«El PSOE dice que cada vez que Rivera viene a Andalucía me está insultando. Para mí es un orgullo»

Juan Marín, el pasado jueves en su despacho del Parlamento durante la entrevista. /JOSÉ LAURIÑO
Juan Marín, el pasado jueves en su despacho del Parlamento durante la entrevista. / JOSÉ LAURIÑO

Juan Marín. Portavoz de Ciudadanos en Andalucía y candidato a la Presidencia de la Junta

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

Juan Marín, portavoz de Ciudadanos, cuenta en esta entrevista cómo se ha producido la ruptura con el PSOE después de tres años y medio de colaboración. El también candidato a la Presidencia de la Junta insiste en que es el Gobierno de Susana Díaz el que no ha querido continuar el pacto y desvela como ejemplo que desde primeros de agosto no hubo respuesta a sus mensajes para una negociación del Presupuesto de 2019. «Susana Díaz no tiene voluntad de negociar porque en su agenda está convocar elecciones antes de Navidad», afirma. Marín no quiere hablar de pactos postelectorales, pero dice que no se ve de vicepresidente de la Junta ni con Susana Díaz ni con Juanma Moreno. Tampoco se atreve a aventurar una fecha electoral.

-¿Ha empezado ya en Andalucía la campaña electoral?

-La campaña ya empezó hace tiempo. Hemos visto un verano muy poco habitual respecto a los tres últimos años, con muchas inauguraciones y visitas. Y finalmente una decisión por parte de la presidenta de la Junta de decir hasta aquí hemos llegado y sin ninguna explicación, como vimos en el Parlamento este jueves pasado. Ella ha decidido seguir incumpliendo los acuerdos que firmamos y sin explicación.

-Ha sonado a escenificar una ruptura por parte de unos y otros.

-Nosotros no.

-Su partido y PSOE se culpan de la ruptura. ¿Cuándo se produjo ese momento de no retorno en las relaciones entre Cs y PSOE en Andalucía? ¿Desde su elección como candidato a la Presidencia de la Junta en julio?

-En absoluto. Ha sido a raíz de la reunión que pedimos el día 4 (septiembre) a la que fuimos con voluntad de sacar acuerdos de algunos de los puntos. Pensamos que iba a haber negociación sobre alguno, sobre si se iba a publicar el decreto de la oficina contra el fraude, sobre si íbamos a firmar o no el asunto de los aforamientos. Lo que no pensábamos es que no hubiera diálogo. Cero, pero cero patatero.

-¿Y cómo fue?

-Le presentamos un informe que estuvimos trabajando todo el mes de agosto para puntuar el estado en que se encontraban cada uno de los acuerdos firmados y, sencillamente, se nos dijo «de esto no vamos a hablar». Fue un poco sorprendente. No esperaba esa reacción. No es que no viéramos voluntad de cumplir con lo acordado, es que ni siguiera vimos voluntad de hablar.

-¿Por qué ahora en el último tramo de la legislatura exigen una ley para suprimir los aforamientos de los diputados? El PSOE no tiene ninguno investigado judicialmente y ustedes ya lograron la dimisión de Chaves y Griñán como diputado y senador para poder negociar la investidura de Susana Díaz en 2015.

-No se ha exigido en el último tramo de la legislatura. Hubo una moción en el Parlamento que respaldó el PSOE en diciembre de 2016. También el PP, por cierto.

-Me refiero a ponerlo como condición para negociar el Presupuesto y seguir con el pacto.

-No solo hemos puesto eso, sino otros 31 puntos. El asunto está en por qué el PSOE, que ha tenido cuatro años para hacerlo, no lo ha hecho. Lo que le hemos dicho a la presidenta es muy sencillo, ¿por qué lo firmó?, que no lo hubiera firmado si no pensaba cumplirlo. Lo hizo solo para ser elegida presidenta. Pierde la credibilidad.

-En su primer rifirrafe con la presidenta en el Parlamento tras la ruptura, tanto usted como Díaz han estado de alguna forma comedidos. ¿Dejan la puerta abierta para otro posible acuerdo después de las elecciones?

-Después de las elecciones no sé lo que va a haber. Lo que sí le puedo decir es que mientras el PSOE no cumpla con los acuerdos que firmó con Cs, nosotros ya nos hemos levantado definitivamente de la mesa. Si algo ha demostrado Cs es que ha cumplido el cien por cien todos los acuerdos.

-También el PSOE le ha regalado la rebaja del impuesto de sucesiones en dos presupuestos.

-¿Que nos ha regalado? Está en el acuerdo de Presupuestos.

- Pero no en el pacto de investidura. La rebaja del impuesto de sucesiones no figura en el pacto que firmaron.

-En el pacto de investidura tampoco están los presupuestos. ¿Le hemos regalado tres presupuestos al PSOE?

-Sí viene la rebaja de tres puntos del IRPF y solo han aprobado dos. ¿Por qué este verano cambia la exigencia del punto que resta del IRPF por los aforamientos para negociar las cuentas de 2019?

-No hemos cambiado. Del Presupuesto no hemos hablado.

-¿El consejero de Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, no se dirigió a ustedes para negociar?

-Solo me mandó un 'whatsapp' en el que me decía que no hablaríamos de presupuestos hasta que no lo aprobase el Gobierno de Pedro Sánchez. Él me estuvo informando cada vez que fue al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) antes de las vacaciones. El último mensaje fue el 1 de agosto. A partir de ahí, nada.

-¿Usted tampoco le llamó?

-Yo le mandé luego otro mensaje preguntándole si había alguna novedad sobre la tarifa plana (autónomos), sobre el decreto de la oficina contra el fraude y sobre presupuestos. Él me contestó el 6 de agosto: «Hola, no tengo novedades». Si no me llama para negociar, como por esas fechas ya hacía María Jesús Montero (la anterior consejera de Hacienda y hoy ministra), está claro que blanco y en botella. No quieren.

-¿Cree que el Gobierno de Susana Díaz aprobará el proyecto de ley de Presupuestos de 2019 antes de las elecciones?

-No. Nunca ha tenido voluntad de aprobar presupuestos y en su agenda estaba convocar elecciones antes de Navidad.

-El líder del PP, Juanma Moreno, le acusa de romper el pacto y de provocar la inestabilidad. ¿Por qué cree que afirma esto?

-Porque no le interesa el adelanto de elecciones.

-¿Y a Cs sí le interesa?

-No lo sé. Eso lo decidirán los andaluces. Parece que todos los sondeos desde hace dos años nos dan un buen resultado (casi empate con el PP).

-¿Su olfato qué le dice? ¿Se volvería a repetir la situación de 2015 de un Parlamento fraccionado sin mayoría absoluta?

-Seguro. Cualquier acuerdo de futuro pasa de nuevo por la negociación.

Llave de gobierno

-¿Y vuelve a ver a Cs como llave del gobierno?

-Nosotros vamos a tener un resultado espectacular y vamos a pelear para ganar estas elecciones. Hay mucha gente esperando a que se abran las urnas para votarnos. Sabemos de la dificultad, conocemos el voto clientelar del PSOE, pero vamos a luchar, sobre todo en las zonas rurales. Estamos muy preparados. Hace tres años no teníamos estructura y ahora sí. Tenemos un partido fuerte y con líderes nacionales muy potentes, con Albert Rivera, Inés Arrimadas, Ignacio Aguado, Toni Cantó... En fin, con muchísima gente dispuesta a venir a ayudarnos en la campaña, de lo cual me siento muy orgulloso. Al PSOE le parece que cada vez que el señor Rivera dice que viene a Andalucía me está insultando. Para mí es un orgullo. Lo que quizás sea un insulto para Susana Díaz es que Pedro Sánchez le diga que va a venir a ayudarle en la campaña. A lo mejor no estamos en la misma situación. Nosotros somos un partido, no 17 según en qué comunidad sea presidente o presidenta.

-Los otros partidos le acusan de ser un candidato títere de la dirección nacional de Cs.

-¿Candidato títere? Yo he ganado mis primarias, con 14 candidatos. Soy el candidato que han elegido los inscritos andaluces, a mí no me han votado en el resto de España. Soy el mismo candidato que hace tres años y medio nadie apostaba por nosotros y consiguió nueve escaños. Y que además ha sido determinante para la estabilidad política andaluza. Soy el líder político de Andalucía mejor valorado. No lo digo yo, a mí estas cosas me sonrojan, lo lleva diciendo la encuesta del Egopa (Universidad de Granada) dos años.

-También es de los menos conocidos...

-Igual ya me conocen más. Llevo poco, algunos llevan 40 años en política. Susana Díaz echó los dientes en el PSOE de Sevilla. Su carrera profesional siempre ha estado ligada a la política. Yo he tenido la suerte de trabajar fuera de la política y ganarme la vida fuera de la política.

-Si no ganan las elecciones, ¿estaría dispuesto a estar en un gobierno de la Junta en una coalición con otro partido?

-Ahora mismo no se está planteando. Ahora estamos a la espera de que, cuando a la señora Díaz le apetezca, le dé al botón de las elecciones. A partir de ahí pelearemos por formar un gobierno que cambie los gobiernos que Andalucía ha tenido hasta el momento. Hemos tenido 37 años con el mismo gobierno y parece que no nos va del todo bien. ¿Por qué sigue Andalucía encabezando los 'ranking' del paro, el fracaso escolar, pobreza...? Hay otras formas de gestionar lo público.

-Insisto: ¿Se ve de vicepresidente de la Junta con Susana Díaz o con Juanma Moreno?

-Que no, que si no gano las elecciones no me veo de vicepresidente, que no es eso. No me veo en el puesto de vicepresidente ni nada parecido. Hoy aspiro a ser presidente de la Junta, mi partido aspira a gobernar. No vamos a aceptar cambio de sillones si hay negociación.

- Juanma Moreno (PP) se ve de presidente con su ayuda.

-Juanma Moreno a lo que tendría que aspirar primero es a ganar las elecciones.

- Él aspira a que PP y Cs sumen mayoría de gobierno aunque no gane.

-Entonces me veo yo de presidente con la ayuda de Juanma Moreno. Lo que Moreno plantea es una utopía. Antes de hablar de quién va a ser presidente, tendrá que hablar de cuál es su proyecto.

-¿Cree que Andalucía será el primer campo de batalla de la derecha entre Casado y Rivera?

-Yo creo que será en las municipales y autonómicas de mayo.

-Rivera dijo que Andalucía iba a ser el empuje, la llave para ganar en España.

-Todo el mundo sabe que no se puede gobernar en España sin ganar en Andalucía.

-¿Málaga es la provincia donde la batalla entre PP y Cs puede ser más dura?

-Hay tres provincias para nosotros que se prevé dura entre los dos, Sevilla, Málaga y también Granada.

-¿Y con el PSOE?

-Estamos peleando en algunas provincias. Almería y Cádiz van a ser las más decisivas.

-¿Nos puede avanzar alguna propuesta del programa de Cs para las andaluzas?

-Una reforma fiscal en Andalucía que haga posible la creación de riqueza y empleo, sobre todo la captación de inversiones. ¿Cómo? Bajando la presión fiscal.

-¿No se atreve a aventurar una fecha para las elecciones?

-No tengo ninguna idea.

Fotos

Vídeos