Salud anuncia que limitará a 30 pacientes al día las citas de los médicos de cabecera

Salud anuncia que limitará a 30 pacientes al día las citas de los médicos de cabecera

Jesús Aguirre avanza que habrá triaje en los centros de salud para usuarios que lleguen con urgencias

María Dolores Tortosa
MARÍA DOLORES TORTOSASevilla

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) pondrá en marcha un nuevo modelo de asistencia en la atención primaria entre cuyas principales novedades estará la reducción de pacientes por día en las consultas de los médicos de familia de forma que atiendan un máximo de 30 con cita previa a diario, la mitad que ahora. El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anunciado en Córdoba que el documento elaborado por su departamento, llamado Plan de Accesibilidad a Primaria, ha sido dado a conocer esta mañana a los agentes sociales en la mesa sectorial. Con este plan, la Junta trata de responder a las movilizaciones de profesionales de la atención primaria convocadas para mayo, con las que el consejero Aguirre dice estar «totalmente de acuerdo». «Yo también quiero más tiempo en consulta y llegar a los diez minutos», ha manifestado. Por lo pronto, ha agregado, el plan contempla unos siete minutos por paciente, dos más de los actuales. A las 30 citas de agenda se sumarán, como hasta ahora, las que provengan de programas de salud específicos, las revisiones, los avisos y las consultas a domicilio, según el SAS.

Aguirre ha explicado que el plan consta de tres líneas de actuación. A la de la limitación de las agendas con reducción de pacientes por día, se unirá una «desburocratización» de la atención primaria de forma que se libre a los facultativos de trámites administrativos como certificados de asistencia o incapacidad laboral para que le dediquen más tiempo a los pacientes y con ello «humanizar» el trato. Los médicos de familia, que tendrán tiempo para la formación, también harán consultas vía telefónica. La mejora del trato incluye una conexión con los servicios sociales comunitarios de cada zona.

La tercera línea de actuación será la puesta en servicio de un triaje en los ambulatorios como el que se viene haciendo en las urgencias hospitalarias para clasificar las llegadas perentorias de usuarios que no tienen cita previa. Aguirre ha apuntado que este servicio necesitará de una aportación económica extra a la actualmente presupuestada, ya que se deberá destinar personal a la misma, que pueden ser los profesionales que decidan ampliar hasta los 70 años su jubilación. Aguirre ha respondido a preguntas de los periodistas que las actuaciones podrían entrar en vigor tras las elecciones generales del 28 de abril y previo aviso e información a los usuarios del SAS.

El nuevo plan de la Junta se conoce después de que el Ministerio de Sanidad diera a conocer este miércoles el Marco Estratégico de Atención Primaria en el Consejo Interterritorial de Salud, un documento que los consejeros del PP de las comunidades autónomas, entre ellos Jesús Aguirre, no quisieron firmar pese a reconocer estar de acuerdo con la mayoría de sus 190 puntos. Aguirre ha respondido que la ministra de Sanidad del ejecutivo socialista, María Luisa Carcedo, pretendió aprobar deprisa y por interés electoral el texto antes de la campaña de las generales que arranca hoy. «Las prisas son malas consejeras», ha manifestado el consejero que, sin embargo, reconoce positivo el texto del ministerio como «punto de partida» para la mejora de la atención primaria. La propuesta incluye cupos inferiores a 1.500 pacientes por médico de familia y 1.000 en el caso de los pediatras.