Adaptar el territorio y sus ecosistemas al cambio climático, claves de Sierra Nevada 2019

Sierra Nevada, con el Trevenque en el centro/J. E. GÓMEZ
Sierra Nevada, con el Trevenque en el centro / J. E. GÓMEZ

Inversiones de más de 10 millones de euros que se sumarán a otros 65 a repartir entre los municipios del espacio natural protegido

JUAN ENRIQUE GÓMEZ y MERCHE S. CALLE

La gestión de espacios forestales y la prevención de incendios en el territorio protegido como Espacio Natural de Sierra Nevada (que engloba los parques natural y nacional ubicados en 62 municipios) dispondrá de una dotación de 5,2 millones de euros que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio incluye en el denominado Plan de Inversiones y Trabajos 2019, que el último Consejo de Participación de Sierra Nevada aprobó por unanimidad. Es la mayor de las partidas de un programa de actuaciones que engloba algo más de un millón de euros para trabajos relacionados con la biodiversidad y la geodiversidad; otros 1,6 millones para infraestructuras viarias, hidrológicas y vinculadas a usos y aprovechamientos tradicionales, todo ello relacionado con los municipios del espacio natural protegido, a los que se añaden otros 0,9 millones para espacios de uso público. El Plan contempla también casi 700.000 euros para programas de investigación y control del Observatorio del Cambio Global, que cuenta con un convenio especial entre la Consejería de Medio Ambiente y la Universidad de Granada, con seguimiento directo de la evolución y efectos de ese cambio global por parte de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía.

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, que participó en el Consejo de Participación de Sierra Nevada, señala que «el Observatorio de Cambio Global es uno de los emblemas de la gestión de Sierra Nevada, respaldado ahora por la nueva Ley de Cambio Climático de Andalucía, que incorpora la Red Andaluza de Observatorios de Cambio Global y le da la entidad de ser la principal vía de investigación y transferencia de conocimiento en el ámbito de este fenómeno en la región», lo que respalda de forma considerable la labor que esta entidad lleva a cabo en Granada desde hace más de una década con la flor y nata de la investigación científica en materia de alteración climática y antropización de Sierra Nevada.

El organismo Autónomo Parques Nacionales, del Ministerio para la Transición Ecológica, aportará algo más de 350.000 euros, de los que 170.000 serán para actuaciones en la Dehesa de San Juan y el resto para actuaciones relacionadas con la Red de Parques Nacionales, que posee en evaluación ambiental el proyecto de Centro de Visitantes en el área de la Hoya de la Mora.

Cambio global

Para Sierra Nevada como territorio protegido, más allá de las inversiones y actuaciones que se acometan en relación con la estación de esquí, inicia 2019 con el objetivo fundamental de adaptar el territorio, sus ecosistemas, infraestructuras y gestión a los retos que impone la nueva realidad del cambio climático. Javier Sánchez, director del Espacio Natural, afirma que la sierra es clave en el estudio sobre el cambio global y la aplicación de esos conocimientos en la gestión y los objetivos de futuro del espacio natural, que no se puede convertir en un territorio cerrado a cal y canto, alejado de la realidad de los municipios en los que se encuentra. Cree que es posible llevar a cabo una gestión sostenible, con un equilibrio entre la conservación y el aprovechamiento racional de los recursos, entre ellos el ecoturismo, por lo que Sierra Nevada renovará su participación en la Carta Europea de Turismo Sostenible 2019-2023.

La adaptación de Sierra Nevada a las exigencias del cambio climático tiene una especial atención dentro del Programa Life Adaptamed, de la Unión Europea, que apoya tareas de control, seguimiento y materialización de acciones encaminadas a adaptar los ecosistemas y los municipios a esta nueva realidad. Un proyecto Life que engloba, de forma conjunta, actuaciones en Sierra Nevada, Doñana y Cabo de Gata, liderado por científicos y técnicos con base en Granada. En concreto, el plan prevé para 2019 la ejecución de tratamientos forestales de pinares, que en 2019 materializará la plantación de 250 ejemplares de la subespecie autóctona Pinus silvestris nevadensis en la Dehesilla de Monachil; la siembra de especies de matorral oromediterráneo en acequias restauradas y acometer labores de mantenimiento, sobre todo en zonas de la Alpujarra Alta, además de numerosos trabajos de campo para el seguimiento y control de ecosistemas, los efectos del cambio climático y sus posibilidades de adaptación. Todo esto unido a una extensa tarea de voluntariado y divulgación.

Flora

La recuperación de comunidades vegetales de alto valor ecológico en la sierra es otra de las acciones a incrementar a lo largo de 2019, con tratamientos de mejora de masas forestales. Las tareas de saca de bosques colapsados se extenderá a alrededor de un millar de hectáreas en Almería y otras 500 en Granada, lo que ayuda al mantenimiento y seguimiento fitosanitario de los bosques. La flora silvestre amenazada también tendrá en 2019 un seguimiento especial, ya que Sierra Nevada es, con sus más de 2.300 especies catalogadas, el territorio con mayor endemicidad de la península Ibérica y Europa, con zonas donde la flora endémica, exclusiva, es el 80% de las plantas que allí crecen. El objetivo es proteger y mejorar la situación de los hábitats donde se asientan poblaciones amenazadas de extinción.

La fauna tiene un tratamiento singular para 2019, ya que existen planes específicos para la gestión de ungulados (cabras montesas y jabalíes fundamentalmente) y la posible reintroducción del quebrantahuesos.

Sierra Nevada, en 2019, encara un año fundamental para convertirse en pionera en cuanto a gestión sostenible y adaptación a la realidad climática.

Menuel Titos: «Debemos buscar el equilibrio entre conservación y desarrollo»

La gestión de Sierra Nevada debe conjugar la necesidad de preservar el espacio natural y su desarrollo, dentro de los límites de la sostenibilidad. Es la idea que transmitió Manuel Titos en sus palabras de agradecimiento y posicionamiento al tomar posesesión como nuevo presidente del Consejo de Participación de Sierra Nevada, en la última sesión de este órgano de gestión.