Junta y UGR firman un convenio para identificar a las víctimas de la Guerra Civil y los niños desaparecidos y dados en adopción

El acuerdo dota de un millón de euros la colaboración con el Instituto Genyo de investigación genética

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSASEVILLA

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha presidido este mediodía la firma de un convenio entra la Administración autonómica y la Universidad de Granada para la identificación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura a través del Instituto Genyo dedicado a la investigación genética. La presidenta ha anunciado que el acuerdo incluye las pruebas genéticas sobre los niños desaparecidos y dados en adopción en España, un drama que tiene a muchas familias reivindicando ayudas para ello. La Junta dotará con un millón de euros los trabajos, auspiciados en aplicación de la Ley de Memoria Democrática e Histórica autonómica.

La presidenta ha elogiado el trabajo del profesor Lorente en el Instituto Genyo y recuerda que Granada figura entre las ciudades pioneras en contar con un banco de ADN. «Todas las personas tienen derecho a saber de sus familiares fallecidos y que tengan un entierro digno. Nuestro compromiso y obligación es facilitar que sea así», ha manifestado Díaz. La presidenta también ha subrayado la novedad de incluir en el programa a los bebés desparecidos. «Es un paso importante para conocer qué pasó y no vuelva a pasar», ha subrayado.

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha subrayado el compromiso de esta institución para el desarrollo de la ley de Memoria Histórica y ha defendido su misión de «velar por el conocimiento y ponerlo al servicio de la sociedad».

El acuerdo incluye la cooperación de las consejerías de Presidencia; Conocimiento, Investigación y Universidad; y Salud con el mencionado Instituto Genyo.

Fotos

Vídeos