Vinila von Bismark presenta su transgresor 'Quejío Nazarí'

Vinila von Bismark presenta su transgresor 'Quejío Nazarí'
RAMÓN L. PÉREZ

Sin miedo a nada, en un ambiente lúgubre y misterioso, la artista granadina se entregó por completo hasta descubrir su más pura esencia en el Palacio de los Olvidados de Granada

CAROLINA PALMA

Reivindicativa, transgresora y sorprendente. Vinila von Bismark rompió anoche una vez más con todo límite establecido durante la presentación de su nuevo single y videoclip, 'Quejío Nazarí'. Sin miedo a nada, en un ambiente lúgubre y misterioso, la artista granadina se entregó por completo hasta descubrir su más pura esencia en el Palacio de los Olvidados de Granada. Lo hizo en un evento exclusivo para medios, familiares y amigos; aquellos que «siempre estuvieron conmigo», como manifestó a este periódico en una entrevista previa al evento, con el que sobre todo pretendía agradecer a su entorno y al lugar la oportunidad ofrecida y la confianza depositada en ella y en su obra, su reivindicación más reciente. 'Quejío Nazarí' no es más que una llamada en forma de grito al público a abrir sus ojos, a no conformarse con lo conocido y aprendido, si no a ir más allá, cuestionándoselo todo. «¿La historia quién la cuenta? ¿Los ganadores o los que quieren ser ganadores?», es la pregunta constante que Vinila se hace y lanza a sus espectadores con esta obra, en la que reivindica la figura del último rey nazarí, Boabdil, no como un hombre débil o fracasado sino como uno de los más valientes de todos.

El acto comenzó con un comunicado de la propia Vinila en contra de las limitaciones impuestas por aquellos que ostentan la autoridad, basadas en el miedo y la manipulación de la información. Se presentó bajo un burka brillante del que decidió desprenderse a medida que el mismo le suponía un límite a la hora de expresarse. «Quiero hablar de la libertad de la que nadie habla», manifestaba mientras añadía que «somos tan musulmanes como católicos, tan árabes como romanos ¿Por qué esta persecución? ¿Por qué echarles? Quiero que el eco del quejío nazarí llegue a todas las fronteras». Aprovechó la noche también para expresar todo su agradecimiento a su equipo, «la Granada de Vinila, aquellos que estuvieron conmigo siempre» y, tras sus palabras, dio paso a su obra, aquella en la que ha estado trabajando tan arduamente durante todo este tiempo, en la que «me he dado por completo, todo mi corazón y vísceras». Una obra de imagen extremadamente cuidada, en la que se presenta tal cual es, sin miedo a nada.

Vinila von Bismark encierra en su nombre toda la espectacularidad y misterio que sabe también crear a la hora de entrar en escena. Los minutos que preceden a cualquiera de sus actuaciones o estrenos van plasmados de intriga y curiosidad por descubrir con qué más podrá sorprendernos la artista granadina de doble cara: Irene tras el escenario, y sobre el mismo, la magnífica Vinila. Es una mezcla de todo lo que la llena y empuja, cualquier estilo que pueda captar su atención, y no se limita ni se rige por nada. Estilos árabes, merengue, copla o electrónica. Ella lo engloba todo en cada pieza de música que crea. Así mismo sucede con sus obras de carácter visual, que no encuentran límite ni frontera ni siquiera en la mayor amenaza de veto por censura.

Aquí puedes ver su nuevo vídeoclip: Quejío Nazarí