La oposición municipal pide que se aclare el futuro económico de la OCG y el Centro Lorca

Una discusión con De Haro (primero por la izquierda), y Marta Gutiérrez (segunda, con una silla de por medio), ambos concejales de Vamos Granada, retrasó el inicio de la Comisión./J.A.M.
Una discusión con De Haro (primero por la izquierda), y Marta Gutiérrez (segunda, con una silla de por medio), ambos concejales de Vamos Granada, retrasó el inicio de la Comisión. / J.A.M.

PP, Cs, IU y Vamos Granada solicitaron claridad en las cuentas de ambos entes antes de que se complete el proceso para nombrar a quienes los dirigirán

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

Cuando termina una legislatura, los dineros pasan a primer plano. Incluso en una materia en la que las inversiones –por escasas– han sido siempre secundarias, como es la cultura. Así, la comisión municipal del ramo se convirtió ayer en un mar de cifras, y en una petición masiva de inversiones para aclarar el presente y futuro económico de tres de las iniciativas culturas claves para la ciudad. A saber: la Orquesta Ciudad de Granada, sumida en una permanente crisis de numerario desde 2008; el Centro Lorca, con un flotante de 1,8 millones de euros que nadie sabe quién va a pagar y a quién, y la Capitalidad Cultural de 2031, una iniciativa para la que, hasta ahora, y por desgracia, sólo hay buenas palabras por parte del Ministerio de Cultura, ausencia absoluta por parte de la Junta de Andalucía, y ahora, una dinámica de participación positiva por parte de la Universidad, que, no lo olvidemos, cumple 500 años en 2031, por lo que es parte más que interesada en el éxito de la candidatura.

Precisamente, la UGR y el Ayuntamiento coordinan el evento 'Espacio público y ciudad', que tendrá lugar el 27 de febrero en la Escuela Superior de Arquitectura, institución que este mismo año cumple su 25 aniversario. En la mañana de ese día, expertos como Salvador Rueda, director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, y Juan Carlos Escudero, director del Centro de Estudios Ambientales de Vitoria, participarán, junto con los profesores de la UGR Juan Calatrava, Francisco Peña y Juan Carlos Reina, en una actividad que avanza en el modelo de ciudad que debe ser Granada cuando llegue la Capitalidad.

De forma casi coincidente en el tiempo, entre los días 25 y 26 de febrero, el Centro Federico García Lorca acogerá un simposio de 'Ciudades Creativas' en el que participarán siete urbes españolas –entre ellas la competidora de Granada, Burgos–, miembros de la red que agrupa a las ciudades con esta calificación.

Precisamente, Burgos se colocó en primera fila del debate en el inicio de la Comisión. Ante las noticias aparecidas en IDEAL del respaldo del pleno burgalés al inicio del a carrera por ser Capital Cultural en 2031, iniciativa para la que están recabando el apoyo de las instituciones, la concejala María de Leyva informó sobre el contenido de una reunión celebrada en el Ministerio de Cultura en la que, según afirmaron, fuera del contenido oficial, se les informó, a la propia concejala y al director general del área, José Vallejo, de que Burgos tenía el hándicap en la carrera por ser Capital Cultural la reciente designación de Salamanca, ciudad de su misma comunidad autónoma, para acceder a dicha distinción.

Por otro lado, siguió informando De Leyva de que habían puesto de manifiesto ante las autoridades ministeriales las debilidades, en el capítulo de infraestructuras, que Granada arrastra, tales como la limitada apertura del Museo Arqueológico –pendiente de finalizar unas obras muy necesarias, y eventualmente, de conectarlo con el vecino Convento de las Bernardas; la necesidad de emplazar el Museo de Bellas Artes fuera del recinto de la Alhambra, donde está «en precario», o la necesidad de construir el teatro de la ópera y la danza, cuyo solar, junto al Museo de CajaGranada, sigue silente después de décadas. Del mismo modo, se ahondó en la ya explorada posibilidad de que el Convento de la Merced se convierta en Museo de la Ciudad, así como la creación de un Museo de Arte Contemporáneo o de títeres, a partir de la colección de Hermenegildo Lanz.

Ante la petición del concejal Francisco Puentedura (IU) de que concretara a qué compromisos se había llegado con el Ministerio, la concejala respondió que no se había firmado nada, pero que existía la máxima predisposición, lo que provocó una oleada de recriminaciones por parte de los partidos de la oposición municipal.

Las cuentas

Con todo, el tema principal de la Comisión de ayer fueron las cuentas de algunas de las instituciones culturales más emblemáticas de la ciudad: el Centro Lorca, la Orquesta Ciudad de Granada y, de rebote, el Festival Internacional de Música y Danza. Sobre el Centro Lorca, las concejalas Lorena Rodríguez y María del Mar Sánchez (Cs) lideraron una petición para que se acelere el nombramiento de un gerente que ponga en orden la situación patrimonial del Centro e informe de una realidad que ahora es, cuando menos, confusa. A esta petición se sumó el concejal Juan García Montero (PP), quien recordó además que es urgente aclarar dónde están los 1,8 millones de euros de los que el gerente de la Fundación Lorca confesó en sede judicial haberse apropiado. El concejal popular fue más allá y aseguró que si en 30 días no obtiene una respuesta, presentará una querella criminal contra los responsables de la Fundación.

En cuanto a la OCG, Marta Gutiérrez trasladó a la Comisión la iniciativa presentada por la mañana, y que pasa por la puesta al día de las cuentas de la Orquesta por parte de Junta, Ayuntamiento y Diputación, con el aseguramiento del contablemente llamado Capítulo 1 –sueldos y gastos generales– enjugando los 1,6 millones de euros de deuda que arrastra la formación y que impide su crecimiento artístico. No es fácil el papel que le espera al nuevo gerente de la formación, cuyo proceso de designación se encuentra en su tramo final. En cuanto a las cuentas del Festival de Música y Danza, se volvió a pedir a la concejala que consiga el cierre presupuestario de 2018 y las previsiones de 2019.

La Comisión fue, además, escenario de la enésima trifulca entre Luis de Haro y Marta Gutiérrez, concejales ambos de Vamos Granada -aunque contra el primero hay abierto un procedimiento para apartarlo del grupo- a cuenta de quién tenía derecho a estar en dicha comisión. Al final, como ocurriera en la ocasión anterior en que se suscitó el asunto, De Haro abandonó su lugar en la mesa, no sin antes llamar la atención ante su situación.