Arrancan las excavaciones del plan director del Castillo de Teba

Arrancan las excavaciones del plan director del Castillo de Teba

La actividad tendrá un coste de 45.000 euros y cuenta con la colaboración de la Universidad de Granada y de la Universidad de Reading | Se trata de una de las actuaciones más importantes de este monumento, que es de los más grandes de su periodo en Andalucía

FERNANDO TORRES

Los trabajos de obtención de datos históricos en el Castillo de la Estrella contemplados en su plan director ya han comenzado tras años de lucha por recuperar el valor de este monumento. Los trabajos se desarrollarán mediante una excavación planificada a lo largo de cuatro meses. Un total de 16 arqueólogos, coordinados por el malagueño Paco Melero llevarán procederán al levantamiento topográfico y a realizar la planimetría, además del registro de unidades estratigráficas de la zona, inventariado de materiales y a la redacción de la memoria definitiva.

Los trabajos fueron autorizados por la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía hace dos meses y serán financiados de forma íntegra por el Ayuntamiento de Teba, según informa SUR. La actividad tendrá un coste de 45.000 euros y cuenta con la colaboración de la Universidad de Granada y de la Universidad de Reading, que suman numerosos voluntarios a la plantilla permanente que se encargará de las excavaciones.

La finalidad del proyecto es recabar la información suficiente para habilitar el posterior proyecto de restauración que el Consistorio está planificando para finales de 2020 y que se sumará a a la próxima rehabilitación de la Torre del Homenaje, el Patio de Armas y la Torre Albarrana. Ambos proyectos, igualmente, cuentan ya con financiación.

En palabras de Cristóbal Corral, alcalde de Teba, estos trabajos son mucho más que una labor arqueológica. «En 2015 adquirimos el compromiso de saldar con nuestro Castillo una deuda histórica: su dignificación. Tras cuatro años de luchas y esfuerzos, por fin comienzan a verse los primeros resultados».

Desde que ese castillo se levantó en lo más alto de Teba a finales del siglo XII, ha sido una pieza clave en el desarrollo de las civilizaciones de la comarca Guadalteba y toda la provincia de Málaga. Se trata, además, de una de las fortalezas militares más grandes y mejor conservadas de Andalucía, ya que está prácticamente virgen y se mantiene sin intervenciones ni reformas posteriores a las hechas por los pueblos que lo habitaron.

Desde principios de 2018, el monumento cuenta con un plan director aprobado por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía con el que se pretende poner la estructura y su entorno a la altura de su valor histórico. Ambas instituciones invertirán dos millones de euros con los que adecuar los más de 25.000 metros cuadrados de recinto amurallado y convertir el enclave en la punta de lanza turística y cultural de la comarca.

El primero de los pasos de este plan director era un estudio geológico y arqueológico que ahora comienza. La zona nunca ha sido excavada con fines de conservación, por lo que los responsables esperan encontrar numerosos restos de gran valor. Una vez este trabajo concluya, se reformarán los correspondientes accesos, se pavimentarán algunas zonas y se reformarán las torres más débiles del recinto.