Momentos de angustia con una cogida de El Fandi

Momentos de angustia con una cogida de El Fandi

Tarde espléndida en la plaza granadina con Morante de la Puebla, El Juli y El Fandi

MARIA DOLORES MARTÍNEZ

Había muchísimas ganas de volver a ver en toda su dimensión a Morante de la Puebla en Granada en esta tarde Corpus pero el cuarto, de Olga Jiménez, no era precisamente el más idóneo para ello. De ahí que cuando el sevillano optó por tirar por la calle de en medio y, a la postre, pinchar y recetar media estocada, los ánimos del respetable se pusieran a la gresca e incluso recibiera una bronca.

Julian Lopez El Juli volvió a sacar todos sus recursos e inteligencia con el quinto, un toro de Peña de Francia que se quedaba debajo en cada muletazo y le obligó a tirar continuamente de sus cortas embestidas. Como sucediera en su anterior actuación El Juli asentó la zapatilla y se lo pasó muy cerca para construir faena. Se fue con mucha fe detrás de la espada y a sus manos fue otra oreja de peso.

David Fandila El Fandi cortó las dos orejas del gran toro de Olga Jiménez, un astado con transmisión, fijeza y duración al que el granadino cuajo una faena poderosa y firmisima. A la vistosidad y facilidad manejando el capote, que inició con dos largas cambiadas, se unió un tercio de banderillas de mucho merito en el que el de Matilla apretó. Con la muleta inció con una serie de rodillas una faena templada en la que los muletazos se sucedieron con largura y limpieza y en la que no se privó de volverse a poner de hinojos para exprimir al máximo las bondades de su oponente. Entró a matar como un cañón y se pidieron con fuerza y concedieron las dos orejas. Con ellas el granadino suma ya su puerta grande número 48 en Granada.

El Fandi fue arrollado de mala manera junto a las tablas porque el toro no obedeció cuando ejecuto al quiebro el tercer par de banderillas, iniciado de rodillas.. Se vivieron momentos de angustia en la Monumental de Frascuelo, pero cuando el granadino logro recomponerse volvió a la cara del astado para muletearlo de rodillas y sacar aún más toda su raza. La que le faltó al de Hermanos García Jiménez. Una vez más El Fandi estuvo poderoso y paseó oreja tras estocada entera.

Julian Lopez El Juli puso toda la raza que le faltó al de Garcia Jiménez. Impresionante la demostración de dominio, de conocimiento y firmeza del madrileño, que ejecuto todo en un palmo de terreno, mientras se pasaba a su ejemplar muy cerca, improvisaba en la misma cara y ligaba las series con enorme suficiencia. El toro rodó sin puntilla tras gran estocada.

Al primero, de Hermanos Garcia Jiménez, le faltó motor. Pese a ello Morante de la Puebla supo aprovechar y dosificar con mimo sus cortas embestidas. Lo laceo con sentimiento a pies juntos, que remató con una media primorosa. Los ayudados dieron pasó a series con la diestra de mucho sentimiento y a cámara lenta, pero cuando tomo la izquierda el astado estaba ya muy encogido y optó por coger el estoque. Mato de estocada entera. Fue ovacionado

La Monumental de Frascuelo luce espléndida con el aforo a rebosar. Morante de la Puebla viste un terno canela y azabache, El Juli, nazareno y oro, y El Fandi, coral y oro.