Tocar la Luna desde el Parque de las Ciencias de Granada

Autoridades muestran el guante de Eugene Cernan, con su foto proyectada, que se podrá ver en el Parque de las Ciencias de Granada./JORGE PASTOR
Autoridades muestran el guante de Eugene Cernan, con su foto proyectada, que se podrá ver en el Parque de las Ciencias de Granada. / JORGE PASTOR

El Parque de las Ciencias, que el año pasado batió récord de visitantes, expondrá el guante de Eugene Cernan, el último ser humano que paseó por suelo lunar

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Fue el 7 de diciembre de 1972. El Apolo XVII tocaba suelo lunar. Fue la última misión del programa Apolo de la NASA. Al frente de la nave estaba el comandante Eugene Cernan. Le acompañaban los pilotos Ronald Evans y Harrison Schmitt. Regresaron a la tierra exitosamente doce días después. Cernan fue el último ser humano que paseó por la Luna y ahora es, también, el último astronauta que ha 'visitado' Granada.

El guante que utilizó en aquel viaje se puede observar aquí, en la capital granadina. Llegó el martes por la mañana y hoy ha sido el gran reclamo del acto institucional de presentación de resultados del Parque de la Ciencias en el pasado 2018, un ejercicio en que se batió el récord de visitas en «este espacio de referencia sobre divulgación científica en el Sur de Europa», como ha destacado el alcalde de Granada y vicepresidente del Consorcio Parque de las Ciencias, Francisco Cuenca. El año pasado se alcanzaron los 871.277 accesos, lo que supone casi seis mil más que en 2017 y cien mil más que en 2016. De todos ellos el museo computó 440.365 usuarios, el planetario 119.812 y el Biodomo, la última gran apuesta, 198.758 -de hecho gran parte de la evolución positiva interanual se debe al Biodomo-.

Firma de Cernan en el guante que viajó a la Luna en 1972
Firma de Cernan en el guante que viajó a la Luna en 1972 / JORGE PASTOR

Por este motivo, la palabra más repetida en el evento de esta mañana ha sido 'éxito'. Todos los políticos que pasaron por la tribuna de oradores la repitieron entre una y cinco veces. Un 'éxito' -indudable a colación de las estadísticas- que está por ver si se materializará en un incremento presupuestario de la Junta de Andalucía, una cuestión que se ventilará, en teoría, en las próximas semanas, tal y como ha anticipado el delegado del gobierno andaluz Pablo García. La semana que viene está previsto que las diferentes consejerías empiecen a valorar el techo de gasto y cuál es la dotación que se destinará al Parque de las Ciencias, por ejemplo –en este punto conviene recalcar que la mitad del dinero que precisa el Parque para funcionar se obtiene de recursos propios, o sea de la venta de entradas-.

También debería confirmarse si el director del Parque, Ernesto Páramo, seguirá al frente, una posibilidad más que factible a la vista de las loas recibidas por este gestor, por su equipo y por todos los trabajadores del Parque. Aunque la duda siempre está en el aire. «Nunca se sabe, Ernesto», ha comentado Pablo García, quien también ha insistido en que no hay por qué hacer cambios «cuando las cosas siguen funcionando».

Consolidación del modelo

Ernesto Páramo ha hablado de la consolidación de un modelo de institución muy singular donde intersectan educación, comunicación contemporánea, turismo cultural y la promoción de la ciencia y la tecnología. Y ha subrayado el cumplimiento de los cuatro grandes objetivos marcados por el Parque a principios de 2018.

Presentación de los resultados del Parque del año pasado
Presentación de los resultados del Parque del año pasado / JORGE PASTOR

En primer lugar, la «gran respuesta de público», avalada por magnitudes como la afluencia. En segundo, el desarrollo del Biodomo, tanto en la ejecución de la infraestructura como en la justificación de fondos europeos. Tercero, la proyección nacional e internacional del Parque como consecuencia de la implementación de nuevas áreas como la oficina Esero de la Agencia Espacial Europea y la itineración de exposiciones por diversas ciudades españolas como Barcelona, Valladolid, Cuenca, Oviedo o Pontevedra y extranjeras Coimbra, Bruselas, Dortmund y también norteamericanas como Chicago. Y cuarto, por la aprobación de los nuevos estatutos del Consorcio y el reforzamiento de la presencia institucional tras la entrada de las consejerías de Salud y Turismo de la Junta.