Expertos aseguran que el término 'mena' es «deshumanizante» para los niños migrantes

Expertos aseguran que el término 'mena' es «deshumanizante» para los niños migrantes

La asesora del Defensor del Pueblo en inmigración afirma que la calificación como 'Menores de Edad No Acompañados' les resta «dignidad»

IDEALVélez-Málaga

El presidente del Comité de los Derechos del Niño, Luis Pedernera, y la doctora en Derechos y asesora responsable del Defensor del Pueblo en inmigración, Elena Arce, señalaron ayer que el término 'mena' (Menores de Edad No Acompañados) es «deshumanizante» para los niños migrantes. Arce, que participó ayer en una conferencia dentro de los cursos de verano organizados en Vélez-Málaga por la Universidad de Málaga, señaló que este término sirve para «cosificar y quitar la dignidad» a estos niños que llegan a España.

«No hay nada más horroroso que la abreviación», reconoció Arce, que añadió que la utilización de este término, cada vez más utilizado, no representa a este grupo. Pedernera reconoció que «los conceptos cuando tienen una carga estigmatizante causan problemas», pues este grupo está formado por «niños con condiciones de migrantes», ya que «el término menor era un concepto que se cuestionó» porque se indicaba una condición con carga estigmatizando «de lo que el niño no era o no hacía» a diferencia del adulto. Ante este término con «carga estigmatizante», Pedernera apostó por referirse a este grupo de migrantes «a partir de sus potencias» y utilizar el término «niños y niñas migrantes».

Durante la conferencia Arce hizo referencia a las condiciones en las que se realizan las entrevistas a la llegada a España de estos niños y niñas, ya que «no se realizan en un entorno amigable ni se les pregunta qué les pasa o qué quieren», una situación que se complica aún más al «no encontrar un contexto adecuado». «La primera entrevista sirve para muy poco, la adulta con la que la niña se va a encontrar cuando llega no está en el contexto para encontrar la solución más idónea», reconoció Arce, que concretó la importancia del código cultural a la hora de realizar estos encuentros a los migrantes menores.

Para solventar esta situación, Arce recomendó que los profesionales realicen las entrevistas a estos niños migrantes «sin causar daño, sin preguntar varias veces e intentando sacar información de manera indirecta» para crear «un ambiente más favorable para poder atender a estas personas» de forma adecuada.