«El flamenco me está siempre acechando»

El cineasta granadino José Sánchez Montes/R. I.
El cineasta granadino José Sánchez Montes / R. I.

Hoy a las 20.30 horas presenta su documental 'La Platería 70. Una historia flamenca' en el teatro Isabel la Católica

JORGE FERNÁNDEZ BUSTOS

Hoy jueves, a las 20.30 horas, de manera gratuita medio invitación, se presenta en el teatro Isabel la Católica el documental 'La Platería 70. Una historia flamenca' del cineasta granadino José Sánchez Montes, bajo la producción de la misma Peña. Han sido muchas noches de rodaje entre actuaciones y entrevistas para celebrar este aniversario con una película de casi una hora de duración que pone de manifiesto la buena salud de que goza La Platería, su proyección hacia el futuro y su clara labor social, amén de su difusión y conservación del arte flamenco. Dedicado especialmente a los socios que han hecho de la Peña una forma de vivir y sentir el arte flamenco durante los setenta años de vida que atesora la institución, han intervenido como plateros excepcionales entre otros muchos el Presidente de la Peña Juan De Dios Vico, el Socio de Honor Antonio Gallegos, el guitarrero y uno de los primeros miembros Francisco Manuel Díaz o los artistas Curro Albayzín, Carmen Linares, Alfredo Tejada, Antonio Campos o Juan Pinilla.

–¿Qué tiene José Sánchez Montes de flamenco?

–Pues yo creía que poco, porque no soy ni siquiera un buen aficionado. Lo que pasa es que los flamencos han ido confiando en mí cada vez más y me he ido enterando poco a poco de algo, sin que eso me convierta en flamenco. Pero todo se pega. Y a mí es una música que me fascina, eso sin duda.

–¿Cuántas películas y documentales ha hecho sobre el género?

–Unas cuantas, ya son bastantes desde que empecé en los años 90 con Enrique Morente. Y lo bueno es que he podido hablar de genios y primeras figuras como Camarón, Eva Yerbabuena, Estrella Morente o el propio Enrique, a los que habría que sumar muchas grabaciones o trabajos con artistas que son profundamente flamencos como Martirio o Javier Ruibal. Y los que están en proyecto porque el flamenco me está siempre acechando... y eso me encanta.

–¿Sus propuestas son autodidactas o ha tomado nota de otros creadores como Tony Gatlif o Dominique Abel?

–Dos documentalistas admirables, especialmente Dominique que es amiga, pero yo me he fijado mucho más en maestros indiscutibles como Carlos Saura, con una obra flamenca para quitarse el sombrero, o José María Velázquez-Gaztelu, que nos ha legado el tesoro audiovisual más importante de la historia del flamenco.

«Las cosas de Enrique Morente saldrán a la luz cuando su familia lo desee»

–Nos consta que tiene bastante material inédito de Enrique Morente y de otros artistas flamencos. ¿Cuándo verán la luz esos metros de grabación?

–Ya son 35 años en esta profesión y el archivo cada vez es más grande y antiguo. Las cosas de Enrique saldrán a la luz cuando su familia lo desee. Lo importante es que ese archivo quede protegido y se respete su integridad y su valor

–¿Qué ha querido reflejar en el documental de La Platería?

–Es el fruto de un encargo que podría parecer muy simple, contar la historia de esta brillante Peña. Yo he intentado como siempre ordenar y fijar la memoria de los plateros que crearon la peña flamenca decana de todas las que existen, con los testimonios de muchos de sus protagonistas. Es un encargo de la junta directiva en su 70 aniversario. Agradezco su confianza al poner en mis manos una labor de enorme responsabilidad.

–¿Descubrirá algo nuevo este documental?

–He querido hacer una película para todos los ciudadanos que estoy seguro que en su mayoría desconocen los secretos y la magia que hay detrás de las paredes de ese maravilloso Carmen de la Plaza de Toqueros. Está trufado de anécdotas y vivencias llenas de emoción y pasión.