José Tomás: «Granada es una plaza que siempre se me ha dado bien»

El diestro José Tomás junto al extracto dela entrevista que concedió a IDEAL hace dos décadas./ALBERTO SIMÓN/AFP
El diestro José Tomás junto al extracto dela entrevista que concedió a IDEAL hace dos décadas. / ALBERTO SIMÓN/AFP

Extracto de la entrevista concedida por el torero a IDEAL en 1998

FRANCISCO MARTÍNEZ PEREAGranada

El 13 de junio de 1998 IDEAL publicaba una entrevista con José Tomás, realizada por nuestra compañera, María Dolores Martínez, en la que el diestro de Galapagar hacía las siguientes declaraciones con ocasión de su actuación, ese día, en la Feria del Corpus: «Es una plaza que siempre se me ha dado bien. Estoy en un buen momento y vengo muy ilusionado. Su público es uno de los mejores. Va a la plaza con alegría e ilusión y a desearle suerte al torero. Eso te motiva». Era su tercera temporada como matador de toros y el madrileño hacía el paseíllo en la Monumental de Frascuelo, la plaza de sus entonces apoderados Emilio Miranda y Santiago López, tras ser declarado triunfador indiscutible de Madrid. Algunos medios ya lo consideraban un torero de época, a lo que el de Galapagar respondía con humildad que aquello era «algo muy fuerte, pero esos comentarios no tienen que influirme. Surgieron tras el éxito de Madrid. Mi obligación es centrarme en 1o mío». José Tomás continuaba su particular romance con Granada y como mejor prueba de ese cariño surgió la granadina, una suerte que resume muy bien el toreo del diestro madrileño, basado en el valor, la quietud y el temple. «La primera vez que lo hice fue en Granada –recordaba– y la verdad es que al preguntarme cómo se llamaba se me ocurrió lo de la granadina en homenaje a esta plaza. Es como el tres en uno. Me paso al toro por detrás como si fuera el pase de las flores y luego, en el mismo sitio, lo cambio por la espalda por el lado contrario, el izquierdo, para después rematar con un pase de pecho».

En aquella entrevista ya abogaba por la contratación de un número no muy alto de festejos, una constante en su carrera, y ante la pregunta ¿por qué se resiste a torear más de setenta corridas?, José Tomás respondía: «Porque creo que hay que salir a la plaza ilusionado y hay días en que eso no ocurre si se produce la saturación. Puedes caer en el aburrimiento».

Su amor por México, el valor y la pureza de su toreo y la influencia determinante de Santiago López en su carrera fueron otros de los temas tratados en la entrevista. «México ha supuesto mucho para mi, porque fue el país donde empecé. Me influyó como torero y como persona». Sobre su toreo afirmaba que el valor y la pureza van unidas. Para mí, el valor es la base. Sin él, lo demás no existiría. Hay que hacer las cosas con pureza, torear despacio y disfrutar». Con respecto a Santiago López, no dudaba en afirmar que «llevamos un tiempo juntos y en ese tiempo hemos conseguido cosas muy importantes».