Orce, una banda de música centenaria

Orce, una banda de música centenaria

Su origen se remonta a 1888 y algunos de sus músicos emigrados en los 60 fundaron bandas en Cataluña

ANTONIO ARENAS ORCE

Presume esta banda municipal de sus 130 años de antigüedad. Según unas actas del ayuntamiento de Orce, fechadas el 26 de febrero de 1888, un grupo de vecinos manifestaron su deseo de contar con una banda de música. Se ve que la demanda fue atendida pues el 11 de marzo, se nombra como director de esta formación a Manuel Álvarez quien se desplazará hasta Cartagena para la adquisición de los primeros instrumentos musicales. En la actualidad tiene su sede social en el Edificio Usos Múltiples de Orce. Sus integrantes rondan el medio centenar, y sus edades oscilan la entre los 8 y los 23 años. Banda que funciona de forma simultánea con la Escuela Municipal de Música, con alrededor de 25 personas, que reciben clases de solfeo, lenguaje musical e instrumentos.

Su director es Raúl Vázquez Arjona, a quien tuvimos la oportunidad de conocer a finales de agosto con motivo del II Encuentro de Bandas de Música de Cuevas del Campo. Volviendo a su devenir histórico, tras seis años de director, Manuel Álvarez sería sustituido por José María Vallejo que solo permanecería un año siendo sustituido por Julio Herrera Calpe. Fue bajo su dirección cuando empieza a funcionar como una sociedad musical. De nuevo, el 22 de mayo de 1922 se cambia de director, convirtiéndose en el titular de la banda, Miguel Navarro Romero, «oriundo de Huéscar el cual muy joven le fue asignada la plaza de director de la banda del pueblo manchego del El Pedernoso. Bajo su batuta llegó a considerarse la mejor banda de la comarca. Posteriormente desempeñará el cargo, Miguel Navarro Castilforte, hijo del anterior maestro».

Con la batuta: Raúl Vázquez Arjona

«Más allá de los estudios de bombardino o laúd, los cursos de dirección de banda, de coro polifónico, las clases de composición, armonía, la grabación de discos, programas de TV, de radio, la participación en festivales internacionales, ceremonias olímpicas, actuaciones en recintos reconocidos internacionalmente, los pasodobles, marchas de procesión u obras compuestas, me considero un músico de nacimiento», explica Raúl Vázquez, cuyos primeros recuerdos musicales le transportan a las piezas que tocaban en las bandas donde participaba su padre en Barcelona ya que, desde los 5 años, era asiduo oyente. A los ocho ingresaría en la escuela de la banda del barrio donde aprendió el laúd en la rondalla, solfeo y posteriormente el bombardino. «En 1993, se abrió ante mí la gran oportunidad que marcaría mi carrera musical. Viviendo en Barcelona, me ficharon para pertenecer al grupo tradicional por antonomasia en Cataluña, la cobla de sardanas. Allí desarrollé todo mi potencial musical como músico de trombón y de fliscorno bajo. Fueron 14 años maravillosos que de una manera profesional me permitieron disfrutar de la música llegándome a motivar para componer diversas obras para banda y formaciones de música tradicional. No dejé nunca morir mi conexión con las bandas ya que fui asiduo colaborador de diversas de la zona de Barcelona» explica Raúl que, a sus 44 años, no solo dirige la banda de Orce, sino también el coro polifónico Jamiz entre muchos otros.

El éxodo de los años 60 y 70 supuso un importante descenso en el número de componentes de la banda que no obstante, continuaban colaborando con ella en su egreso con motivo de las celebraciones de Semana Santa o fiestas de agosto.

Otro fenómeno a destacar es que algunos de los músicos emigrados continuaron su actividad musical en sus pueblos de acogida, llegando incluso a fundar nuevas bandas. Este es el caso de la banda de música Ciudad Cooperativa, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), que fue fundada a principio de los 80 por los hermanos orcenses Rafael y Antonio Vázquez Sánchez. Asimismo, en Orce, al inicio de esta década se produjo «una revalorización de la banda apoyada por la corporación municipal y también por los músicos emigrantes. Se retoma con fuerza la escuela de música, las 'academias' y los ensayos de la banda que siempre ha contado con sagas familiares de músicos como los Vázquez y los Torres, que representan las más longevas incluyendo abuelo, hijo y nieta. Raúl Vázquez también nos informa que gracias a la labor de Francisco Javier Gallardo, la banda vuelve a situarse no solo en el plano municipal, participando en las celebraciones locales, sino también a nivel comarcal, provincial, e incluso en una ocasión nacional ya que ha tenido la oportunidad de tocar en ferias, conciertos y procesiones en localidades como Caniles, Cúllar, Galera, Baza, Vélez Rubio, Ogíjares o Montornés del Vallés (Barcelona), habiendo participado también en dos ediciones del Certamen de Bandas de Andalucía.

Actuaciones

«En todas las actividades culturales que se realizan en Orce la banda está presente. Empieza el año con la cabalgata de Reyes del 5 de enero, sigue en las fiestas de San Antón y San Sebastián donde participa en el desfile en el cual los moros 'roban' el santo Sebastián. La Semana Santa se abre en nuestra localidad el Viernes de Dolores participando en la procesión de este día además de las del Jueves Santo y Viernes Santo. Corpus y Corazón de Jesús son las siguientes actuaciones y ya entrado el verano realiza el concierto de feria, el certamen de bandas el cual este año ha cumplido su XXX edición, el desfile de carrozas, la misa del 15 de agosto y la procesión de ese mismo día. Además suele participar en otros certámenes de bandas como ha sido el caso este año el de Cuevas del Campo», explica. Aprovecha la celebración de Santa Cecilia para incorporar a los nuevos componentes de la banda con un pasacalles hasta sus casas y una comida de celebración y para finalizar el año el Concierto de Navidad cierra la actividad bandística en su localidad. Respecto al repertorio señala desde los clásicos pasodobles de concierto hasta obras modernas pasando por bandas sonoras, zarzuelas, pasacalles y marchas además de marchas de procesión y fúnebres para las celebraciones religiosas.

«Cabe destacar el aprecio especial que tenemos hacia el pasacalles 'El aire serrano' de Eduardo Castilforte el cual se ha convertido en un himno para nosotros y el pueblo», explica este director que entiende que esta banda conforma una gran familia, ya que desde pequeños crecen con la música. Por ello, destaca el compañerismo imperante y la transmisión de experiencias y conocimientos que caracteriza los primeros ensayos de las nuevas incorporaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos