La mirada de la soledad

'Soledad', obra de José María López Mezquita expuesta en Londres, Nueva York y Buenos Aires, se puede observar ahora en Granada./ JORGE PASTOR
'Soledad', obra de José María López Mezquita expuesta en Londres, Nueva York y Buenos Aires, se puede observar ahora en Granada. / JORGE PASTOR

La enigmática obra de López Mezquita, entre los 40 cuadros que componen 'Maestros y coetáneos de Bertuchi' | La muestra, una de las más importantes de la temporada en Granada, se podrá ver hasta el 12 de octubre en la Sala Zaida de Caja Rural

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Se llamaba Fernanda. Era la musa de José María López Mezquita. Su modelo favorita. También su esposa. La pintó vistiendo un elegante mantón de manila, tomando el sol, en la cocina de su casa… Y en 1922 la pintó también nostálgica y triste. Pintó la mirada de la soledad. 'Soledad', una de las obras predilectas de López Mezquita –la expuso en ciudades como Londres, Nueva York o Buenos Aires–, es uno de los más de cuarenta cuadros que conforman 'Maestros y coetáneos de Mariano Bertuchi', sin lugar a dudas una de las grandes exposiciones programadas este año en Granada. Se trata de una cuidada selección de pinturas de reputadísimos artistas granadinos de la segunda mitad del siglo XIX y primera del XX, todas pertenecientes a la colección privada de Casa Ajsaris, de Granada, cuyos autores fueron referentes del gran Mariano Bertuchi, nacido en 1884 en la calle Escutia del barrio del Realejo y muerto en Tetuán (Marruecos) en 1955.

En la sala Zaida de la Fundación Caja Rural de Granada (Puerta Real), donde se halla esta muestra que se puede visitar hasta el próximo 12 de octubre –de lunes a sábado con horario de 18.30 a 21.30 horas–, se puede ver una selección de óleos del propio Bertuchi. Entre ellos su opera prima, pintada cuando contaba tan sólo con doce años, 'La posada de la alhóndiga', aquella posada –de la que no queda rastro alguno, por cierto–, que luego dio nombre a la céntrica calle de las tiendas de Granada. También se enseñan otras creaciones de Bertuchi como 'Los mártires', una estampa de uno de los estanques del Carmen de los Mártires, 'Sirviendo el té', 'Camino de la Herradura', 'Escuela de artes y oficios de Tetuán', 'Fondak del trigo', 'Chauen' o 'Cacharero'.

«El gran objetivo de esta exposición es el reconocimiento de estos autores granadinos» Francisco Jiménez, COMISARIO DE LA EXPOSICIÓN

Muchos han sido los adjetivos utilizados para calificar la extraordinaria producción de Bertuchi.Algunos lo definen como 'orientalista' en su etapa de juventud, pero sin toques exóticos. Otros hablan de él como un impresionista, post impresionista o luminista por su técnica, pero lejos de los cánones de la tradición. También ha sido considerado costumbrista o regionalista por su temática, pero sin abundar en estereotipos alejados de la vida real. Y por último también hay quien lo cataloga como 'africanista' por su relación con Marruecos y Ceuta, donde residió durante una década, y la plasmación de sus ambientes.

Detalles de la exposición 'Maestros y coetáneos de Mariano Bertuchi', de la Colección Casa Ajsaris. / JORGE PASTOR

Referentes de Bertuchi

Junto a las pinceladas limpias y evocadoras de Mariano Bertuchi, se pueden contemplar otras de algunos de sus grandes referentes. Todos formados en la Escuela de Granada, influidos por los nuevos aires artísticos y conscientes del letargo de su ciudad. Concretamente hay obras de Eduardo García Guerra (Granada, 1827-1893), José Larrocha (Granada, 1850-Buenos Aires, 1933), Rafael Latorre (Granada, 1872-1960), Manuel Gómez Moreno (Granada, 1834-1918), Antonio Muñoz Degrain (Valencia, 1840-Málaga, 1924), José Ruiz de Almodóvar (Granada, 1867-1942), Antonio Gómez Mir (Granada, 1877-1938), José María Rodríguez Acosta (Granada, 1878-1941), Enrique Marín Sevilla (Granada, 1870-Madrid, 1940), Gabriel Morcillo (Granada, 1887-1973) y José María López Mezquita (Granada, 1883-Madrid, 1954).

«Hemos ofrecido la donación de nuestros fondos a Granada y nunca ha habido interés» Juan Manuel Segura, Comisario de la exposición

Los comisarios de 'Maestros y coetáneos de Mariano Bertuchi' son Juan Manuel Segura y Francisco Jiménez, coleccionistas y propietarios de la Casa Ajsaris, un edificio que rezuma arte situado en el bajo Albayzín. Según Francisco Jiménez, esta exposición es una «magnífica oportunidad para acercarse a la producción artística de pintores que han alcanzado en algunos casos fama internacional y cotizadísimos en los mercados del arte, pero que paradójicamente son desconocidos para infinidad de ciudadanos de Granada». «Nuestro gran objetivo –afirma Jiménez– es el reconocimiento de estos pintores, al mismo tiempo que se pueda disfrutar de su enorme calidad pictórica». «Además, es una buena ocasión para conocer cómo era la Granada de la centuria comprendida entre 1850 y 1950 y comprobar, a su vez, lo que han cambiado rincones emblemáticos o paisajes como los del propio Albayzín», explica Francisco Jiménez.

Juan Manuel Segura y Francisco Jiménez.
Juan Manuel Segura y Francisco Jiménez. / JORGE PASTOR

Juan Manuel Segura recuerda que desde Casa Ajsaris se ha ofrecido la cesión a Granada de sus valiosos fondos, fruto de cuarenta y cinco años de coleccionismo. «El primer intento de donación fue siendo alcalde Antonio Jara y posteriormente se ha hecho el ofrecimiento, sin imponer ningún tipo de condición, al resto de corporaciones municipales, pero nunca ha llegado a buen término como fruto de su desinterés por la cultura», dice Segura. Por este motivo, aunque su primera opción siempre ha sido Granada, ahora están abiertos a las propuestas que les puedan llegar desde otros lugares de España.

Juan Manuel Segura se muestra bastante crítico con la gestión cultural que se hace desde las administraciones. Una situación que lleva, por ejemplo, a que Granada carezca de un museo, frente a la inversión en equipamientos e infraestructuras que se realiza en Málaga, verbigracia.

Los 'clásicos' que iniciaron una revolución estética

Poli Servián, responsable de la Fundación Caja Rural, comenta que 'Maestros y coetáneos de Mariano Bertuchi' testimonia «el compromiso con el arte y la cultura en Granada». «Son pinturas de autores que parecen clásicos, pero que marcaron una auténtica revolución estética en su época», asegura Servián, quien agrega que está muestra contribuye a sacarlos de un olvido injusto «pese al reconocimiento internacional». Servián también subraya la importancia documental de esta exposición respecto a las costumbres, el urbanismo y otros aspectos como el papel de la mujer en aquella época.