Casi 650 cruceristas llegan mañana a Motril en un buque de lujo

El buque Náutica ya atracó en Motril el pasado mes de mayo./IDEAL
El buque Náutica ya atracó en Motril el pasado mes de mayo. / IDEAL

El crucero de lujo Náutica pasa por segunda vez este año por la dársena granadina

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

El crucero de lujo Náutica, uno de los grandes esta temporada, atraca mañana en el puerto de Motril coincidiendo con festividad de la Virgen del Pilar. El buque lleva 643 pasajeros a bordo, de los que la mitad tendrán la posibilidad de visitar la ciudad. A estos se suman los casi 400 tripulantes, de los que muchos suelen aprovechar los puertos de destino para conocer el entorno de los lugares donde atracan. Como es habitual habrá dos autobuses lanzadera operativos desde las ocho y media de la mañana hasta las cuatro de la tarde conectando el muelle con Motril. Por otra parte, personal de la oficina de Turismo ofrecerá a bordo del buque información sobre las distintas rutas que pueden hacer por la ciudad.

El crucero Náutica llega por segunda vez a la dársena granadina, la anterior fue en mayo, y es la cuarta escala de la compañía esta temporada. El Sirena, de la naviera Oceanía Cruises, estuvo atracado en julio y septiembre.

Como es habitual, cuando los cruceristas lleguen habrá degustación de repostería típica de la zona, dentro de la acción de promoción conjunta que desarrollan la Diputación Provincial de Granada y el Ayuntamiento de Motril, y que tan buena acogida tiene entre los pasajeros.

El presidente del Puerto, José García Fuentes, ha destacado «el potencial económico que la industria del crucero puede suponer para la ciudad».

El crucero Náutica, propiedad de la compañía Oceanía Cruises, llega a Motril mañana sábado procedente de Cádiz y su próximo destino será Alicante, dentro de un recorrido que se inició en Southampton (Inglaterra) y finalizará en Barcelona, después de haber escalado en puertos de Francia, y Portugal. A bordo viajan ciudadanos en su mayoría estadounidenses que han pagado entre 4.700 y 12.700 euros por pasaje, de ahí que esté incluido en la categoría Luxury. El buque cuenta con cuatro restaurantes, bares, gimnasio, spa, un casino y 342 suites y camarotes de lujo. Con una eslora de 181 metros, el barco, que fue totalmente remodelado en el año 2014, está consignado por López Guillen.