¿Está tu casa preparada para el cambio climático?

Elementos naturales para aportar eficiencia energética a los edificios. En la foto, tejados de camerinos en el teatro del Generalife de la Alhambra de Granada /J. E. GÓMEZ
Elementos naturales para aportar eficiencia energética a los edificios. En la foto, tejados de camerinos en el teatro del Generalife de la Alhambra de Granada / J. E. GÓMEZ

Investigadores de la UGR lideran un estudio cofinanciado por la Fundación Biodiversidad para ayudar a constructores y usuarios a reducir los efectos del cambio global

JUAN ENRIQUE GÓMEZ y MERCHE S. CALLE

Enredaderas como hiedra, parra virgen, glicineas, madreselvas, e incluso jazmines y buganvillas, cubren los muros, terrazas, balconeras y pérgolas de edificios y estructuras arquitectónicas. Mejoran de forma considerable su imagen e integración con el medio natural, pero no es la única función que ejercen esas tradicionales cubiertas vegetales, que se convierten en magníficos aliados contra los efectos negativos de lo que llamamos cambio global: las alteraciones climáticas y los usos humanos no sostenibles. Son parte fundamental del arsenal que debe desplegarse en las ciudades, en los ámbitos urbanos y rurales para hacer más llevadera la problemática impuesta por el cambio climático en todo el mundo. Imitar a los ecosistemas es una de las bases para elaborar medidas que hagan de nuestras casas verdaderos microhátitats sostenibles y energéticamente eficientes. Solo con la instalación de ventanas adecuadas que impidan la salida y entrada del calor o frío y sistemas de aprovechamiento de la luz, es posible conseguir ahorros de más de un 80% en el consumo de energía. Los expertos aseguran que con solo interponer medidas pasivas, como las ventanas o el aislamiento de las cubiertas, se consiguen mejoras energéticas dignas de tener en cuenta.

La eficiencia energética de nuestros 'microhábitats', clave para afrontar el futuro.

Ha sido un equipo de investigadores de la Universidad de Granada, el Grupo de Investigación en Innovación, Sostenibilidad y Desarrollo Empresarial (ISDE) con Juan Alberto Aragón Correa y Nuria Hurtado, catedráticos de Organización de Empresas de la UGR como codirectores, quienes han finalizado un estudio en el que se pone de manifiesto la necesidad de adaptación de la construcción, de viviendas e infraestructuras a los retos que impone el cambio climático, un proyecto iniciado en septiembre del pasado año con la financiación de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, que de manera pionera en España, ha analizado cuáles son las medidas técnicas más recomendables para construir viviendas ante la certeza del cambio climático y sus implicaciones económicas. El análisis destaca la importancia de las medidas para mantener o mejorar la calidad de vida en las viviendas, pero sin un mayor gasto energético que en el futuro podría convertirse en insostenible tanto económica como medioambientalmente. Una conclusión del proyecto es que el mantenimiento del nivel de bienestar en las nuevas viviendas requerirá un cambio en planteamientos habituales de la construcción para poner en marcha o intensificar medidas eficientes.

Sistemas mixtos de generación de energía en la comarca de Sorbas de Almería
Sistemas mixtos de generación de energía en la comarca de Sorbas de Almería / J. E. GÓMEZ

Para conocer cómo hacerlo los investigadores universitarios, junto con un panel de 17 responsables técnicos de empresas del sector, han realizado cálculos para medir repercusiones económicas aproximadas de las medidas necesarias para la adaptación, en la que afecta alo tan fundamental como los costes. El análisis coste-beneficio de adaptarse al cambio climático se evaluó, por ejemplo, en un edificio plurifamiliar de cuatro plantas con calificación energética B. El estudio concluyó que el mejorar ese edificio a calificación A podría permitir al promotor del mismo incrementar su rentabilidad en cerca de un 7% del valor actual neto inicial en escenarios moderados.

También han estudiado la aplicación de medidas que forman parte del diseño constructivo y las estructuras de las viviendas, las conocidas como pasivas, frente a las que necesitan de consumo energético, las conocidas como activas. El resultado del estudio es que entre el 87% y el 93% de los expertos afirma que es preferible implementar medidas pasivas, como por ejemplo, las ventanas y el aislamiento de cubiertas.

La eficiencia energética es la clave para un futuro de sostenibilidad en nuestras viviendas. Para poder conocer cómo actuar en vista a ese inmediato incremento de los efectos negativos del cambio de clima, el proyecto ha desarrollado dos aplicaciones con orientación informativa y de utilización completamente gratuita. La primera ofrece una base de datos con medidas de adaptación al cambio climático y su grado de popularidad entre los expertos consultados. La segunda permite conocer una estimación del coste de algunos paquetes de medidas recomendados partiendo de ciertos parámetros básicos del edificio. Los resultados del estudio y las aplicaciones informáticas orientativas están disponibles en la plataforma web «Sustainability» del Grupo de Investigación en Innovación, Sostenibilidad y Desarrollo Empresarial (ISDE) de la Universidad de Granada, en http://sustainability.ugr.es Es posible conocer la opinión de los expertos sobre, por ejemplo, si es recomendable utilizar energía solar, o la colocación de sistemas aislantes en paredes, cubiertas, parasoles, etc.

En definitiva, se trata de aplicar las buenas prácticas energéticas y de sostenibilidad a las nuevas construcciones, e incluso aplicar esos conocimientos y medidas a las reformas y restauraciones de edificios y viviendas antiguas.

Adaptación de tejados para mejorar su respuesta ante frío y calor
Adaptación de tejados para mejorar su respuesta ante frío y calor / J. E. GÓMEZ

El objetivo último del proyecto es contribuir a la consecución de los objetivos del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático de España. La financiación del mismo fue concedida por la Fundación Biodiversidad. Adicionalmente, el proyecto ha contado con la colaboración de la Asociación de Promotores Constructores de España, la Confederación Nacional de Construcción y la Asociación Provincial de Constructores y Promotores de Málaga. En la actualidad, los resultados del proyecto están siendo presentados en distintos foros profesionales de referencia y se ha informado sobre sus principales conclusiones a todos los grupos políticos con representación parlamentaria.

 

Fotos

Vídeos