Ciervos, jabalíes y montesas saturan sus territorios

Cabra montés macho en las inmediaciones del canal de la Espartera, Sierra Nevada /J. E. GÓMEZ
Cabra montés macho en las inmediaciones del canal de la Espartera, Sierra Nevada / J. E. GÓMEZ

El incremento de poblaciones plantea medidas de control para equilibrar sus ecosistemas. La expansión de ungulados fuera de sus territorios crea conflictos con agricultores y ganaderos, accidentes en carreteras y asaltos a plantaciones y cortijos

JUAN ENRIQUE GÓMEZ y MERCHE S. CALLE

La tierra está removida alrededor de los troncos de los quejigos y encinas del cerro del Sol, junto a los carriles que conectan la colina con los alrededores de la Alhambra y las laderas que descienden, casi en picado, hacia el valle del Darro. Es la marca dejada por grupos de jabalíes que durante la noche hozaron las tierras en busca de alimento. Son señales que hace algo menos de una década solo era posible observar en zonas interiores de bosques y riberas, pero desde hace poco tiempo, solo en los últimos años, sus territorios de búsqueda de comida se han ampliado hasta las cercanías de pueblos y ciudades. Al igual que jabalíes, el resto de ungulados que habitan los territorios de toda España y, en particular, Andalucía oriental, han experimentado un gran incremento en sus poblaciones. La reducción de actividades cinegéticas, la protección de áreas naturales y una concienciación social sobre la conservación de la biodiversidad, han generado el crecimiento de ciervos, cabras montesas, jabalíes y corzos, lo que supone, según los expertos que asistirán a la IX Reunión Ungulados Silvestres Ibéricos en Capileira al inicio del mes de octubre, la ruptura del equilibrio de los ecosistemas y, por tanto, de la estabilidad tanto de estas especies como de la biodiversidad, flora y fauna, que forma parte de ellos. Un aumento poblacional supone que el ecosistema no da abasto para colmar las necesidades de estos animales, y determinadas especies, sobre todo vegetales, ven muy mermada su viabilidad por la presión de estos animales que comen sus brotes antes de que puedan desarrollarse. El desequilibrio ecosistémico genera, además, una creciente conflictividad con agricultores, al invadir los cultivos; con ganaderos al colapsar pastos que utilizan para ganado doméstico. También se generan problemas de inseguridad en el tráfico en las carreteras con una mayor incidencia de accidentes por atropello y el incremento de cazadores furtivos, que en el exceso de poblaciones, encuentran una excusa para su actividad ilícita. A esta problemática se añade el aumento del peligro de transmisión de enfermedades de las que estas especies pueden ser portadoras

Ciervo, jabalí y cabra montés, son las especies de ungulados con mayor presencia en las provincias de Andalucía oriental, a las que se suman, en menor proporción, muflón, gamo, e incluso el arruí, según los datos aportados por organizadores de la reunión de expertos, José Enrique Granados, del Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada y Paulino Fandos, de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, también se pueden encontrar pequeños grupos de corzos. Por provincias, en Jaén, la especie más abundante es el ciervo, con área de distribución en Sierra Morena y Cazorla; en Granada y Almería, la especie más abundante es la cabra montés, con la mayor población de la Península, especialmente en el Espacio Natural de Sierra Nevada

«De una forma aproximada y utilizando todas las fuentes, podemos decir que tanto de ciervo como deljabalí Andalucía alberga entre 250.000 y 300.000 ejemplares de cada especie. De cabra montés la población es la décima parte de estas especies entre 30.000 y 40.000 ejemplares, la mayor parte de ellas en Granada y Almería. El ciervo es la especie predominante en Jaén con casi 75.000 ejemplares, mientras que el jabalí es importante en las tres provincias, aunque Jaén sigue siendo la que mayor número de ejemplares de jabalíes tiene, con más de 50.000 ejemplares. En Granada se concentran algo más de 20.000 ejemplares.

Las montesas son los ungulados con mayor presencia en el Parque Nacional de Sierra Nevada, donde a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales, del Ministerio para la Transición Ecológica y a través de la Fundación Biodiversidad, se realizan estudios poblacionales, control y seguimiento de ungulados, una parte importante de esas investigaciones forman parte del trabajo del Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada. Las poblaciones de cabra montés se encuentran especialmente en las laderas de Sierra Nevada, la Alpujarra, y de forma creciente, en la costa granadina, donde ya hay poblaciones estables.

La gestión de ungulados y su control poblacional, pasa irremediablemente por la caza. Al tratarse de especies cinegéticas, la puesta en marcha de campañas y órdenes de veda y caza, la extensión de licencias y campañas de caza especialmente destinada a reducir poblaciones, la caza de gestión, son los métodos de los que dispone la Administración para intentar recuperar el equilibrio de los ecosistemas, a los que recientemente, en determinados casos, se ha añadido la posibilidad de capturar hembras y crías. En algunos lugares se han permitido caza de jabalí sin cupo alguno.

Según los datos de las administraciones, la Junta de Andalucía, el Ministerio para la Transición Ecológica y organizaciones de caza, en el año 2017 fueron cazados en las provincias de Granada, Jaén y Almería, un total de 110.751 ejemplares de ciervo, cabra montés y jabalí, de los que la especie más numerosa fue el ciervo con 56.029 ejemplares muertos en cacerías.

Los especialistas alertan de la ruptura del equilibrio poblacional en determinadas zonas, lo que no solo influye en la viabilidad de otras especies, sino que crea problemas para el aprovechamiento ecosistémico por parte de los pobladores de los territorios donde se encuentran.

Ciervos en la provincia de Jaén J. ANDALUCÍA
Ciervos en la provincia de Jaén J. ANDALUCÍA

Capileira acoge el IX Encuentro de Ungulados Ibéricos

Especialistas en ungulados de España y Portugal convertirán a la localidad alpujarreña de Capileira en la capital de la investigación sobre este grupo faunístico en el que se engloban cabras, ciervos, jabalíes, corzos, gamos... que en los últimos años ha crecido de forma considerable tanto en España como en Europa. El encuentro profesional será los días 4, 5 y 6 con sesiones de tra-bajo, exposiciones y talleres sobre gestión de cabra montés y su situación en España y Europa. Sierra Nevada es donde se con-centra las mayores poblaciones del mundo de esta especie, en número y variabilidad genética.

Fotos

Vídeos