Susana Díaz reclama una mayoría amplia para deberse «sólo a los andaluces»

Susana Díaz, durante el mitin de ayer en el Palacio de Congresos de Granada./PEPE MARÍN
Susana Díaz, durante el mitin de ayer en el Palacio de Congresos de Granada. / PEPE MARÍN

Unos 2.000 afiliados y simpatizantes del PSOE llenaron el Palacio de Congresos de Granada en el mitin de apertura de la campaña

JORGE PASTORGRANADA

A las siete de la tarde ya había militantes del Partido Socialista esperando a las puertas del Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada. Venían de Huéscar, de Villanueva Mesía, de Armilla, de Fornes... de prácticamente todos los municipios de Granada. Mucha expectación para un mitin que tenía mucho de simbólico por dos motivos. Primero por ser en Granada, la ciudad del metro y del PTS, pero también la ciudad de las protestas sanitarias que conllevaron la desfusión hospitalaria. Y segundo por abrir una campaña electoral que, oficialmente, empezó dos horas después de que terminara el acto en Granada, por lo que ninguno de los oradores pudo pedir el voto para el PSOE.

La sala Federico García Lorca, con una capacidad para dos mil personas, se llenó prácticamente en media hora. Mucha gente se quedó en la calle. Y para ellas tuvo unas palabras de agradecimiento la candidata número uno de la lista por Granada, Teresa Jiménez. El rojo identificativo del PSOE dejó lugar al blanco y verde, los colores de la bandera andaluza. Un 'Verde, blanco y verde', el de Carlos Cano, que también sonó en los prolegómenos. El mensaje del PSOE está claro. Es el momento de hablar de Andalucía. 'Más Andalucía', reza su eslogan

La candidata a la presidencia de la Junta, Susana Díaz, llegó sobre las 20:10 horas. Tardó casi veinte minutos en recorrer los apenas cincuenta metros que separan la entrada del auditorio del escenario. Un tiempo en que, flanqueada por Teresa Jiménez, el alcalde Francisco Cuenca y el secretario del PSOE de Granada, José Entrena, saludó una por una a todas las personas que se iba encontrando a derecha e izquierda, mientras sonaba el himno del PSOE. En la tarima la esperaban decenas de fotógrafos.

«No estoy dispuesta a que se cierra ni una sola escuela en los pueblos de Andalucía»

Susana Díaz empezó su alocución expresando su absoluto convencimiento de que el día 2 de diciembre el PSOE ganará los comicios. «Los andaluces nos transmiten su fuerza por todos los rincones», aseguró Díaz, quien recalcó que el triunfo debe ser «por nuestros niños, que representan el hoy y el mañana, para que nadie los insulte; por los mayores, para que sigan siendo atendidos; por los jóvenes, para que tengan futuro en su tierra; por las mujeres, las zonas rurales y urbanas...».

«El triunfo debe ser por los niños, los mayores, los jóvenes y las mujeres»

Díaz hizo muchas alusiones a Granada. Dijo que había cambiado por completo gracias a Francisco Cuenca. Y tuvo emocionadas palabras para Federico García Lorca, «asesinado hace ochenta y dos años por defender la libertad». Mostró su felicidad por que el poeta de Fuente Vaqueros ya disponga de una habitación propia en Granada -en referencia a la Residencia de Estudiantes de Madrid- y que después de muchos años se lograra por fin que el legado de Federico esté en Granada.

La autopista eléctrica

También habló de algunos proyectos que, gracias a la mediación de la Junta ante el Gobierno central, han salido adelante en los últimos meses como la línea de 400 kilovoltios La Ribina-Baza-Caparacena, una infraestructura que permitirá la materialización de veintiún proyectos relacionados con las energías renovables en las comarcas del norte de Granada y que posibilita, por ejemplo, la llegada del AVE hasta Almería. La candidata socialista hizo una defendida defensa de los valores de Andalucía, como el habla, frente a los ataques de la derecha, de la que aseguró «verla muy nerviosa» y a la que reprochó generar un ambiente de crispación.

Respecto a medidas que propondrá en la próxima legislatura, Susana Díaz anunció la intención del Ejecutivo regional de aumentar un quince por ciento las partidas destinadas al Programa de Fomento de Empleo Agrario, antiguo PER, a fin de combatir el despoblamiento. Además, se comprometió al mantenimiento de servicios públicos de calidad. «No estoy dispuesta a que se cierre ni una sola escuela en los pueblos de Andalucía», comentó. Y manifestó su intención de que la gratuidad de los libros de texto se extienda a los pequeños que tienen entre tres y seis años. En este punto recordó que los universitarios de Andalucía se benefician de bonificaciones en las matrículas de hasta el noventa y nueve por ciento.

Respecto a iniciativas legislativas, Susana Díaz se refirió a la Ley de Igualdad y anticipó también el desarrollo de una ley contra la trata de blanca y la explotación sexual en Andalucía. Por último, reiteró su disposición a la defensa de los intereses de Andalucía con una política dialogante y de mano tendida respecto al resto de formaciones políticas, aunque pidió la obtención de una «mayoría amplia» que le permita gobernar «porque sólo quiero deberme a los andaluces».