Un centenar de ciudades de fuera de Andalucía se suman a las protestas feministas de hoy

Un centenar de ciudades de fuera de Andalucía se suman a las protestas feministas de hoy

Tras la concentración prevista este mediodía en Sevilla y que se reproducirá en todas las capitales andaluzas por la tarde, más de cien ciudades repartidas por toda la geografía clamarán para que no se retroceda en los derechos de las mujeres

R. I.

Colectivos feministas han convocado movilizaciones en casi un centenar de ciudades y localidad de toda España bajo el lema 'Ni un paso atrás en igualdad. No Negociamos« en solidaridad con las mujeres de Andalucía y contra los postulados de Vox. Las manifestaciones se producen el mismo día del debate de investidura del candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien previsiblemente saldrá elegido líder del Ejecutivo con los apoyos de Ciudadanos y Vox.

Estas movilizaciones tendrán lugar a partir de las 19.00 horas y, de manera simultánea, se celebrarán en todas las provincias andaluzas. Hay convocatorias en numerosos puntos de la geografía española como Madrid (Puerta del Sol), Barcelona (Plaça Sant Jaume), Valencia (Plaza del Ayuntamiento), Badajoz (en la Delegación del Gobierno), Bilbao (Plaza del Arriaga), en Santiago de Compostela (Praza 8 de marzo, a las 20.00 horas), o en Zaragoza (Audiencia Provincial).

También hay convocatorias en Valladolid, A Coruña, Albacete, Alicante, Bilbao, Burgos, Cáceres, Castellón, Ceuta, Ciudad Real, Donostia, Guadalajara, Las Palmas de Gran Canaria, León, Lleida, Logroño, Melilla, Mérida, Murcia, Pamplona, Toledo, Santiago de Compostela, Salamanca o Segovia, además de diversos municipios. En el exterior también se han convocado protestas; concretamente en Berlín, Bristol, Buenos Aires y París.

Aparte de estas concentraciones, que se celebrarán por la tarde, habrá una a las 12.00 horas frente al Parlamento de Andalucía en Sevilla, durante la celebración del debate de investidura.

Impedir el retroceso en derechos

La Unión General de Trabajadores (UGT) y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) han mostrado su apoyo a las movilizaciones de este martes 15 de enero convocadas en toda España para «impedir el retroceso en los derechos de las mujeres».

La FELGTB ha criticado «la proliferación de los discursos de odio en los órganos de gobierno de Andalucía» y ha advertido de «un retroceso en el grado de respeto a los derechos y las libertades de las personas».

«Abrir debates ampliamente superados como el cuestionamiento de la Ley de Violencia de Género o el matrimonio igualitario, no tiene sentido en pleno siglo XXI», ha señalado la presidenta de la FELGTB, Uge Sangil, quien ha añadido que «los partidos que gobiernan deberían tener puesta la mirada hacia el futuro, en lugar de ceder ante discursos machistas y LGTBIfóbicos con tal de conseguir el acceso al poder».

Desde UGT han indicado que no están dispuestas «a permanecer mudas ante la lluvia diaria de falacias alentadas por VOX, un partido ultraderechista recién llegado» y ha añadido que «hay que informar de cuál es la realidad que, conscientemente, retuerce y falsea este grupo político y que atenta directamente contra el derecho de las mujeres».

«Con citas electorales la próxima primavera, se impone la necesidad de que, especialmente las mujeres por lo mucho que nos jugamos, ejerzamos nuestra responsabilidad democrática y dejemos claro que nuestros derechos son intocables y que no hay pacto posible con quienes defienden en las instituciones las pretensiones de los violentos», ha manifestado el sindicato.

En este sentido, ha recordado que la Ley Integral contra la Violencia de Género se aprobó por unanimidad de todos los grupos parlamentarios en 2004 y «convirtió a España en el país más avanzado en materia de protección a las mujeres».

Por ello, reclama a la ciudadanía participar en las movilizaciones convocadas para este martes y «en las que tengan lugar en los próximos meses para proteger los derechos de las mujeres y protestar contra los partidos políticos que tengan la intención de mercadear con estos derechos». «No podemos ceder. Ni un paso atrás», ha apostillado.