Granada instará a la Unesco a declarar la zambra como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

La zambra flamenca de Curro Albayzín, en el multitudinario homenaje a Enrique Morente./ALFREDO AGUILAR
La zambra flamenca de Curro Albayzín, en el multitudinario homenaje a Enrique Morente. / ALFREDO AGUILAR

El mundo flamenco granadino se congratula ante una iniciativa que, según Curro Albayzín, «debía haberse tomado hace décadas»

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGranada

El Ayuntamiento de Granada va a instar ante la Unesco la declaración de la zambra sacromontana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Ayer, la concejala de Cultura, María de Leyva, presentó la propuesta ante los portavoces de los distintos grupos municipales, y el siguiente paso será obtener la aquiescencia del pleno que tendrá lugar el próximo viernes para poner en marcha la iniciativa.

Según afirmó ayer De Leyva a IDEAL, «este es el paso lógico tras el reconocimiento del flamenco cmo Patrimonio Inmaterial. La zambra es una manifestación flamenca autóctona, muy identificable con Granada y sus barrios del Sacromonte y el Albayzín donde tiene su origen. Y debe ser protegido, a nuestro entender, porque constituye la manifestación más antigua del flamenco puro».

En cuanto a la opotunidad de solicitar ahora una distinción que ya llevaba siendo pedida por el mundo flamenco desde hace años, De Leyva afirma que «la conmemoración del centenario del Concurso de Cante Jondo, prevista para 2022, es una de las razones que nos mueven. Sería una gran noticia que ambas celebraciones coincidieran».

Sin duda, uno de los más acendrados defensores de la zambra y la cultura que arrastra desde hace siglos es el maestro flamenco Curro Albayzín. Esperaba la decisión tomada por el equipo de gobierno capitalino porque es uno de sus principales inductores. Por ello, comentó que «llevamos muchos años, décadas, luchando por la recuperación de los bailes y cantes autóctonos. De hecho, hemos escrito varios libros sobre el asunto. Además, se ha creado una plataforma digital que está trabajando desde Motril para conseguir esta declaración».

Precisamente, según el artista, uno de los próximos pasos que se van a llevar a cabo es la producción de pliegos que se puedan colocar en mesas repartidas por el centro de la ciudad y en centros culturales, para recabar el máximo número posible de firmas de apoyo a la iniciativa.

Albayzín recuerda que «la zambra ha sido una de las modalidades flamencas de más largo recorrido, no sólo en Granada, sino en España y el mundo. Está presente de forma continuada desde 1840, y siempre en peligro de desaparecer porque siempre ha habido quien no la ha considerado como una forma ortodoxa de hacer flamenco».

El glamour

También recuerda el artista flamenco la repercusión que la zambra sacromontana ha tenido como tarjeta de presentación del flamenco ante personalidades de todo el mundo. «Actores, nobles, artistas, presidentes y reyes, así como personajes del mundo de la farándula, conocieron el flamenco en primera instancia gracias a la zambra».

Pero el público conocimiento de esta celebración del arte que hunde sus raíces en los días de fiesta gitanos, como las bodas, se retrotrae a la época de los viajeros románticos. Compositores como Glinka o Claude Debussy –este último jamás estuvo en Granada, pero vio a los gitanos en las exposiciones universales de París–, tuvieron su primer contacto con el flamenco de raíz gracias a la zambra. También inspiró la obra de Manuel de Falla 'El amor brujo', y constituyó uno de los momentos artísticos culminantes del Concurso de Cante Jondo, con el que ahora se vincula a partir de la propuesta municipal.

Curro Albayzín no ahorra, haciendo balance, críticas sobre la pérdida de peso que el espectáculo de la zambra ha perdido en eventos como el Festival Internacional de Música y Danza. «Me parece triste que el Festival se inaugurara en 1952 con un espectáculo de zambra, y ahora se hayan olvidado de programarlo, ni se habla de él».

Con todo, es optimista sobre el futuro. «Esta declaración puede dar un impulso definitivo para que este arte no se pierda. Han sido los propios músicos los que la calificaron como 'flamenco para turistas'. Es el momento de colocarla en el lugar que merece».