Moreno recupera el formato tradicional de diálogo con la CEA, CC OO y UGT para garantizar la paz social en Andalucía

Moreno recupera el formato tradicional de diálogo con la CEA, CC OO y UGT para garantizar la paz social en Andalucía

El presidente aporta la novedad de participar en persona en reuniones de trabajo con los agentes sociales cada mes y medio con el empleo y los asuntos que quieran abordar sobre la mesa

MARÍA DOLORES TORTOSA

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha recuperado el formato tradicional del diálogo social en Andalucía con la participación de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos Comisiones Obreras (CC OO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) como principales interlocutores. Con una reunión este miércoles con sus máximos dirigentes, Javier González de Lara, Nuria López y Carmen Castilla, respectivamente, el presidente ha inaugurado una nueva etapa, que no conducirá a acuerdos de concertación con el modelo del pasado, pero sí a otra fórmula donde prime el diálogo y la interlocución sobre los asuntos que afecten a Andalucía, principalmente el empleo. Moreno ha introducido una novedad en este formato: Participar en persona en las reuniones de trabajo fijando un calendario «corto» de encuentros cada seis semanas o mes y medio. La paz social como herramienta añadida a la estabilidad política es el argumento esgrimido por la Junta para «reforzar la economía», captar inversiones y acabar con el paro, el principal problema sin resolver en Andalucía. «Es fundamental y prioritario que haya paz social y sea un activo», ha remarcado el presidente en este sentido.

En las reuniones también estará presente la consejera de Empleo, Rocío Blanco (Cs), quien lleva desde julio preparando con representantes de patronal y sindicatos el nuevo marco de diálogo social del bipartito. Hasta ahora Moreno había mantenido reuniones bilaterales con los citados agentes, pero también con otros como el sindicato CSIF, de gran presencia en la administración pública, y ATA, asociación de autónomos con cuyo presidente, Lorenzo Amor, siempre ha tenido gran sintonía. La de hoy es la primera vez que se reúne con los dirigentes de la CEA, CC OO y UGT todos juntos. «¿Por qué esta convocatoria y por qué ahora?» La pregunta la ha hecho el presidente para responderse él mismo: «Andalucía necesita la paz social y que esté ausente la conflictividad para que haya progreso». Moreno dice que necesita de la complicidad de la CEA, CC OO y la UGT para afrontar «nubarrones» económicos este último trimestre, entre los que ha mencionado el conocido del paro, la disputa comercial entre Estados Unidos y China que puede afectar a las exportaciones andaluzas, el Brexit y también la inestabilidad política nacional, cuando no se sabe si habrá investidura de Pedro Sánchez o se irá a nuevas elecciones en noviembre.

La foto conseguida no ha resultado fácil. La CEA, CC OO y UGT, que durante 20 años participaron en acuerdos de concertación social con los gobiernos socialistas de la Junta en los que se incluían compromisos presupuestarios, ya se habían resignado a compartir escenario político con otros actores y a que no se reprodujeran pactos similares; el último expiró en 2013. La anterior presidenta, Susana Díaz, mantuvo la interlocución principal con CEA, CC OO y UGT, pero se resistió a reeditar otro documento de concertación e incluso se abrió a que dirigentes de otras organizaciones sindicales y empresariales tuvieran cabida en las fotos en San Telmo, sede de la Presidencia. A final de la pasada legislatura cedió a las presiones para dar curso a una ley que reglara la participación de los agentes sociales más representativos en las decisiones de la Junta y legislación del Parlamento como recoge el Estatuto, pero decayó con las elecciones de diciembre pasado.

Moreno, líder de la oposición la pasada legislatura, también llegó a defender que se diera cabida al CSIF y ATA en la concertación. Esta organización de autónomos se ha integrado en la CEA. Fuentes del Gobierno justifican que se haya excluido a CSIF en la nueva etapa de diálogo social y se mantenga el formato tradicional porque así ocurre en el contexto nacional según lo recogido por la Constitución, que habla de interlocución con los máximos representantes de los trabajadores y empresarios. Así lo han subrayado tanto Nuria López como Carmen Castilla en sus intervenciones, añadiendo esta que también el Estatuto de Autonomía señala el diálogo preferente con los agentes citados.

El bipartito no tiene previsto por ahora la recuperación de la mencionada ley y tampoco la firma de ningún documento que afecte al Presupuesto. Ni las dirigentes sindicales ni el de la CEA se mostraron contrariados por ello. Todos valoran como positivo el encuentro y la nueva etapa y echan flores al talante de Moreno, el primer presidente en sentarse más de una hora a hablar de cualquier tema que quieran plantear los dirigentes sindicales y empresariales de forma periódica. «El método es un medio, pero no un fin; estamos en otra etapa», ha respondido González de Lara sobre los antiguos acuerdos de concertación. Nuria López valora que Moreno haya apostado por un diálogo permanente para «ampliar su ángulo de visión» sobre los asuntos del «día a día», incluyendo la sanidad y la educación. Para López, el nuevo marco de diálogo «nos parece oportuno y necesario» y menos relevante que se firme o no un acuerdo. «El método, ya veremos», señala. El presidente calificó de «muy positivo» el encuentro. En su entorno ponen énfasis en su afán de diálogo, iniciado con su investidura con Cs y Vox, seguido con todos los partidos con acuerdos como el de la RTVA, y continuado ahora con los agentes sociales. «Habrá veces que no estén de acuerdo y se pongan en contra de nuestras políticas liberales, pero le interesa oír sus opiniones e incluso darle cabida en las decisiones si se puede», comentan en el entorno del presidente sobre las dos dirigentes de sindicatos de izquierdas, Carmen Castilla y Nuria López, a quienes Moreno llamó en su intervención «mujeres aguerridas». «Quiero enriquecerme con vuestras propuestas», ha manifestado el presidente.

Apoyo

CC OO y UGT respaldan al presidente para reivindicar la mejora de la financiación

La reunión del presidente de la Junta, Juanma Moreno, con los dirigentes de la CEA, CC OO y UGT, Javier González de Lara, Nuria López y Carmen Castilla, respectivamente, ha dado su principal fruto en el respaldo de todos ellos para la mejora de la financiación autonómica de Andalucía. Este apoyo no es nuevo por parte de los agentes sociales a la Junta con anteriores gobiernos, pero cobra especial relieve por la iniciada pugna con el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez para que este desbloquee el pago de los 1.350 millones de euros de las liquidaciones del IVA y entregas a cuenta de la financiación de este ejercicio. Moncloa recurre a la situación de interinidad del Consejo de Ministros para no dar curso a dicho dinero, que también afecta a otras comunidades. Por ello Moreno ha reclamado, tras reunirse con los agentes sociales, una «movilización» de la sociedad para ablandar a Sánchez para que facilite el pago de un dinero que irá en un 70% a gasto en servicios sanitarios, educativos y sociales. «Invito a la sociedad a que empujemos para los 1.350 millones de euros», ha expresado. Moreno ha añadido que va a reivindicar «de forma serena, pero constante» la recuperación de unos fondos cuyo desbloqueo considera una «obligación» del Ejecutivo nacional. «Necesitamos esos recursos y no pararé de defender los intereses de Andalucía y de reclamar ese dinero; que nadie confunda la serenidad con la determinación», ha apostillado Moreno. Carmen Castilla y Nuria López han expresado en público al presidente su respaldo para que Andalucía obtenga una financiación «justa», en un claro apoyo a sus reivindicaciones.