María Prieto, posible amor de juventud de Falla

María Prieto, posible amor de juventud de Falla

J.A.M.

De todos es conocido que Falla no fue un gran mujeriego, que vivió para la música toda su vida, y que su existencia fue casi la de un ermitaño. Sin embargo, las cartas que forman parte del estudio del profesor Titos revelan la amistad con dos hermanos, los Prieto Ledesma. Sobre todo con Manuel, que en alguna carta se dirige a Falla como «Manolírico». Manuel Prieto, junto con su hermano Enrique y Joaquín Sánchez, forman parte del grupo juvenil de amigos del músico, unidos por su melomanía. En ese contexto, Falla conoció a María, hermana de Manuel y Enrique, y del texto de algunas cartas dirigidas a su por entonces confesor, el padre Fedriani, se infiere que anduvo enamorado de ella. De porqué ese amor no cuajó, hay variadas hipótesis.