«Creo que en el Conservatorio Reina Sofía de Granada se trabaja muy bien»

José Carlos Martínez./ALFREDO AGUILAR
José Carlos Martínez. / ALFREDO AGUILAR

El director de la Compañía Nacional de Danza, José Carlos Martínez, está al frente de 'El sombrero de tres picos', el estreno de la versión original de esta noche en el Generalife, y ha ofrecido clases magistrales en el centro educativo artístico granadino

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El cartagenero José Carlos Martínez cumple este año 50. Es una cifra redonda. Redonda ha sido también su carrera, desde sus primeros pasos con Pilar Molina, hasta la Ópera de París, y desde 2011, la dirección artística de la Compañía Nacional de Danza. Un lujo para el ballet español, que hoy estará al frente del conjunto en la recuperación de la coreografía original de 'El sombrero de tres picos' de Manuel de Falla y Léonide Massine. Un lujo también para el Conservatorio de Danza Reina Sofía de Granada, donde ha venido acudiendo en los últimos años para ofrecer su magisterio –algo que hace en muy raras ocasiones fuera de la Compañía– a un grupo de 12 privilegiados, dentro de los Cursos Manuel de Falla.

De hecho, para Martínez, venir a Granada se ha convertido en una bendita costumbre. «Conozco muy bien a los alumnos. Cada vez llegamos más lejos», comenta. Sobre la nueva versión de 'El sombrero…', dice que «vamos a hacer la coreografía original de Léonide Massine. Ha estado con nosotros, y ha trabajado codo con codo, su hijo Lorca Massine. Es una pieza que he bailado mucho, y fue mi primer papel como solista que hice en la Ópera de París, por lo que me ha acompañado a lo largo de mi carrera, y me hace mucha ilusión estrenarlo en Granada».

Afirma que «hemos hecho una labor de búsqueda sobre los figurines de Picasso, porque había parte de una producción anterior del Ballet Nacional que vamos a utilizar, pero otros trajes hemos tenido que recuperarlos, estudiando el trabajo original. De los 40 atuendos que aparecen en la propuesta, 12 son nuevos». Asegura que el Festival es una de las citas más importantes del año para la danza en nuestro país. «Hemos estado presentes muchas veces, y de hecho, tenemos la Medalla de Oro por nuestra trayectoria. Es un lugar primordial para difundir nuestro trabajo, y el hecho de estrenar aquí 'El sombrero de tres picos' es una buena muestra de ello».

El coreógrafo guarda un cariño muy especial para el grupo de alumnos del Reina Sofía con el que ha trabajado en estos días, y alaba la trayectoria del Centro: «Creo que en el Reina Sofía se trabaja muy bien, se motiva mucho a los estudiantes. Y sobre todo, no ocurre como en otros lugares, donde profesores y alumnos aprenden encerrados entre cuatro paredes. Aquí se les buscan salidas, se les hacen sentir unas inquietudes que permiten un progreso más rápido en sus carreras. Luego, evidentemente, el talento y la suerte hacen el resto». Cita el caso de la granadina Irene Ureña, bailarina muy consolidada dentro de la Compañía Nacional de Danza, y a la que IDEAL entrevistó durante la pasada edición del Festival.

Un futuro por escribir

El maestro deja la dirección en septiembre, y ayer supimos que los dos solistas que actuarán esta noche en 'El sombrero...', Ion Agirretxe y Aída Badía, también lo harán, por lo que la actuación de esta noche adquiere una mayor excepcionalidad, sin cabe. Ante Martínez se abre un futuro como 'coreógrafo freelance' cuya próxima parada será Viena, pues será el responsable de coreografiar el mundialmente conocido Concierto de Año Nuevo de Viena. Pero hay mucho más: «Montaré mi versión de 'El corsario' en la Ópera de Roma y en Lubliana, y tengo varios proyectos más en cartera. Para mí, supone un cambio importante, porque tras ocho años dejo lo que es la gestión de despachos, la del día a día de una compañía, para centrarme en mi labor como coreógrafo». Haciendo balance de este tiempo en la Nacional, comenta que «era necesario consolidar y ampliar el repertorio, darle una identidad. Me siento satisfecho, pero es el momento de abrir otra puerta y tener otras metas».