por el Festival Quiquiriquí y sustentada por compañías como Etcétera, Claroscvro o La Maquiné, grandes exponentes del teatro de títeres y con premios nacionales e internacionales.

Un museo de títeres y marionetas podría preservar el legado de Hermenegildo Lanz

La segunda propuesta es el Museo de la Semana Santa, a ejemplo de otras ciudades de perfil similar a Granada, como Cáceres, donde se podrían mostrar ornamentos -bordados, orfebrería, carteles-, propios de las 32 hermandades y cofradías granadinas.

La tercera opción puesta sobre la mesa es la creación del Museo de las Letras y la Palabra, ligado a la declaración de Granada como Ciudad de la Literatura Unesco, y donde podría acogerse el legado de poetas granadinos ya fallecidos, como Luis Rosales, o aún afortunadamente vivos, como Rafael Guillén, sin dejar de lado un recorrido amplio por la historia editorial de la ciudad.

La cuarta propuesta es la creación de un Museo de Arte Contemporáneo, que recoja las obras y colecciones del mayor número posible de artistas plásticos vanguardistas. Este museo también cumpliría con un papel de promoción de nuevos talentos, a través de exposiciones de carácter temporal, con obras destacadas que luego podrían pasar a formar parte de su colección permanente.

Historia y tradiciones

Otro de los espacios propuestos es un Museo de la Historia y las Tradiciones, para albergar libros, fotografías, pósters de fiestas, utensilios, alfarería y obras pictóricas relacionadas con la materia.

Una de las propuestas 'estrella' del grupo es la creación de un Museo del Flamenco. Un arte que en Granada tiene una continua y meritoria cantera desde hace siglos. La puesta en marcha de este museo comulgaría de forma directa con la línea puesta en marcha por el Consejo Internacional de Museos (ICOM); de potenciar las exposiciones dedicadas al patrimonio inmaterial.

Finalmente, el grupo de trabajo abre la puerta a la creación de un museo dedicado a la Arqueología Industrial -donde legados como el de Miguel Giménez Yanguas deberían tener un lugar preponderante-, y otro dedicado a la guitarra, una artesanía en la que Granada es líder internacional. De forma accesoria, pone sobre la mesa la oportunidad de crear espacios museísticos de menor entidad en torno a figuras históricas de la ciudad, tales como Eugenia de Montijo -su casa está en la calle Gracia-, Francisco Martínez de la Rosa, Fray Luis de Granada, Carlos Cano...

La propuesta del grupo contó con el respaldo unánime de los partidos presentes ayer en la Comisión -PSOE, PP y Cs- como ya ocurriera cuando este se puso en marcha. A partir de este punto, comenzaron las divergencias. Desde el PP, su portavoz ayer, Juan García Montero, abogó por llevar adelante la propuesta de un gran museo de la ciudad, con inversiones provenientes de Junta y Gobierno Central. «Sin inversiones, la Capitalidad quedará, si se consigue, en una iniciativa de bajo perfil, como la de San Sebastián. Y en el peor de los casos, la inacción del Ayuntamiento podría facilitar que otras ciudades despierten y opten a la designación», afirmó.

Del mismo modo, la portavoz de Cs, Lorena Rodríguez, reprochó a la concejala su falta de fe en el proyecto de la Capitalidad, lo que generó ciertos momentos de tensión, como también ocurrió entre García Montero y el concejal de Deportes, Eduardo Castillo, a cuenta del conocimiento de este último sobre la realidad cultural granadina.

Por su parte, el también concejal del PP, Fernando Egea, recordó proyectos como el de la ampliación del Museo Arqueológico con el colindante convento de las Bernardas, o la creación de una gran pinacoteca con los fondos municipales en la propia sede central del Ayuntamiento. También propuso recuperar el proyecto de teatro de la ópera como una de las grandes inversiones que podrían identificar el proyecto de la Capitalidad Cultural.