Felipe VI recibe a los presidentes del Congreso y Senado

El Rey saluda a Meritxell Batet. /Efe
El Rey saluda a Meritxell Batet. / Efe

Es el primer paso para iniciar la ronda de consultas tras la que el Rey propondrá a Pedro Sánchez para la investidura

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Felipe VI ha recibido esta mañana en audiencia a los recién elegidos presidentes del Congreso y Senado, quienes han dado cuenta al jefe del Estado de las composiciones de las mesas de ambas cámaras legislativas.

La primera en llegar a Zarzuela ha sido Meritxell Batet. La exministra de Política Territorial ha posado junto al Monarca antes de mantener la primera reunión conjunta. Una hora después el turno ha sido para el también socialista Manuel Cruz.

La visita de los presidentes de ambas cámaras al monarca supone el primer paso ante la ronda de consultas que Felipe VI abrirá en breve con los líderes políticos antes de proponer un candidato a la investidura. Será en los próximos días cuando Batet elabore la lista con los representantes que participarán en los contactos y se la entregue al jefe del Estado, que no interviene en su confección.

Esta ocasión se presenta mucho más sencilla para el jefe del Estado que las rondas que tuvo que llevar a cabo tras las generales de 2015 y 2016. En el primer caso, Mariano Rajoy rehusó postularse a la Presidencia, pese a ser el ganador de las elecciones. Tras un segundo encuentro con los dirigentes de los principales partidos, el monarca propuso a Pedro Sánchez, pero el socialista no logró la mayoría necesaria en el Congreso debido al voto en contra de Podemos.

Aún no hay fecha para iniciar esta ronda de consultas, aunque el PSOE baraja la última semana de junio o primera de julio para intentar una investidura a la que con toda seguridad se presentará el presidente en funciones. Sánchez necesitará obtener la mayoría absoluta -176 escaños- en primera votación o mayoría simple en la segunda, para lo que necesitaría, como mínimo, una asbtención de Esquerra o Junts per Catalunya. De no lograrla, comenzaría a correr el reloj para una nueva convocatoria electoral en un plazo de dos meses.

JxCat designará a Jordi Sànchez para que acuda a la ronda con el Rey

Por Cristian Reino

El independentismo se ha propuesto aprovechar cada ocasión que se le presente en esta legislatura para poner en marcha su política de gestos. Después de la escenificación en la sesión constitutiva de las Cortes, con la presencia protagonista de los cinco parlamentarios presos, el siguiente capítulo, al margen del de la suspensión, puede vivirse durante la ronda de contactos que el Rey celebrará con los representantes de los grupos previa a la investidura del presidente del Gobierno.

Junts per Catalunya dejó ayer caer que su intención es que su jefe de filas en el Congreso, Jordi Sànchez, sea quien acuda al encuentro con Felipe VI, lo que depararía una imagen de impacto entre el jefe del Estado y el dirigente encarcelado y procesado por rebelión. La formación soberanista tendrá además que pedir permiso al Tribunal Supremo para que Sànchez salga de la prisión de Soto del Real y se desplace, como ya hizo el martes para acudir al Congreso, al Palacio de la Zarzuela.

Desde las filas secesionistas no creen que una eventual suspensión de los diputados procesados pueda suponer un impedimento para que Sànchez participe en las consultas, ya que hay precedentes de dirigentes políticos que se reunieron con el Rey en este ámbito sin ser diputados en las Cortes. Es el caso de Javier Fernández, cuando era presidente de la gestora del PSOE, al inicio de la pasada legislatura. Esquerra, mientras, seguirá una estrategia distinta a la de sus socios. Los republicanos no han adoptado ninguna decisión pero a día de hoy se decantan por no enviar a ningún representante, como rechazo a Felipe VI, como ya hicieron en 2015 y 2016 cuando su entonces portavoz parlamentario Joan Tardá declinó participar en las consultas.