Adelante mantiene la bicefalia con la baja de Teresa Rodríguez al sustituirla Ángela Aguilera

Ángela Aguilera y Antonio Maíllo en la última sesión de control al presidente en el Parlamento. /E. P.
Ángela Aguilera y Antonio Maíllo en la última sesión de control al presidente en el Parlamento. / E. P.

La portavoz adjunta asume la presidencia del grupo parlamentario y se turna con Antonio Maíllo en las interpelaciones al presidente de la Junta

María Dolores Tortosa
MARÍA DOLORES TORTOSASEVILLA

La baja de Teresa Rodríguez por su maternidad el pasado día 6 de marzo ha implicado cambios en el grupo parlamentario de Adelante Andalucía. Este grupo mantiene la bicefalia que ejercían la coordinadora general de Podemos Andalucía y el coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo. Aunque en un principio se barajó que Maíllo, portavoz, sustituyera a Rodríguez como líder de Adelante toda la baja maternal, no ha sido así. La portavoz adjunta, Ángela Aguilera, de Podemos, ha sido nombrada presidenta del grupo en sustitución de Teresa Rodríguez. También, como se ha visto en los dos últimos plenos del Parlamento, Aguilera ha sido quien ha interpelado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, en las sesiones de control.

Aguilera y Maíllo se alternarán en este cometido, según han confirmado desde Adelante. La explicación que dan es que la confluencia siempre apostó por una portavocía coral en las sesiones de control al presidente. Esta fórmula es herencia de la estructura de Podemos de la pasada legislatura, si bien Teresa Rodríguez dejó pocas veces su lugar en las sesiones de control y nunca en los plenos sobre el estado general de la Comunidad. De hecho fue Teresa Rodríguez quien intervino en los plenos de constitución del Parlamento y en la sesión de investidura de Juanma Moreno. En esta fue la última vez que habló en nombre del grupo, ya que al acabar su intervención, el pasado 16 de enero, se indispuso debido a su avanzado embarazo y desde entonces estuvo de baja hasta su maternidad.

Los cambios han desdibujado al grupo Adelante en una etapa decisiva, la de adaptarse a una confluencia parlamentaria. Ya no son dos partidos, Podemos e Izquierda Unida, aliados en una estrategia parlamentaria, sino un solo grupo en la Cámara con dos partidos dentro, una experiencia insólita en Andalucía, aunque no en las Cortes Generales. Cualquier decisión o iniciativa debe negociarse y coordinarse, incluidas las de control al presidente, la de mayor visibilidad en la Cámara.

El paso de Ángela Aguilera al primer plano con Antonio Maíllo aunque solo sea temporal aún no ha cuajado del todo. Hay que tener en cuenta que la confluencia de Podemos e IU en Andalucía se debe en gran parte a la sintonía personal entre Rodríguez y Maíllo. El resultado electoral, con 16 diputados, cuatro menos de lo que sumaban por separado Podemos e IU, tampoco ayuda.

Lo curioso de esta nueva bicefalia temporal de Adelante Andalucía es que Maíllo y Aguilera son dos viejos conocidos. La portavoz adjunta, cabeza de lista por Cádiz, conocía ya el Parlamento andaluz al haber sido hace veinte años diputada por Izquierda Unida. Es una política correosa de grandes convicciones políticas, tantas que rompió con IU cuando los pactos de la formación izquierdista con el PSOE en las elecciones municipales de 1999 y generales de 2000, en la época de Francisco Frutos como coordinador general.

Abandonó Izquierda Unida y ahora en Podemos vuelve con IU al Parlamento que dejó hace dos décadas. Aguilera quita importancia a este proceso personal. Recuerda que Teresa Rodríguez también perteneció a Izquierda Unida en su juventud y asegura que la confluencia fluye gracias a lo pactado entre las dos formaciones. «Si había diferencias las limamos hace meses», afirma.

Aguilera y Maíllo representan a Adelante Andalucía en la junta de portavoces del Parlamento, aunque es el de IU el portavoz; también coordinan en las reuniones de dirección las estrategias conjuntas que pasan por marcar distancias con el PSOE en la oposición al PP-Cs y defender la gestión pública cien por cien de los servicios básicos.