Moreno avanza cambios en las listas andaluzas del PP para las elecciones generales

El presidente de la Junta, Juanma Moreno. /EFE
El presidente de la Junta, Juanma Moreno. / EFE

Cortés dice no darse por aludido pese a las críticas que su candidatura por Huelva obtuvo en el partido el pasado abril

MARÍA DOLORES TORTOSASevilla

El presidente andaluz ha avanzado que habrá cambios en algunas de las listas del PP por las provincias andaluzas en las elecciones generales del 10 de noviembre respecto a las del 28 de abril. Juanma Moreno solo ha hecho por el momento una insinuación al manifestar su opinión de que deberían hacerse «ajustes» en las candidaturas porque estos «siempre son buenos y suman», pero dada su actual sintonía con el presidente del PP, Pablo Casado, el comentario parece responder a una decisión ya pactada.

Moreno no ha citado provincias y tampoco nombres, pero el diputado Juan José Cortés, número uno por Huelva las pasadas elecciones, se ha sentido aludido y ha respondido con su disponibilidad a seguir concurriendo como candidato. La inclusión de Cortés por expreso deseo de Pablo Casado en lugar de la exministra Fátima Báñez molestó a buena parte del PP regional. El PP obtuvo en esta provincia uno de sus peores resultados electorales.

El líder del PP andaluz siempre se había mostrado cauto con las decisiones de Génova sobre los comicios generales después de la rebujina que se lió con las elecciones generales de 2015, un año después de ser elegido presidente regional, cuando reclamó la renovación de las listas con la retirada de las viejas glorias del partido como Celia Villalobos, Teófila Martínez y Gabino Puche. Mariano Rajoy los mantuvo a todos en las candidaturas y Moreno aguantó el tipo. Luego tampoco tuvo mucha influencia en candidaturas posteriores, incluidas las del 28 de abril.

La propuesta lanzada en una entrevista en Onda Cero este jueves recuerda a aquella otra de septiembre de 2015. Entonces habló de generosidad de los veteranos para que dieran un paso atrás en las candidaturas e imprimir frescura, juventud y dinamismo al PP. Los tres veteranos mencionados no encabezaron las listas este pasado abril, cuatro años después, pero no se debió a la influencia de Moreno, si no a una decisión del nuevo líder Casado.

Candidatos con más tirón

Ahora Moreno opina que hay que buscar unos candidatos con «más tirón, que sirvan de refresco, que tengan fortaleza y respaldo social y que impriman una dosis de un poquito de más ilusión y credibilidad», según manifestó en la entrevista radiofónica. «Me parece razonable que intentáramos entre todos mejorar algunas listas electorales, con aportaciones de las direcciones regionales y provinciales», insistió.

Si la formulación de cambios es parecida a la de 2015, el recorrido que pueden tener sus palabras será distinto. Moreno ha cogido fuerza en el PP después de asentarse como presidente del Gobierno andaluz, no ya solo por el vuelco político que supuso, sino por la estabilidad que ha sabido imprimir incluso estando su formación política en minoría. La vía andaluza de coalición del PP con Cs y apoyo parlamentario de Vox exportada a otras comunidades y ayuntamientos ha servido de balón de oxígeno a Casado al mantener el poder en Madrid. Moreno se ha consolidado como un barón con influencia en el PP, como se vio en la conferencia en Madrid arropado por la cúpula de su partido. En ella Moreno respaldó la iniciativa del líder del PP de 'España Suma' para reproducir en papeletas la alianza con Cs y Vox en los parlamentos. Estos dos partidos la rechazaron, pero Moreno vuelve a insistir, esta vez apunta a la posibilidad de concurrir con Cs en las candidaturas del Senado para impedir que el PSOE sume mayoría absoluta.