Casado niega que los 'populares' hayan ofrecido a Podemos la presidencia del Parlamento andaluz

Avisa a Díaz que el PP no le resolverá los problemas que ha creado y le emplaza a buscar acuerdo con Ciudadanos o Podemos

EUROPA PRESS madrid

El portavoz del Comité de Campaña del PP, Pablo Casado, ha negado este jueves que los 'populares' andaluces hayan ofrecido a Podemos la presidencia del Parlamento autonómico en su intento de conseguir que el PSOE les 'ceda' uno de sus tres puestos en la Mesa.

"Me dicen los míos que no es así", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press en la que, no obstante, ha defendido que el PP, con 30 escaños en el Parlamento debería tener dos puestos en la mesa, y no sólo uno, igual que IU con sus cinco diputados.

A su juicio, lo que está pasando con la mesa es lo mismo que va a pasar con la gobernabilidad y es fruto de la decisión de Susana Díaz de adelantar las elecciones. "Tiene que desbloquear la situación que ella misma ha creado", ha dicho.

Casado ha dejado claro que el PP se comprometió a respetar que gobierne la lista más votada en las elecciones, así que no presentará alternativa de Gobierno, pero una cosa es eso y otra "facilitar" el gobierno a Susana Díaz, después de que ella haya rechazado todas las propuestas del candidato 'popular', Juanma Moreno.

No obstante, no ha aclarado si el PP mantendrá su voto en contra de la investidura de Díaz cuando se llegue a la segunda votación y sólo ha dicho que el PP ejercerá una oposición "firme y responsable". Ya que se ha cumplido el pronóstico del PP de un Parlamento "más fragmentado y más ingobernable", cree que Díaz debería dejar de "lanzar mensajes retadores y bastante impertinentes" a todos los partidos.

En lugar de eso, cree que debería "consolidar una mayoría de gobierno" con Ciudadanos, ya que su candidato, Juan Marín, ya gobierna con el PSOE en Sanlúcar (Cádiz) o con Podemos, ya que "parece que en esa transversalidad que predica Pablo Iglesias puede entrar también el PSOE". Así, ha emplazado a Díaz a no buscar en el PP los problemas que ha creado ella misma: "No estamos para eso".

Por otro lado, el dirigente 'popular' ha opinado que Moreno debe seguir al frente del PP andaluz, porque lleva poco tiempo, porque dijo que su objetivo era quedarse y porque ha hecho una buena campaña, aunque ha reconocido que al PP no le gusta no ganar.

Analizando el resultado de las elecciones andaluzas, ha apuntado, por un lado, que le "extraña" que la corrupción "no pase factura", y también que el PP tiene que poner el foco en los pueblos de menos de 50.000 habitantes.

Según ha dicho, en Andalucía el PP gana al PSOE en las ciudades de más de 100.000 habitantes por dos puntos y pierde frente a él, por un punto, en las que tienen entre 50.000 y 100.000. Sin embargo, la brecha se abre hasta 18 puntos a favor del PSOE en las localidades de menos de 50.000 habitantes.