La rebaja de impuestos en Andalucía tendrá un impacto de 235 millones de euros en la legislatura

La rebaja de impuestos en Andalucía tendrá un impacto de 235 millones de euros en la legislatura

El Consejo de Gobierno aprueba un decreto ley con un potente paquete de medidas fiscales que afectan a los tributos de sucesiones y donaciones, el IRPF de las rentas medias y altas y los de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados para familias numerosas y autónomos

María Dolores Tortosa
MARÍA DOLORES TORTOSASevilla

El Gobierno PP-Cs acaba de aprobar esta mañana un decreto ley con su medida de mayor calado hasta ahora: Una rebaja de varios de los tributos cedidos a la comunidad autónoma cuyo impacto al final de la legislatura será de 235 millones de euros. Además de la anunciada bonificación al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones, también se rebajará el impuesto a las rentas (IRPF) del tramo autonómico hasta un punto porcentual; y más del 50% al tributo de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados a familias numerosas para la compra de una vivienda y a autónomos. El objetivo de esta «revolución fiscal», como la ha calificado el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, es acabar con «el agravio fiscal por vivir en Andalucía». «No aspiramos a ser los que menos paguen, sino los que estén en la media de España», ha agregado el consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo.

Para este, el paquete de medidas fiscales lleva implícito un mensaje de reclamo de inversiones extranjeras, de poner la «alfombra roja» a las industrias para su instalación en Andalucía y acabar con la rémora del paro en esta comunidad. «Queremos que nos vean como una tierra de oportunidades», ha insistido.

El decreto ley por el que se modifica el texto refundido de las disposiciones dictadas por la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de tributos cedidos de julio de 2018 para el impulso y dinamización de la actividad económica entrará en vigor a partir de este jueves una vez publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), aunque deberá pasar el trámite del Parlamento en menos de un mes para su validación. El consejero de Hacienda ha recalcado que las medidas recogen los compromisos de los acuerdos políticos con Cs, socio de gobierno, y Vox, por lo que estaría garantizada su aprobación en la Cámara ya que los tres partidos suman mayoría absoluta. Ahora bien, Bravo y Bendodo han insistido en que al Gobierno le gustaría que las medidas también fueran respaldadas por el PSOE y Adelante Andalucía.

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

La casi supresión del impuesto de sucesiones y donaciones de familiares directos (padres, hijos y cónyuges) será la que se note de forma inmediata. A partir del jueves las herencias de más de un millón de euros (hasta ahora exento) serán bonificadas casi al 99%. La gran novedad, sin embargo, será la aplicación de la misma bonificación a las donaciones hasta ahora fuera de las exenciones salvo casos puntuales. De esta forma, ha explicado el consejero de Hacienda, la donación de un padre a un hijo o hija valorada en 10.000 euros pasará a tributar de 782,6 euros a 7,82 euros. Si la donación es de 60.000 euros, se pagaría 62,5 euros frente a los 6.258,48 que se debía tributar hasta ahora.

Para el consejero, la casi supresión de este impuesto permitirá no solo aumentar la renta disponible de las familias, sino que despenaliza el ahorro, mueve la economía y facilita la anticipación en el tiempo de la transmisión de bienes y derechos de padres a hijos y demás descendientes. También mejora la eficiencia y eficacia de los recursos tributarios, ya que el Gobierno andaluz prevé que con ella se frene el éxodo fiscal de personas físicas hacia otras comunidades y aflore la economía sumergida o se reduzca el fraude fiscal al tener que pagar menos. La bonificación en sucesiones y donaciones colocará a Andalucía entre las comunidades con tributación más baja, similar a la de Canarias, Extremadura, Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla la Mancha.

El impacto de la última rebaja a este impuesto (el anterior Gobierno socialista aplicó dos desde 2017) supondrá un impacto de 14,7 millones de euros este 2019 y de 85 millones al final de la legislatura.

Impuesto sobre la renta de personas físicas (IRPF)

Con la rebaja del IRPF el Gobierno pretende situar a Andalucía entre las comunidades con menos peso impositivo, solo por detrás de Madrid y Castilla León y sólo en algunos tramos de renta. La bonificación será de medio punto hasta las rentas de 60.000 euros y de un punto a partir de estas a partir de 2020. Juan Bravo ha justificado una mayor descarga impositiva en las rentas altas por la rebaja de impuestos que el Gobierno del PP hizo a las más bajas esta legislatura. En cuatro años, el tipo máximo bajará tres puntos de forma progresiva. La rebaja del IRPF será la que mayor impacto tenga en el Presupuesto de la Junta: 149,8 millones de euros en 2023.

Transmisiones patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

La Junta también hará efectiva de inmediato una rebaja fiscal en beneficio de las familias numerosas, a las que se les reducirá más de un 50% la tarifa que pagan por la compra de una vivienda, bien sea de primera mano o de segunda. En el caso primero el impuesto aplicable es el de actos jurídicos documentados y en el otro el de transmisiones.

Más de 130.000 familias se pueden beneficiar de esta bonificación siempre y cuando el valor de la vivienda no supere los 180.000 euros. Por una casa por este precio, una familia pagaba hasta ahora 14.400 euros en concepto de transmisiones o 2.700 por actos jurídicos documentados. El ahorro sería de 8.100 euros en el primer caso y de 2.520 euros en el segundo, Además de las familias numerosas, el decreto también contempla como beneficiarios a las empresas en la compra de inmuebles.

El Gobierno andaluz fue el primero en establecer un tipo del 2% para las empresas y autónomos que decidieron tributar a través del IVA la adquisición de inmuebles, lo que, en opinión del consejero de Hacienda, castigaba a estas. Ahora Andalucía será la primera comunidad que aplique una reducción del 2% al 1,5% del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) a las empresas y autónomos que adquieran inmuebles con la renuncia a la exención del IVA. Con ello el Gobierno andaluz quiere contribuir a que las pymes andaluzas dispongan de mayor liquidez y contribuye a un mayor dinamismo de la economía.