Moreno pide a Pedro Sánchez una entrevista para hablar de financiación, Brexit y Cataluña

Juanma Moreno Bonilla saluda a los facultativos del hospital Universitario Reina Sofía./EUROPA PRESS
Juanma Moreno Bonilla saluda a los facultativos del hospital Universitario Reina Sofía. / EUROPA PRESS

El presidente anuncia la aprobación hoy de un plan específico para prevenir el cáncer de colon en la sanidad pública andaluza

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha remitido una carta a La Moncloa para solicitar una entrevista con el presidente,Pedro Sánchez, en la que propone abordar la financiación autonómica de las comunidades, una conferencia de presidentes autonómicos lo más pronto posible, las repercusiones del Brexit en Andalucía y el papel de esta comunidad como garante de la unidad de España ante el conflicto secesionista en Cataluña.

La carta de Moreno coincide con la polémica en el PP por el órdago lanzado por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, sumándose a la propuesta del Parlamento gallego para que esta comunidad asuma competencias de tráfico, entre otras, y no quedarse atrás en caso de que prosperen compensaciones a Cataluña y País Vasco. El presidente andaluz se ha desmarcado de esta posición política, que contradice los guiños recentralizadores de Pablo Casado para frenar la fuga de votos a Vox. Entre dos aguas, Moreno dice que no quiere más competencias, pero tampoco perder las que tiene la Junta de Andalucía.

«En Andalucía no queremos más competencias sino que se financien las que ya tenemos», dijo Moreno tras la reunión del comité ejecutivo nacional del PP en Madrid, según recoge Efe, para entrar en la harina de la carta a Pedro Sánchez. Por la tarde insistió en el término medio en otras declaraciones en Córdoba, tras visitar el hospital Reina Sofía. «Andalucía no va a ser la cenicienta del país».

Moreno reclama a Pedro Sánchez lo mismo que Susana Díaz a Mariano Rajoy:Un nuevo sistema de financiación ajustado a la población andaluza, de más de 8,4 millones de habitantes, para atender sus servicios. Andalucía es, junto a Canarias y Comunidad Valenciana, de las infrafinanciadas con el actual modelo aprobado en tiempos de José Luis Zapatero, pero que la crisis y la recesión económica hizo trizas. Los socialistas calcularon haber recibido respecto a otras comunidades en torno a 800 millones de euros anuales menos de lo que le corresponde.

Pese a las críticas que ya recibió ayer del PSOE por pedir ahora al presidente socialista lo que no reclamó al de su partido, a Moreno le salva el que el pasado año el grupo popular en el Parlamento respaldara el documento elaborado por el PSOE, Podemos e Izquierda Unida para exigir al Ejecutivo de Rajoy un nuevo modelo con al menos 4.000 millones de euros adicionales a la financiación de la Junta andaluza. Susana Díaz llevó ese documento a Rajoy en la visita que hizo a La Moncloa semanas antes de la moción de censura la pasada primavera. Ahora es Moreno el que se lo entregará a Pedro Sánchez.

Moreno reclamará a Sánchez que se celebre cuanto antes la Conferencia de Presidentes anunciada por Moncloa para discutir sobre la financiación y sobre otros asuntos como la repercusión del Brexit en el turismo y la agroindustria andaluza y los problemas derivados de la presión migratoria en las costas andaluzas. También propone en su carta abordar la situación de Cataluña, más que nada para dejar clara su posición política como máximo representante de Andalucía que es la de «poner freno al desafío a nuestro marco constitucional» por parte de la Generalitat para quebrar «los principios elementales de igualdad y unidad territorial recogidos en la Constitución Española».

Moreno anunció ayer en su visita al hospital Reina Sofía en Córdoba con motivo del día internacional del cáncer, que el Consejo de Gobierno aprobará hoy un plan específico para la detección precoz del tumor de colon. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ya aplicaba un programa para familiares de afectados de este cáncer, pero desde el pasado 10 de enero lanzó una campaña para anunciar que entraba en vigor el plan aprobado por el Parlamento por el cual se haría a toda la población a partir de 50 años el cribado para la detección del tumor intestinal.