Detienen a una mujer en Mijas acusada de apuñalar a su pareja mientras dormía

Detienen a una mujer en Mijas acusada de apuñalar a su pareja mientras dormía

La mujer indicó a los guardias civiles dónde se encontraba el cuchillo de cocina con el que, supuestamente, había atacado al hombre y reconoció la agresión

ÁLVARO FRÍAS Y JUAN CANO

Agentes de la Guardia Civil han detenido en la localidad malagueña de Mijas a una mujer, de nacionalidad española y de unos 41 años de edad, acusada de haber apuñalado a su pareja. Las fuentes consultadas por este periódico han indicado que la supuesta agresión habría tenido lugar cuando la víctima dormía, informa SUR.

Las alarmas saltaron sobre las 00.40 horas de la madrugada de este jueves. Fue entonces cuando un vecino llamó al Servicio de Emergencias 112 Andalucía para alertar de que había encontrado a un hombre tirado en el suelo y que estaba ensangrentado. Asimismo, dio otra pista clave sobre lo que había ocurrido, ya que dijo que también había escuchado los gritos de una mujer.

Ante esta situación, desde el servicio de emergencias de la Junta de Andalucía se dio aviso a los efectivos sanitarios y a la Guardia Civil. Así, fueron los agentes del Área de Prevención de la Delincuencia del Puesto Principal del Instituto Armado en Mijas quienes se desplazaron rápidamente hasta el lugar de los hechos.

En concreto, el operativo se llevó a cabo en la calle Zeus, situada en la urbanización Riviera del Sol de la citada localidad costasoleña. Una vez en el lugar de los hechos, los guardias civiles comprobaron que el hombre, también de nacionalidad española y de 51 años de edad, presentaba una herida de arma blanca en el pecho y se encontraba tirado en el suelo en un charco de sangre.

De hecho, hasta que los efectivos sanitarios llegaron a la zona, fueron los agentes del Instituto Armado quienes le practicaron las primeras asistencias al varón que se encontraba herido, taponándole la herida por la que sangraba abundantemente. Una vez que llegó la ambulancia, el hombre fue inmediatamente trasladado hasta el hospital Costa del Sol.

Eso sí, antes de marcharse dio a los guardias civiles su versión de lo ocurrido. Relató que estaba acostado y que su pareja sentimental le había apuñalado de forma sorpresiva, sin ningún motivo, tras lo que salió de la casa como pudo y pidió ayuda a unos vecinos.

Los guardias civiles no tardaron en dar con la casa en la que vive este hombre. Se encontraba situada a solo unos metros del lugar en el que fue hallado tirado en el suelo y ensangrentado. Las fuentes han informado de que dejó un rastro de sangre, en la calle y por las paredes de la casa, que los investigadores siguieron.

Al parecer, en el interior de la vivienda se encontraba la sospechosa, escondida en la habitación principal. Siempre según han asegurado las fuentes consultadas por este periódico, la mujer habría reconocido ser la autora de la agresión, asegurando que quería matar a su pareja porque era un terrorista.

De hecho, fue ella misma quien indicó a los agentes que el arma que, supuestamente, había utilizado en la agresión se encontraba en la mesa del comedor. Allí fue hallado un cuchillo de cocina con la hoja ensangrentada, tras lo que fue detenida como presunta autora de un delito de homicidio en grado de tentativa.

En cuanto al hombre apuñalado, ingresó en Urgencias del Hospital Costa del Sol con una herida de arma blanca en el tórax. En el área de Observación se le practicaron diversas pruebas, tras lo que se determinó que su estado no revestía de gravedad, según han informado fuentes sanitarias.

El caso continúa abierto. Agentes de la Guardia Civil están llevando a cabo una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se han producido estos hechos.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles han felicitado a sus compañeros por la intervención. Además, han aprovechado la ocasión para criticar que la Benemérita no les proporcionan la formación ni los materiales adecuados para intervenir en estas situaciones, asegurando que la actuación se realizó con medios particulares.