La Granada 'indie' se retira de las elecciones de la SGAE

La Granada 'indie' se retira de las elecciones de la SGAE

Jota de Los Planetas y Noni de Lori Meyers denuncian, junto a otros artistas, que la sociedad no permite el voto electrónico y amenazan con retirar su repertorio

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZ

El voto electrónico parte en dos a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Un numeroso grupo de artistas, entre los que se cuentan Jota de Los Planetas y Noni de Lori Meyers, han retirado sus candidaturas de la entidad después de que la comisión electoral se haya declarado no competente para dar cumplimiento a su petición en la que reclamaban que los socios pudieran ejercer su derecho al voto electrónicamente a distancia. La decisión saca de las listas a dos de los tres granadinos –el coreógrafo y bailarín Rafael Amargo sí permanece por el momento– que aspiraban a ocupar asiento en alguno de los cuatro colegios que conforman la ejecutiva de la entidad.

El grupo, que además de los granadinos cuenta con figuras de peso como Rosa León, Sole Giménez, Kiko Veneno, Amaro Ferreiro, Jorge de Ilegales o Álvaro Urquijo, consideran que los problemas de la entidad, muy cuestionada tras la operación contra la práctica de la 'rueda', tienen un carácter «estructural». Es por ello que, como confirman en un comunicado, ven necesaria una modificación urgente de los estatutos que se ajuste a la Ley de Propiedad Intelectual y garantice la aplicación de un sistema de reparto de derechos acorde y proporcional al uso y repercusión de las obras, la plena transparencia y profesionalización de la gestión y la representación justa de los socios en los órganos de control.

Para implementar los cambios, el grupo anunció hace meses su participación en las elecciones «con el fin de regenerar y modernizar la entidad». Aspiraban, como aseguran, a convertir la SGAE «en una sociedad transparente, eficaz y justa».

Cuando los artistas se presentaron a las elecciones, solicitaron a la comisión electoral que permitiera el voto electrónico a distancia de los socios. La petición se vio reforzada por el apercibimiento que el ministerio de Cultura hizo a la entidad el pasado 27 de septiembre en el que, además de señalar otros incumplimientos, la instó a constituir una junta directiva a través de un procedimiento que garantizara el respeto de todos los derechos reconocidos a sus miembros «incluido el derecho de los miembros a comunicarse por electrónica con la entidad, el cual incluye el ejercicio del derecho del voto por dicha vía».

El ministerio de Cultura especificaba a la entidad que «desde el 15 de julio de 2018 los miembros de la SGAE tienen derecho a votar electrónicamente a distancia en unas elecciones a miembros de su junta directiva sin que la entidad pueda condicionar su ejercicio a ningún requisito previo». Sin embargo, la comisión electoral hizo oídos sordos a la petición de los artistas y se declaró «no competente» para habilitar el sistema de voto electrónico.

Retirada del repertorio

Los artistas manifiestan su disconformidad con la decisión de la SGAE, retiran sus candidaturas a unos comicios electorales que no reconocen como válido y anuncian que no aceptarán los resultados del próximo 25 de octubre.

Los artistas apuntan en su comunicado al actual presidente de la entidad, José Miguel Fernández Sastrón, y a sus órganos de gobierno, a los que responsabilizan, en su opinión, de «un reparto de derechos no ajustado a la legislación vigente y beneficiando económicamente a 'La rueda' o la no adaptación de los estatutos a la Ley de Propiedad Intelectual dentro del plazo previsto». Por ello, instan al ministerio de Cultura a actuar con firmeza, «procediendo a la remoción de los órganos de gobierno y representación de SGAE y a su intervención temporal», y advierte de que recomendarán retirar el repertorio de la sociedad «si a fin de año no se han subsanado estas graves irregularidades».

Consultado ayer por IDEAL, desde la SGAE reafirmaron las declaraciones efectuadas por Fernández Sastrón el pasado jueves 11 de octubre en las que calificó la petición del grupo como «picaresca censurable». El presidente en funciones defendió ese día que los artistas que han retirado sus candidaturas «ya sabían lo que había cuando se presentaron» y aseguró que si no les gusta el sistema que hay «la mejor manera de cambiarlo es presentarte».

«Creo que deben una lealtad a la entidad y a sus compañeros. Han esperado a tener acceso a una herramienta para hablar con los socios pero luego piden no votar a los demás. No hay lealtad», dijo José Miguel Fernández Sastrón, que descartó entonces tomar medidas legales por «una cuestión de ética».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos