La Junta cifra en 315 millones de euros el impacto de los aranceles de EE UU en las exportaciones agroalimentarias

Carmen Crespo, durante la rueda de prensa/E. P.
Carmen Crespo, durante la rueda de prensa / E. P.

El Ejecutivo PP-Cs considera que aún hay margen de negociación y pide al Gobierno de España que actúe

María Dolores Tortosa
MARÍA DOLORES TORTOSA

La Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible ha cifrado en 315 millones de euros el impacto de los aranceles de EE UU en las exportaciones agroalimentarias tomando como referencia los datos de 2018, según ha informado la titular de esta cartera, Carmen Crespo, en el Consejo de Gobierno. Tanto Crespo como el portavoz, Elías Bendodo, han instado al Gobierno de España a activar toda la diplomacia para intentar minimizar este impacto antes del día 18 cuando Estados Unidos publicará el listado de alimentos y otros productos afectados por el incremento de las tasas a las importaciones y el porcentaje de estas. Hasta ahora ha advertido de que la subida rondará un 25%.

En opinión de Crespo, «aún existe margen de negociación». La esperanza de la Junta está depositada en la reunión del día 14 entre Estados Unidos y la Unión Europea en el llamado Organismo de Solución de Diferencias. Bendodo ha remarcado que la Junta de Andalucía poco puede hacer, pero sí espera que el Gobierno «esté a la altura». Ha pedido a este que afronte con urgencia y con rigor la situación para frenar el perjuicio que los nuevos aranceles pueden acarrear a las exportaciones agroalimentarias andaluzas.

El aceite, la aceituna, queso, almendras, arroz, pulpo, cangrejo y vino de Jerez son los productos más vendidos a Estados Unidos, cuyo mercado representa cerca del 6,5% de las exportaciones agroalimentarias. En 2018 las ventas alcanzaron los 680 millones de euros, lo que sitúa a Estados Unidos en el primer destino no comunitario de los productos andaluces. Los principales productos son el aceite de oliva, con 329 millones de euros (el 50% del total); aceitunas, con 142 millones de euros (21%); otros aceites, con 61 millones de euros; arroz, con 20 millones de euros; pulpo con 19 millones de euros; almendra, con 12 millones de euros; queso con 10 millones de euros; cangrejo con ocho millones de euros; y vino de Jerez, con cinco millones.

Aún no se sabe qué gravamen les aplicarán, pero el Gobierno andaluz es consciente de que esta Comunidad será la más perjudicada en caso de que la amenaza estadounidense se haga realidad, ya que supondría en torno al 40% de las exportaciones españolas al citado país. Crespo ha explicado que el cálculo del impacto es complicado puesto que cada producto soporta ahora unos códigos arancelarios diferentes, por lo que no es viable una aplicación del 25% a todos ellos. Como ejemplo fuentes de la Junta citan el del aceite de oliva. Es el producto más exportado, pero el hecho de que el 50% sea a granel, estaría libre de la nueva presión arancelaria. Contando con estas reservas, el estudio de la Junta apunta a 120 millones de euros al año de incremento del precio de los productos citados en el punto de venta.

Más información

La impresión recibida por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, en su reciente visita a Bruselas tras entrevistarse con el comisario de Agricultura, Phil Hogan, es la de que poco se puede hacer por los aranceles ya decididos por Estados Unidos, pero sí trabajar para que no afecten a otros productos en el futuro.

La Junta por el momento mantiene la esperanza, según Crespo, pero también se prepara para lo peor, por lo que exige al Gobierno de España medidas compensatorias. Entre ellas que se demande en Bruselas la actualización de los umbrales de referencia para la activación del almacenamiento privado del aceite de oliva. También pide que si se articulan ayudas por distorsión del mercado desde la UE, estas no se financien con los fondos de reserva de crisis de la Política Agraria Común (PAC), cuyo objetivo es respaldar a los productores en otras circunstancias propias de los mercados agrarios. También propone la promoción de los productos para la búsqueda de nuevos mercados en países emergentes.