Moreno: «Bendita inestabilidad»

Juanma Moreno, durante su visita a Córdoba/EFE
Juanma Moreno, durante su visita a Córdoba / EFE

Juan Marín expresa su apoyo «incondicional» a Rocío Ruiz, quien admite discrepancias con el viceconsejero dimitido

María Dolores Tortosa
MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

Nunca la dimisión de dos viceconsejeros ha producido tantas reacciones en la política andaluza. Todos los dirigentes han hablado esta mañana del mismo tema, incluido el presidente, Juanma Moreno, y el vicepresidente, Juan Marín, este más concernido puesto que los ceses afectan a consejerías bajo la tutela de Cs, su partido. Tanto Marín como Moreno han coincidido en rebatir las pullas de Susana Díaz y Toni Valero, dirigentes de PSOE e IU, de que los ceses de Isabel Balbín como viceconsejera de Empleo, y de Francisco José Martínez como viceconsejero de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, evidencian la debilidad del Gobierno de la Junta. La respuesta más redonda ha sido la del presidente: «Bendita inestabilidad», ha exclamado en la inauguración de un centro de salud en Córdoba al ser preguntado por los periodistas. «En seis meses este Gobierno ha aprobado unos presupuestos, sacado proyectos nuevos, suprimido el impuesto de sucesiones y donaciones. Así que bendita inestabilidad», ha reiterado.

El bipartito, de hecho, ha sintonizado de forma disciplinada la respuesta a esta pequeña crisis al entenderla como propia del rodaje de un Gobierno nuevo y fruto del ajuste necesario para contar con «los mejores». Fue la reflexión trasladada ayer por el portavoz, Elías Bendodo, y hoy todos la han secundado. Moreno ha calificado de «saludable» y «sensato» que la Junta esté en «permanente actualización». Añade que los cambios responden a que su Ejecutivo es «muy exigente» con sus responsables. Los nueve ceses de cargos del Gobierno no serán los únicos, advierte Juan Marín. «Habrá muchos más cambios», dice y avisa con sorna a la oposición que podrán hablar «de muchas más crisis a lo largo de la legislatura». «Para crisis la del Gobierno» de España, ha agregado recordando que Pedro Sánchez no ha conseguido la investidura todavía. «Cualquier comunidad autónoma y el Gobierno de España envidian la situación de Andalucía», agrega con el acento en el balance de Presupuesto y sintonía en el seno del Gobierno como ha hecho Moreno.

Las declaraciones de presidente y vicepresidente se producen al mismo tiempo que se conoce otro cese en la Consejería de Igualdad, el quinto desde enero. El jefe de gabinete de la consejera, Rafael Ruiz, también deja el puesto. Marín ha expresado su apoyo «incondicional» a la consejera. Ha explicado que su ya exviceconsejero Francisco José Martínez hacía dos meses que comunicó que deseaba volver a la Universidad de Huelva, en la que es docente.

Rocío Ruiz ha reconocido, no obstante, sus «diferencias de enfoque» con su número dos. Ha dicho admitir que Martínez «no comparta» sus líneas de trabajo y le ha deseado suerte en su nuevo destino. «Ahí ha habido diferencias de enfoque y admito que no las comparta y él se va a continuar su labor en la vida universitaria o donde sea, agradeciéndole su trabajo», ha manifestado a Europa Press.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, considera que las dimisiones evidencian «desgobierno» y «desconfianza» entre los socios. La expresidenta opina que doce ceses en seis meses reflejan «una situación frágil y débil» del Gobierno de la Junta.

«Todo apunta a que cuando un partido formado al aluvión, como Cs, que en pocos meses de gobierno se ha caracterizado por plantear continuadas ocurrencias y por hacer un continuo blanqueamiento del discurso de ultradrecha, sufra estas tensiones internas», ha manifestado Toni Valero, coordinador de Izquierda Unida Andalucía.

El portavoz de Vox en el Parlamento, Alejandro Hernández, ha coincidido con el Gobierno en quitarle hierro al asunto de las dimisiones. En su opinión no puede hablarse de crisis cuando se trata de cargos de «segundo y tercer nivel» en la Junta.